miércoles, 19 de octubre de 2011

Gilad Shalit, soldado secuestrado hace más de 5 años regresó hoy a Israel, a cambio de la liberación de 1.027 terroristas detenidos en Israel.

Una nación entera ha estado esperando este momento: Después de más de cinco años secuestrado por Hamas, Gilad Shalit regresó hoy a Israel, a cambio de la liberación de 1.027 terroristas detenidos en Israel.




Video que registra uno de los primeros momentos de Gilad libre. “Shalom Gilad, Baruj Haba (Hola Gilad, Bienvenido), me llamo Itzik y soy el director médico del ejército israelí”.
.
Shalit, que no ha sido visitado por personal humanitario internacional en más de cinco años, fue trasladado a la terminal fronteriza de Rafah, donde fue entregado a las autoridades egipcias, quienes a su vez lo entregaron al Ejército israelí.



Una de las primeras imágenes de Gilad libre,
cuando se comunicaba telefónicamente con su familia





En buen estado de salud, aunque delgado, exhausto y pálido, Gilad regresó a Israel.
Según se sabe, Shalit fue transferido de la Franja de Gaza a Egipto, y de allí a Israel. Al mismo tiempo, unos 477 prisioneros fueron liberados de las cárceles israelíes, como parte de la primera fase de la operación. La segunda fase se implementará dos meses después, y verá la liberación de 550 prisioneros adicionales, seleccionados por Israel.
El soldado Gilad Shalit dijo a la televisión egipcia, que sus secuestradores de Hamás lo trataron bien durante los cinco años de cautiverio, y que se sentía aliviado de verse finalmente rodeado de gente, tras su liberación al arribar al territorio egipcio. “Estoy muy emocionado. No he visto gente desde hace mucho tiempo. Extraño a mi familia y a mi gente. Extraño hablar con ellos”, expresó el soldado instantes después de ser liberado. Agregó que supo hace una semana que se estaba preparando su intercambio, y que espera que los liberados no regresen a la violencia.
Funcionarios de las FDI (Fuerzas de Defensa de Israel) recibieron a Shalit en Egipto, con el objeto de identificarlo y efectuarle los exámenes médicos preliminares. Luego fue trasladado en avión a una base militar en el centro de Israel, donde se reunió con su familia. Finalmente, fue llevado por un helicóptero a su casa familiar en Mitzpe Hila. Un equipo de psicólogos militares acompañó a Shalit durante todo el procedimiento.
Con el objeto de evitar el frenesí de los medios de comunicación, la unidad del portavoz de las FDI documentó el retorno de Shalit y la reunificación familiar, y entregó las imágenes a los medios de comunicación de una manera ordenada.

Gilad se abraza con su padre. A un costado, el PM de Israel
.
El establishment de seguridad declaró que permitirá a Shalit pasar varias semanas con su familia cercana antes de interrogarlo sobre su tiempo en cautiverio.
El miércoles pasado el jefe del Shin Bet, Yoram Cohen, dijo que “el 90% del acuerdo Shalit se decidió hace tres años. No empezamos de cero en julio. La lista de los nombres se acordó hace mucho tiempo y las negociaciones, de hecho, se centraron en quién va adónde y quién recibe a los deportados”.
Preparando vestimentas para conmemorar el regreso de Shalit (17/10/2011)

Cohen agregó que “en las conversaciones iniciales ya entendimos que estaban dispuestos al compromiso. Presentaron su demanda de liberar a 1.400 prisioneros y permitir que Israel eligiera a los 25 asesinos “pesados” de una lista de 75. Ni Israel ni Hamas se rindieron“.
Además, Cohen dijo que Israel accedió a liberar a otros cinco asesinos “pesados” que sufren de enfermedades crónicas sobre la base de “liberación humanitaria”.
De los 450 prisioneros hombres listados para ser liberados, 110 regresarán a sus hogares en la Margen Occidental y Jerusalem Oriental, 230 prisioneros que son residentes de la Margen Occidental serán deportados a Gaza o al extranjero, 131 prisioneros volverán a sus hogares en la Franja de Gaza y a seis prisioneros árabes-israelíes se les permitirá regresar a sus hogares en Israel.
Los prisioneros que retornarán a la Margen Occidental estarán sometidos a restricciones, que incluyen la prohibición de cruzar la Línea Verde o abandonar la Margen Occidental durante 10 años. Además, se les pedirá que informen al Distrito de Coordinación y Enlace de las FDI una vez al mes, y estarán restringidos a su distrito de residencia por un período de tres años.
Entre los prisioneros deportados al extranjero, Israel seleccionará 18 a los que se les permitirá regresar a la Margen Occidental y Jerusalem oriental en el plazo de un año; a otros 18 se les permitirá regresar en tres años, de conformidad con la finalización de su condena. A otros 55 se les permitirá regresar en cinco a 10 años, mientras que a otros 55 se les permitirá regresar sólo después de 20 a 25 años.
A otros 55 prisioneros liberados se les prohibirá la entrada a Israel de por vida.

Los terroristas que obtuvieron la libertad

Uno de los transportes que traslada a los terroristas liberados por Israel abandona la prisión Hasharon (madrugada del 18/10/11)

Israel publicó el domingo los nombres e inició el traslado de los 477 presos palestinos que fueron liberados por el acuerdo, una liberación masiva que asociaciones de víctimas del terrorismo trataron de impugnar ante el Tribunal Supremo.

Los prisioneros, dispersos en once penitenciarías israelíes, empezaron la mañana del domingo a ser concentrados en dos, la de Ktziot Prison, en el sur, en el caso de los 450 varones y la de Sharon, en el centro del país, para las 27 mujeres, incluída Amina Mona, una joven mujer que atrajo por Internet con engaños a un adolescente israelí de 16 años, Ofir Nahum, a una localidad palestina, El Bireh, donde fue emboscado por terroristas palestinos que lo asesinaron a tiros.

Todos los beneficiarios del canje son lo que Israel denomina “prisioneros de seguridad” y entre los que se encuentran condenados por el atentado con bomba contra el Café Moment en Jerusalén en 2002 donde murieron 12 personas.

También se excarceló a Naser Yataima, que planificó el ataque suicida contra el Hotel Park de Netanya en el que murieron 30 civiles, a Chris Al Bandak, arrestado por asesinar a 2 israelíes y herir de gravedad a otro, y a Musab Hashlemon, condenado a 17 penas perpetuas por enviar a dos suicidas contra un autobús en Beersheva en un atentado en que murieron 16 civiles en 2004. Todos estos reclusos son considerados “presos políticos” por Palestina.

Otros de los convictos que obtendrán la libertad serán Ibrahim Jundiya, que cumple 12 perpetuas, Fadi Mohamed Al Jabaa, condenado a 18 penas de por vida, o Mazen Muhammad Faqha, que planeó el atentado de 2002 contra un autobús cerca de Safed en el que murieron 9 pasajeros y cuatro decenas fueron heridos. También está Abed Alaziz Salaha, que en 2002 participó en el linchamiento y descuartizamiento, ante las cámaras de televisión, de dos soldados israelíes en Ramala.

También salió el responsable del doble atentado en Beer Sheba- Musab Ibrahim al Hashlimon – , que envió a los suicidas a estallar en dos ómnibus de pasajeros en la ciudad el 31 de agosto del 2004. Los atentados, cometidos con pocos minutos de diferencia entre uno y otro, en uno de los puntos más concurridos de la ciudad, en dos ómnibus que viajaban por la avenida central, cobraron la vida de 16 civiles y dejaron a más de 100 heridos. El más joven de las víctimas era un niño de tres años que estaba en brazos de su madre cuando fue la explosión.

Ibrahim Jundiya, responsable de haber enviado al terrorista a estallar en un ómnibus en la capital, el 21 de noviembre del 2002, fue otro de los que obtuvo su liubertad. La explosión fue a las 7.15 de la mañana, en el ómnibus número 20 que viajaba del barrio de Kiriat Menajem en dirección al centro. Era una hora en la que, como siempre, estaba repleto de niños y jóvenes en camino a clase. Murieron 11 civiles y más de 50 resultaron heridos. Entre los muertos había un niño de 8 años, dos de 13 y un adolescente de 16.

Otros de los excarcelados fueron Fadi Muhammad al-Jabba y Maed Abu Sarakh, dos de los planificadores del atentado en el ómnibus número 37 en la ciudad de Haifa el 5 de marzo del 2003. En el atentado murieron 17 personas. Entre los muertos había un padre y su hijo y nueve menores de edad.

Hamás no ha logrado lo que desde el principio de las negociaciones era una de sus exigencias fundamentales: obtener la liberación del carismático líder de Fatah Marwan Barghouti, el líder de Hamás Abdala Barghouti, y el líder del Frente Palestino de Liberación Popular, Ahmed Saadat, todos ellos condenados a penas perpetuas por asesinato.
Israel ni perdona ni olvida

Se indicó que los presos no han sido indultados, sino que su pena ha sido conmutada. Y así se hace constar en la documentación oficial que el presidente israelí Shimon Peres firmó para cada uno de los liberados, en la cual se puede leer que el país ni perdona ni olvida.
¿Cómo se llegó al acuerdo?
.
El punto muerto militar, la posición del Mossad y los servicios de seguridad, la flexibilidad de Hamas, el pedido de Abu Mazen ante la ONU, la intervención turca y las revueltas en el mundo árabe. Todo ello influyó en el Primer Ministro, Binyamin Netanyahu, para decidir llevar ante el gabinete, un trato para la liberación de Gilad Shalit, que provocará también la liberación de más de mil presos palestinos.
Seis rondas de “conversaciones de acercamiento” en El Cairo tuvieron lugar desde la primera señal en julio. El enviado especial David Meidan en una habitación, el jefe del brazo militar de Hamas, Ahmed Jabri, en otra habitación y los egipcios entre ellos. El jueves, Hamas presentó un borrador de acuerdo que condujo a Israel a la decisión de habilitar el cierre del tema y la elasticidad última fue acordada. El acuerdo marco fue firmado en sus titulares el día domingo hasta que se resolvieron finalmente los nombres. Detrás de la decisión se encuentran algunos “arquitectos”. El principal de ellos, el jefe de los servicios de seguridad, Yoram Cohen. Detrás de él, el Ministro de Defensa, Ehud Barak y junto a él el Jefe del Estado Mayor, Benny Gantz. Así también el jefe del Mosad, Tamir Pardo, quienes apoyaron el trato. Por sobre todos ellos, Netanyahu, que aceptó la pragmática y complicada decisión, en medio de una no simple pulseada. En Hamas, el arquitecto es Jabri, que obtuvo luz verde para una flexibilidad por parte del jefe del brazo político, Khaled Mashaal. Del lado egipcio, los encargados de la tarea son el jefe de la Inteligencia, Murad Muafi, quien se apoyó en el mediador alemán Gerhard Conrad.
Recientemente, Gantz y Cohen anunciaron firmemente su imposibilidad de proponer al gobierno un plan operativo práctico que permita la liberación con vida de Shalit. Con la asunción al cargo, Gantz y Cohen implementaron una nueva y fundamentada revisión de las posibilidades operativas y llegaron a la misma conclusión: la única vía para la liberación era un trato de liberación de prisioneros.
Barak puso su firma a esa conclusión tras verificar detalles y sugirió al Primer Ministro Netanyahu, evaluar el principio que sostuvo en su momento Itzhak Rabin, según el cual, si no existe la posibilidad de una operación militar, deben liberarse rehenes israelíes, sin alternativa, por medio de un trato de intercambio de prisioneros terroristas, por más difícil que ello sea.
El Ministro de Defensa, cumplió un rol decisivo en el convencimiento a Netanyahu de realizar el trato. A diferencia del pasado, en ésta oportunidad apoyaron también el jefe de los servicios de seguridad, Cohen y el jefe del Mosad, Tamir Pardo. Según fuentes destacadas, Cohen garantizó al Primer Ministro que su organización es capaz de supervisar las actividades de los presos “pesados” que serán liberados al territorio de Cisjordania e impedirles su desvío.

Israel obtuvo importantes logros, que dejan sin efecto, en gran medida, los peligros a su seguridad y acompañan al acuerdo. Entre los terroristas que no retornarán a Cisjordania, se encuentran también todos los terroristas, sospechosos, según Israel, de poder re-establecer la estructura de Hamas en Cisjordania. Solo 103 prisioneros palestinos, serán autorizados a retornar a Cisjordania y desde el punto de vista de Israel, se trata de un desafío posible.
La situación en el mundo árabe, también influyó en la decisión de Netanyahu. El Primer Ministro comprendió que el mediador alemán, Conrad, agotó su poder y que la suerte de la negociación residía en el régimen militar egipcio. En Israel existe un fuerte temor que ese régimen, con quien mantiene un diálogo fluído, pueda perder en algunos meses su poder de mediar y quedar bajo la influencia de Los Hermanos Musulmanes. Además, también el Consejo Militar Supremo que gobierna Egipto, requiere por éste momento un logro en el ámbito internacional y árabe.
Otro factor de peso, ha sido la situación en Siria. El régimen de Bashar Asad apoyó la concreción del trato a fin de mejorar su posición en el ámbito internacional. Puso en acción su influencia sobre la conducción de Hamas, con sitio en Damasco, para que flexibilice su postura. En Israel existía el temor que esa influencia, por más débil que fuera, desaparecería si el presidente es derrocado.
Esa es la “ventana de oportunidades” sobre las que se hablaba en Jerusalem. Una ventana posible de cerrarse, en caso de continuar las revueltas en el mundo árabe.

Ex prisioneros de guerra: Shalit precisa alejarse de los medios de comunicación

Ex prisioneros de guerras israelíes dijeron que la recuperación de Gilad podría enfrentar obstáculos emocionales tras pasar cinco años en manos del enemigo y probablemente confinado en solitario.

Pero dijeron también que el país ha aprendido de los errores pasados en el trato a los prisioneros de guerra del Ejército de Defensa de Israel y eso podría beneficiar el regreso a su hogar.

Arik Avneri, un piscólogo clínico que se especializa en el tratamiento de soldados capturados, y quien fuera él mismo prisionero de guerra de los sirios durante ocho meses tras la guerra de Yom Kipur en 1973, expresó, al periódico Haaretz, que Shalit podría haberse beneficiado de su posición como carta de negociación o pieza de cambio.

“Nosotros fuimos golpeados, abusados y torturados porque el objetivo era humillarnos”, manifestó. “La guerra de Yom Kipur fue, para los árabes, una venganza por el pasado de derrotas, y la idea de golpear a los soldados de Tzáhal fue puesta en marcha. En este caso, el objetivo del secuestro fue diferente, él era un valioso recurso para quienes lo poseían, y por lo tanto, espero que hayan interactuado con él y lo hayan protegido”.

Según el rotativo, todos los ex prisioneros de guerra acordaron que será importante sacar a Gilad de la mirada del público y de los medios de comunicación cuando retorne a su hogar, y se le permita un período de gracia para que tenga la posibilidad de asimilar todo lo que le ha ocurrido.

“El peor error será comenzar a exponerlo inmediatamente. Yo aconsejaría protegerlo, con controles médicos, y mantenerlo escondido en su casa y permitir el proceso, que ciertamente tomará varios meses”, dijo un ex prisionero de guerra, que estuvo cautivo seis meses en Siria y no quiso ser identificado, a Haaretz.
“Él parecerá bien exteriormente” estimó Amos Levital, que pasó dos años prisionero en Egipto durante la Guerra de Desgaste. “El problema son las cicatrices emocionales. Es un proceso largo. Supongo que no podrá desconectarse de la celebración nacional que se producirá aquí en Israel. Tal celebración tendrá un aspecto positivo – de alguna manera, paradójicamente, será como un período de duelo, una shivá. Ellos estarán ocupados, la gente visitará su casa y lo abrazará y no le permitirá que tenga tiempo para sumergirse en sí mismo”.

Levital recordó, al periódico, que cuando fue liberado se sintió como si “no podía absorber nada. Fue un problema terrible tratar de concentrarme”.

“Existe una total desconexión entre lo que pasa afuera y lo que sucede dentro tuyo”, explicó Avneri. “Cuando regresé, vi desde el avión un cartel que decía Bienvenidos los héroes de Israel y pensé que algún equipo deportivo había aterrizado antes que nosotros, y la pancarta era para ellos. Eso es porque cuando estás en cautiverio uno no piensa en sí mismo como un héroe. Si se puede, sería bueno mantenerlo lejos de los medios – será duro para nosotros, porque hemos rezado y gritado por él y queremos ver los resultados, pero no es lo que necesita Gilad”.

La mayoría de los israelíes apoya el trato
Un niño cuelga adornos en un arbol fuera de la casa de Gilad, en preparación para su regreso. (17/10/2011)

Una investigación del Instituto Yedioth Ahronoth-Dahaf muestra que hay un apoyo al intercambio de prisioneros a pesar del alto precio, están contentos y emocionados por la implementación, pero temen por sus consecuencias. Las mujeres apoyan más el movimiento que los hombres.
Cuando se les preguntó si estaban a favor de la liberación de Shalit a cambio de los prisioneros terroristas, el 79% de los encuestados dijo que sí.

Con respecto a la conducta del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, el 49% dijo que cedió ante la presión pública, mientras que un 43% cree que actuó como un líder.

Algunos signos de oposición dentro de Israel

Diversos familiares y/o víctimas del terrorismo han manifestado su oposición a que se libere a sus victimarios.

El caso más resonante fue el de un joven, cuyos padres y varios de sus hermanos fueron asesinados en el atentado a la pizzería Sbarro en el 2001, fue detenido luego de vandalizar el monumento al ex PM Rabin en protesta frente al acuerdo.

Shvuel Schijveschuurder, de 27 años, residente de Givat Shmuel, quien perdiera a sus padres y tres de sus hermanos en el ataque, profanó el monumento arrojando pintura blanca y pintando en aerosol las leyendas “tag mejir” (represalia o precio de etiqueta) y “liberen a Ygal Amir”, que cumple una condena a cadena perpetua por el asesinato del ex primer ministro en 1995.

Schijveschuurder fue detenido por los guardias de la Municipalidad de Tel Aviv, cercana al monumento, quienes a su vez lo entregaron a la policía.
La policía dejó a Schijveschuurder en libertad condicional y le ordenó mantenerse lejos de Tel Aviv durante quince días.

Schijveschuurder, quien confesara los hechos, ha estado consumiendo drogas desde el asesinato de su familia en 2001, y ha sido arrestado en varias ocasiones.

“La lucha por Shalit es legítima, pero si su libertad depende de la liberación de presos, entonces su familia debería sumarse a los familiares de las víctimas del terrorismo”, dijo el joven.

Schijveschuurder agregó que se sentía “traicionado por el Estado de Israel y por el sistema judicial”, afirmando que si la gente responsable del asesinato del ataque terrorista que masacró a su familia es liberada, el los va a perseguir como Wiesenthal que daba caza a los nazis.

La Corte Suprema de Israel rechazó el lunes los pedidos que se hicieron para que el intercambio no se concrete.

Netanyahu les envió cartas a las familias desconsoladas de víctimas del terrorismo

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha remitido una carta a los familiares de las víctimas de ataques palestinos para explicar el acuerdo recientemente alcanzado.

“Comprendo y sé de vuestro dolor”, señala Netanyahu, que sostiene que esta decisión ha sido “una de las más difíciles” que ha tomado, según la carta abierta, recogida por el diario israelí ‘The Jerusalem Post’.

“Sé que vuestras emociones son complejas, que se ha abierto de nuevo la herida del pesar”, pero ha recordado su deber como primer ministro de lograr que vuelvan todos los soldados enviados por el país para proteger a sus ciudadanos. “Cuando yo fui a luchar por Israel sabía que Israel no abandona a sus soldados ni a sus ciudadanos”, ha señalado.

Sin embargo, también debía intentar reducir el precio que debía pagar para ello. “Sé que el precio es especialmente alto para vosotros. Entiendo lo difícil que es digerir el hecho que los malvados que han perpetrado crímenes horribles contra vuestros seres queridos no cumplan con el castigo que merecen”, ha añadido. “En estos momentos solo espero que halléis consuelo en que yo y todo Israel estamos con vosotros abrazándolos en vuestro dolor”, ha apostillado.

“Cometimos un error imperdonable”

Esa es la postura de Rami Igra, de 60 años, retirado del Mossad, donde hasta fines de los 90 encabezó la División de Prisioneros y Desaparecidos. Este es un resumen de la entrevista concedida al Diario “El Universal”.

¿Qué opinión le merece el acuerdo para la liberación de Shalit?

El acuerdo trae por un lado una gran alegría a la familia Shalit y a muchos israelíes, que ven en el joven soldado a un niño israelí querido por todos. Pero es un acuerdo sumamente problemático. El primer ministro (Benjamin) Netanyahu dijo que había que hallar un equilibrio entre su responsabilidad por lograr la liberación de un soldado y su responsabilidad por la seguridad de la ciudadanía israelí. Pero la decisión que tomó puede tener terribles consecuencias.

¿Por posibles nuevos ataques de los presos palestinos a los que se va a liberar?

Sí. Nuestra experiencia ha demostrado que 50% de los terroristas puestos en libertad vuelven a cometer atentados terroristas. Y aquí estamos excarcelando a una gran cantidad de asesinos y archiasesinos responsables de muchas muertes (…) Si para garantizar la vida de un soldado, Shalit, pagamos luego con decenas de muertes, tendremos con ello un serio problema moral, pero no sólo moral.

¿Cómo ve usted la incidencia del acuerdo sobre la posición de Hamas?

Con este acuerdo, Israel ha fortalecido mucho a Hamas. La única razón por la cual Hamas firmó el acuerdo en los términos en los cuales lo hizo, fue que quería y necesitaba esta transacción para fortalecerse, al ver cuánta fuerza ganó Mahmoud Abbas (líder palestino) a raíz de su presentación en la ONU y la expectativa que consiga reconocimiento total o parcial como miembro de la organización. El fortalecimiento de Hamas es el fortalecimiento de un enemigo de Israel, de una organización que busca la destrucción de Israel.
Nadie fortalece a su enemigo y a sus asesinos, pero eso es lo que acaba de hacer Israel. Y yo me temo que esto tenga una gran importancia, significativa y estratégica, a largo plazo.

Frente a este análisis, está el de quienes sostienen que lo que estaba en juego era no sólo la vida de Gilad Shalit sino el principio, el valor, de la responsabilidad de salvarlo, de devolver a casa a un soldado que estaba en misión oficial por la defensa del país
Yo considero que quienes esgrimen este argumento sobre este tipo de valores, no hablan en forma racional. Alegar que es valioso que comandantes sacrifiquen a sus soldados en cualquier situación, pase lo que pase, sean cuales sean las circunstancias, en aras de un valor determinado, sea cual sea ese valor, es inmoral, irracional y no existe en Israel . Yo no enviaría a mis hijos a un ejército así. Es un argumento demagógico que muestra incomprensión respecto al verdadero valor central.

¿Cuál es ese valor?

El cuidado de la vida humana. Y cuando se cuida la vida humana, hay que hacerlo en base a consideraciones racionales, no emocionales. Cuando haya otra familia Fogel, como la pareja con sus tres hijos degollados en su casa hace unos meses por terroristas —y yo le aseguro que habrá— estaremos ante un terrible dilema moral. Y en ese momento, comprenderemos que cometimos un error imperdonable.
.
Primeras palabras de Netanyahu luego de reunirse con Gilad
.
El primer ministro Benjamin Netanyahu, dijo que el Estado de Israel “continuará luchando contra el terrorismo y cualquier terrorista que retome sus actividades terroristas -.
Netanyahu dijo que los momentos que pasó con Gilad Shalit fueron muy emocionantes y señaló que hoy era “un día duro” y que la decisión de llegar a un acuerdo con Hamas para la liberación de Gilad Shalit fue difícil. “Como soldado estuve en misiones peligrosas y siempre supe que si caía cautivo el gobierno israelí haría todo lo posible para asegurar mi liberación, eso es lo que hice”. Netanyahu también dijo que “Estamos todos unidos en la alegría y el dolor de hoy.”Y agregó: “Una de las principales tareas que tenía era el regreso de nuestro soldado cautivo Gilad Shalit vivo y bien – hoy en día esta tarea se ha completado”.
——–
[ Yoav Zitun Ynetnews Traducido para porisrael.org por José Blumenfeld - Aurora - ElRejunte.il - AJN - Ria Novosti - El Universal - LD - CIDIPAL - Jai Uruguay Ana Jerozolimski - IDF - YNetnews - Jerusalem Post --- Noti-Israel]

FUENTE: http://noti.hebreos.net/enlinea/2011/10/18/8461/

\