jueves, 6 de octubre de 2011

En la "Semana de la poesía", y en este día tan de amigos...HOMENAJE AL QUERIDO HORACIO C. ROSSI ('LACHO', para los amigos.....)


En la "Semana de la poesía",
y en este día tan de amigos...



"Estuvimos
Juntos
Nos toca agradecer
Cantando… "


Teresa Guzzonato



REQUIEM


¿has visto cómo crecen florecen y semillan las plantas de la tierra
en las provincias despaldas del secreído imperio
regadas desde abajo?


calla, viajero... tócate el corazón... y sigue

sonríe, en desagravio

. . .
(*)
EN SUEÑO -homenaje...

ah
, como helechos,
, ah, sus consabidas plumillas de delicia,
tenuemente antenas, tenuemente, posadas,
posadas a los pies de la palma que no ha encanecido
en la garúa del amanecer,
la de blanco modo violeta y virando sin cesar,
sin cesar hacia el centro de la tierra, virgen parturienta,
hacia la sangre negra de las cosas,
en pos de todo el frío necesario para que termine semejante a caricia,
a caricia, sí ,
la ajena juventud
de inmolación al parecer ritual,
que no entiendo...

ah
, como helechos
crece el jacarandá, crece el timbó, crece,
crece,
crece la acacia aquerenciada...

el
sueño de estar vivos...
(*)
Dos poemas del 82 – Malvinas…
I)
Ante el dolor
Que habita todos los huesos del país
Me detengo
Desnudo
Con mi edad en lo alto
De mis brazos en alto…


Hay allí una poesía
Que entendés bien,
Mi hermano…


Te la regalo
Compartida en un canto que dice:


N o s o t r o s . . .


II)


Labramos juntos
Un año de piedra…
Caímos
Sobre el planeta…
Dimos la chispa precisa
Que separó los rostros de las máscaras…
Reconocimos
El precio y el valor de las acciones
Estuvimos
Juntos


Nos toca agradecer
Cantando…
(*)
. . .
existirá todavía un rato más
la luz
porque debe alumbrar a la juvenilia nueva
que ahoramaismo aguitarra la mañana
saludando
a la única hora verdadera de toda la vida
a la moradía del amor
a la casa de la ilusión
en fin
la juvenilia nueva
y entonces debe estar el sol en el medio del cielo
hasta que la tarde se caiga dormida
en la gente nocturna que trabaja para el amanecer
y todas las flores: las de fruto, las de semilla directa a l´aire
donde elviento transpira en si existe el espacio
una caricia que es curva como si existe el tiempo
la juvenilia nueva:
una loca moneda que retorna cada vez tan igual de enamorada
entonces rato más todavía y aún existirá
la luz
para alumbrar iluminando hasta prendencender
todas las bellas lámparas de la noche y el día
junto a l´agua de la juventud
. . .
Horacio C. Rossi