jueves, 13 de octubre de 2011

'EL PUNTERO"('CACIQUE'/'CABO ELEITORAL'): Argentina se apasiona por una serie de TV sobre clientelismo político


por Gwen Yorke


Más de dos millones de argentinos miran una explosiva serie televisiva, “El Puntero”, que tiene como protagonista a un delegado barrial, personaje controvertido en la frontera entre el clientelismo y la acción social, cuando faltan pocos días para la elección presidencial.


En las villas miseria de Buenos Aires, los delegados barriales intentan deshacerse del estereotipo del ‘puntero’ que vive del clientelismo político, pero ésa es la imagen más difundida. “Se habla de ‘El Puntero’ en el gobierno y en la calle, el fenómeno explotó en las redes sociales. No me lo esperaba”, dice a la AFP Mario Segade, de 43 años, guionista de la serie televisiva.


Para él, la serie rompió un tabú en el país sobre un tema sensible, cuando la presidenta Cristina Kirchner se encamina a lograr su segundo mandato en las elecciones del 23 de octubre, según las encuestas. “Nunca antes se había espiado en la intimidad de estos referentes barriales que ocupan el lugar del Estado cuando éste está ausente”, explica el libretista.


El programa sale al aire tarde en la noche, a las 23H30, pero su audiencia es la misma que la de una emisión ‘prime time’, según mediciones públicas de rating. “Mucha gente que nunca mira televisión, sigue ‘El Puntero’”, dice. Julio Chávez, el actor que encarna a ‘El Puntero’, alias ‘Gitano’, crea un personaje popular, como cuando se lo ve defender a los habitantes de las villas miseria frente a promotores inmobiliarios cercanos a personajes de la política local, pero a la vez es alguien turbio.


“El personaje en sí mismo concentra toda la complejidad de la doble moral”, destaca Segade. Javier Auyero, un argentino especialista en clientelismo político de la Universidad de Texas, en Austin, Estados Unidos, sostiene que “con sus favores particularizados, los mediadores políticos ofrecen canales alternativos para que ‘las cosas realmente se hagan’, evitando la indiferencia burocrática”… Así, obtienen planes sociales, medicamentos, decodificadores ¿?.


Auyero destaca que se ve ese mismo personaje en muchos países de América latina: en México se llama ‘cacique’, en Brasil ‘cabo eleitoral’. A los verdaderos referentes barriales sin embargo, no les gusta el término ‘puntero’, desmasiado peyorativo. Aseguran que no tienen doble moral y que simplemente hay buenos y malos. “Ponemos a las autoridades en contacto con la gente, pero nosotros nos hacemos a un lado”, dice Cristian Heredia, de 33 años, alias ‘Rey’, de gorra con visera y zapatos blancos, delegado de la Villa 21, un asentamiento de emergencia de 40.000 habitantes en el sur de Buenos Aires.


“Conocemos gente en los ministerios”, precisa, mientras saluda a la gente con la que se cruza en las estrechas callejuelas de su barrio. Descubre una fuga en las cloacas y llama a “un contacto” en la empresa de aguas. “Disculpame Daniel, pero el agua desborda acá..”, dice antes de proseguir la ronda. Es candidato a la presidencia de la junta vecinal por Patria Grande, una agrupación cercana al partido en el gobierno. Sus adversarios trabajan para el Pro, el partido de derecha del alcalde de la Capital, Mauricio Macri. Más al oeste de la capital, en el barrio de Los Piletones, un asentamiento en Villa Soldati, Marcial Ríos, de 45 años, presidente de la junta vecinal, es menos optimista.


“Tratamos de ser diferentes pero no es fácil”, dice, mientras que su adversaria Mónica Reujas acaba de ganar las elecciones locales. Aún se ven los afiches: “Vote a Marcial. Lista 10″, pero deberá dejar su lugar a ella. Según él, Mónica Reujas le abre las puertas de su comedor popular sólo a los que manifiestan con ella. Hace algunas semanas, Reujas organizó un bloqueo de una autopista de Buenos Aires durante más de cinco horas. “Los punteros son gente que utiliza los recursos del Estado y trabajan para ellos mismos”, lanza Ríos. “A mi hija le gusta mucho la novela”, agrega en alusión a “El Puntero”, pero deja entrever que en su barrio el puntero malo derrotó al bueno.


fuente: http://buenosartestv.net/2011/10/13/argentina-se-apasiona-por-una-serie-de-tv-sobre-clientelismo-politico/
TERRA