jueves, 13 de octubre de 2011

Gilad Shalit, el soldado israelí secuestrado en 2006 regresará a Israel el martes o miércoles próximo, a cambio de mil terroristas palestinos.


El soldado Gilad Shalit, cautivo desde junio de 2006 por Hamás en Gaza, regresará a Israel el próximo martes o miércoles como parte del canje acordado entre las partes por el que serán excarcelados más de un mil palestinos, según fuentes oficiales citadas hoy por el diario "Haaretz".


Está previsto que Shalit sea transferido por Hamás a la Península del Sinaí egipcia a través del paso fronterizo de Rafah, en el sur de la franja de Gaza, para posteriormente ser entregado a Israel, añadieron las fuentes en la página web del medio.

De acuerdo al periódico, el Ejército de Defensa de Israel planea permitir al soldado reunirse con su familia lo antes posible.

El anuncio del canje de prisioneros se produjo en vísperas de que anoche se iniciara el período de asueto correspondiente a la festividad de Sucot, también conocida como la "Fiesta de los Tabernáculos", que se prolongará hasta la próxima semana con varios días no laborables.

Esta circunstancia ha hecho que el proceso se dilate un poco más de lo normal.

Los padres de Shalit, Noam y Aviva, regresaron a su domicilio en Mitzpe Hilá, en el norte, tras despedirse de decenas de voluntarios en la tienda de campaña que levantaron frente a la residencia del primer ministro, Biniamín Netanyahu.

A su llegada a su residencia, los progenitores, acompañados por otro de sus hijos, Yoel y su pareja Yaara, fueron recibidos entre vítores y muestras de solidaridad por parte de decenas de vecinos.

"Estoy contento de regresar a casa y estoy esperando a Gilad", manifestó Noam Shalit, antes de agregar que está deseando ver a su hijo "bajar las escaleras de la casa para cerrar elcírculo. Ha sido un largo camino. Es hora de que Gilad regrese a casa".

Por otra parte, una delegación del movimiento islamista Hamás liderada por Jaled Meshal, jefe del buró político de la organización, llegó a El Cairo para finalizar los detalles del canje de prisioneros.

En virtud del pacto, anunciado el martes, Israel se compromete a excarcelar a 1.027 presos palestinos a cambio de Shalit, capturado por tres organizaciones terroristas palestinas, entre ellas el brazo armado de Hamás, hace más de cinco años en un ataque a un puesto militar próximo a la frontera con la franja.

El Servicio Israelí de Prisiones (SIP) anunció que en la mañana del domingo publicará la lista de los 450 palestinos que dejará marchar en una primera fase del canje.

Entonces se abrirá un período de 48 horas, establecido por ley, durante el que ciudadanos podrán presentar ante la Corte Suprema alegaciones contra la concesión de los indultos, que deberán ser firmados por el presidente, Shimón Peres.

Se espera que familiares de fallecidos en atentados terroristas en las últimas décadas apelen a la Corte para tratar de evitar la excarcelación de quienes asesinaron a sus seres queridos.

El Supremo se ha negado en el pasado a atender estas peticiones, que ponen de manifiesto la contradicción frente a estos acuerdos, que muchos consideran necesarios, pero muy peligrosos para la seguridad de la ciudadanía.

Otros 550 presos palestinos serán liberados en una segunda fase del canje, que se espera se produzca en el plazo de dos meses.

Meshal declaró que se ha tratado de dar prioridad a aquellos prisioneros que llevan en cárceles israelíes diez o más años.

Asimismo, 27 terroristas palestinas serán puestas en libertad como parte del acuerdo.


EFE y Aurora