sábado, 8 de octubre de 2011

"ESCUCHAR LOS CÁNTICOS Y LAS PLEGARIAS": Dilemas y angustias, fama y éxitos de un "Cantor"(JAZAN) Judío




Recopilado por el

Lic. Samuel Leillen


Las celebraciones más impactantes del ritual judío, Año Nuevo y Día del Perdón, son oportunidades que despiertan sensibilidades agudas.

El canto litúrgico refuerza la solemnidad del culto y le proporciona un marco de misterio y trascendencia.

EL RITUAL Y EL CANTOR

Sin ser "religioso", ni ser asiduo feligrés, aún sin tener preparación musical apropiada, incluso sin entender el texto hebreo de las plegarias, el asistente a la sinagoga en estos días encuentra un escenario de vivencia espiritual pleno de nostalgia, majestuosidad y encanto.

Las sinagogas invitan a "escuchar los cánticos y las plegarias". La figura central es el "cantor", el "jazán", músico formado en el arte vocal que ayuda a guiar a la congregación. El jazán tiene la doble función de conmover a la divinidad a quien los textos religiosos se dirigen y de conmover a la comunidad en cuyo nombre él eleva sus plegarias.

ASPECTOS PROFESIONALES

El jazán, como una respetada profesión a tiempo completo es una realidad de los últimos dos siglos. Después de la iluminación, cuando las naciones europeas dieron la plena ciudadanía y derechos civiles a los judíos, jazanim profesionalmente entrenados fueron considerados por los gobiernos seculares como religiosos y al igual que los rabinos fueron aceptados como miembros del clero.

El gobierno de Estados Unidos reconoció a los cantores como "clero judío", incluso antes de reconocer a los rabinos. Dado que una congregación podría ser organizada y dirigida por un comité de judíos "laicos", que no tienen experiencia en la liturgia, un jazán tendría las facultades para ejercer los oficios, santificar los matrimonios, preparar bar-mitzvá, etc. y estaría reconocido por las autoridades civiles.

Existe una copiosa literatura sobre la "modernización" de la liturgia judía. Rabbi Yehuda Arieh de Módena (1571-1648) consideraba que no se debe temer por las influencias exteriores dado que esa música eleva los espíritus y enaltece la plegaria. Otros rabinos, aún en nuestros días, consideran que no se deben introducir al rito judío las versiones ajenas, incluso prohiben traer partituras a la sinagoga.

La "jazanut" ashkenazí moderna se inicia con el jazán Salomón Sulzer (1804-1890), autor del libro "Shir Zion – Melodías para el rito religioso judío" e introductor de coros acompañando al jazán. Sus contribuciones musicales litúrgicas se hicieron con la ayuda de músicos como Schubert, Liszt, Schumann, Paganini y Meyerbeer, con los cuales mantuvo relaciones de amistad y colaboración profesional.

Se considera su paralelo en la jazanut sefaradí al jazán Rabino Itzjak Algazi (1889-1950) hijo de una familia de famosos cantores de Esmirna, donde convivían armoniosamente laicismo y religión, oriente y occidente, tradición y modernismo. Sobre Algazi influyeron tanto la música europea como la música turca. Su legado musical es notorio en la liturgia sefaradí, como fue de gran influencia su acentuado activismo institucional y sionista desde Montevideo entre 1935-1950, que dictó camino en las comunidades latinoamericanas.


EL CASO DE YOSSELE ROSENBLATT


Pero, ¿cuántos esfuerzos requiere esta profesión? Uno de los más célebres "cantores" de la época de oro de la "jazanut"– el período entre las dos Guerras mundiales del siglo pasado – fue Yosef Yossele Rosenblatt (1882-1933), considerado "el rey sin corona de la jazanut".

Siguiendo su trayectoria, veremos cuáles son los desafíos con los que un "jazán" se enfrenta, su formación, la búsqueda de trabajo y fama.

Nacido en Ucrania en 1882, a los cuatro años resultó niño prodigio acompañando a su padre que era jazán. Cuentan que para su segunda presentación "fueron necesarios 16 policías, ocho bomberos y dos oficiales para cuidar el orden y controlar el entusiasmo del público…". A los ocho años de edad comenzó a cobrar por sus actuaciones.

En 1895, al llegar al Bar Mitzvá, pasa a Viena donde le ofrecen incorporarse al Conservatorio Real, pero el padre se opone pues considera "que su lugar es en el estrado de la oración".

A la edad de 18 años contrae matrimonio con Toibele Kauffman, y firma contrato como cantor permanente de la religiosa comunidad de Munkatch en los Cárpatos. Dado que era una comunidad extremadamente religiosa, prefiere pasar a la ciudad de Fershbourg, Hungría, pues "no eran tan celosos en el uso del "shtraimel" (sombrero de piel que usan los hombres en algunas comunidades muy ortodoxas)…".


LOS COMIENZOS EN EUROPA


En contacto con la cultura alemana, Rosenblatt estudia música y viaja frecuentemente a Viena, a una hora de distancia, para estudiar impostación. Su capacidad y sus buenas relaciones con la comunidad, le permiten publicar un libro "Los cantos de Yosef" con 150 recitativos (pieza artística intermedia entre la poesía y el canto) y música para coro.

Rosenblatt se hizo famoso por su extraordinaria técnica, por la suavidad de su voz, y por la habilidad de pasar de la voz normal al "falsetto" (voz de flauta, como si fuera voz femenina) tan común en las interpretaciones litúrgicas judías. Dejó un legado de 600 creaciones, parte plegarias y parte cantos populares judíos, considerados clásicos de la liturgia y la canción judías.

En 1905 graba sus primeros discos con la Compañía Edison en Viena.

En 1906 es electo Oberkantor en la sinagoga de Hamburgo, Alemania. El estilo pomposo de la ciudad y el orden imperante en la región, cualidades características también de los judíos locales, le resultaron agobiantes, pero los 7,000 marcos de sueldo fueron convincentes.

Al cumplir 25 años de edad, publica un compendio de 25 fragmentos de oración bajo el rótulo "Las plegarias de Yosef".

Se conecta con el teatro y la ópera, y entabla amistad con Enrico Caruso, quien una vez, después de escucharlo cantar "Elí Elí", se emocionó y subió al escenario para abrazarlo. Caruso, un católico no muy observante, solía asistir a sinagogas en Europa Oriental, pues comentaba que tenía mucho para aprender de los cantores litúrgicos hebreos. Muchos consideran que así como el aporte de Caruso fue muy importante para la ópera, así fue de importante el aporte de Rosenblatt a la "jazanut".

En 1910 utiliza la melodía del "Hatikva", el himno sionista, para acompañar una oración ("Annim Zmirot") en el 9° Congreso Sionista reunido en Hamburgo, lo que no es bien recibido por la ortodoxa comunidad local.


EL TRASLADO A NUEVA YORK


Buscando alternativas para poder sostener una familia compuesta por nueve personas, lo invitan a cantar en la monumental Sinagoga "Ohev Tzedek" de Harlem, Nueva York, con un sueldo de 5,000 dólares, el sueldo más alto que se pagara hasta entonces a un cantor.

A partir del 1.1.1912, América la tolerante y llena de inmigrantes judíos europeos resultó cómoda para Rosenblatt, su estilo y sus aspiraciones. Sus discos se vendían en toda la diáspora: le pagaban 1,000 dólares por cada grabación, y comisiones por las ventas.

Yossele dejó 180 grabaciones, incluyendo piezas religiosas y cantos populares.

En 1922 se produce un revuelo: le ofrecen a Yossele actuar en la ópera, por un sueldo de 3,000 dólares por función – el doble de su sueldo anual como "jazán". Arturo Toscanini le ofrece interpretar el papel central en la ópera "La Judía" de Fromental Halevy (ópera producida en 1919 por el Metropolitan Opera de Nueva York, y su personaje principal, Eleazar, fue el último papel que interpretó Enrico Caruso antes de su muerte en 1921), pero Rosenblat contesta que "usará su voz sólo para la Gloria de Dios".

Yossele incluyó en su repertorio fragmentos de óperas, a pesar que el público que asistía ni entendía lo que cantaba. Él mismo leía los textos de una libreta donde las palabras estaban escritas, a mano, en letras hebreas.


GIRAS POR EUROPA



Dos giras por Europa acrecientan su prestigio y afianzan su renombre internacional, resultando fuentes de ingresos considerables.

En 1923 se presenta en el Albert Hall de Londres. Sigue a Alemania, volviendo a la sinagoga de Hamburgo. Sus actuaciones en Cracovia, Fershbourg, Amberes cubren columnas importantes en los periódicos de la época.

En 1928 se presenta en París, Amsterdam, Bruselas, Zurich, Frankfurt, Leipzig, Berlín, Munich, Viena. Luego pasa a Europa Oriental, y salas colmadas lo vitorean en Kovno, Vilna, Varsovia, Byalistok y Lodz.


LOS ÉXITOS EN AMÉRICA


Con Yossele, la Sinagoga "Ohev Tzedek" se convierte en un centro de atracción importante en la vida musical de los judíos de Nueva York. Nuevamente fuerzas de seguridad deben imponer orden durante sus presentaciones. La prensa no ahorra superlativos para referirse al nuevo "super-star", y algunas empresas recurren a la participación de Yossele para la promoción comercial de sus productos.

Yossele resuelve independizarse en 1927 y reza para Yamim Noraim en Chicago y Detroit, y cubre la liturgia sabática y actúa en escenarios locales durante los días de semana en Indianapolis, Minneapolis, Seattle, Ohaio, Milwaukee, Filadelfia, Washington – aquí asiste a uno de sus conciertos el entonces Presidente americano Calvin Coolidge.

Se complica económicamente por su actividad de beneficencia: solía dar conciertos gratuitos para propósitos humanitarios y después de concluida la Primer Guerra Mundial viajaba a su cuenta a muchos lugares para recolectar fondos para heridos y lisiados.

.

Algunos "asesores financieros" lo inducen a publicar un diario para judíos ortodoxos en idish, inglés y hebreo, "Or Israel". En 1924 las deudas suman 200,000 dólares y se declara en quiebra, pero se compromete a devolver hasta el último centavo. Comienza a presentarse en teatrillos de vaudeville, a veces por tres funciones diarias. Así conoce al famoso tenor italiano Tito Schipa, con el que interpreta en dúo partes de una obra de Irving Berlin.

En 1928, la tecnología del cinematógrafo desplaza a los espectáculos de vaudeville.

LA CRISIS DEL 29


Rosenblatt aceptó ofrecer su voz para cantos religiosos en la primer película hablada, "El cantor de jazz", con Al Jolson, en 1927. Le ofrecen 100 mil dólares para hacer el papel del padre del cantor de jazz, debiendo interpretar la oración "Kol Nidrei" con la que se inician los oficios del Día del Perdón. Yossele no acepta ser un jazán que aparece como actor, sólo graba la cinta sonora de algunas plegarias comunes, recibiendo sólo 10,000 dólares.

En Hollywood conoce a Charlie Chaplin, quien lo recibe en su casa y le comenta a Yossele que "cada vez que lo enfurecen, pone un disco de Yossele para serenarse".

La crisis económica hace que en 1930 Yossele se queda sin trabajo. Vuelve a la Comunidad "Ohev Tzedek pero aquí también impacta la crisis americana, y en 1932 queda en la calle.


ÚLTIMO VIAJE: ERETZ ISRAEL


Desanimado anímicamente y arruinado económicamente, recibe en 1933 una oferta de la firma americano-palestinense de filmación "Kol Or", para rodar una película en Palestina.

La población, que lo conocía por los periódicos y las grabaciones, lo recibe con entusiasmo. Filma en muchos lugares históricos y actúa en todo el país, cuidando las relaciones con todos los sectores: reza en "Ohel Shem" de Tel Aviv y en la Yeshivá "Mea Shearim" de Jerusalén; se presenta en una recepción de simpatizantes de jazanut que organiza en Tel Aviv el poeta nacional Jaim Najman Bialik; actúa en el Kibutz Ein Jarod y reza en la Sinagoga Mayor de Rishón Letzión.

Cierto sábado, Yossele oficia en la Sinagoga "Hajurvá" en la Ciudad Vieja de Jerusalén. Los asistentes reflejan en sus comentarios que fue un rezo muy especial, de una calidad excepcional. Tal vez fue "el canto del cisne".

Efectivamente, la presentación fue extraordinaria, "cómo nunca" dijo el mismo Yossele, "inolvidable" indicaron los asistentes. Al día siguiente salió para filmaciones junto a la Tumba de Raquel y en el Mar Muerto, donde después de tomar un baño se sintió indispuesto. Al par de horas se detuvo su corazón, y tenía sólo 51 años de edad.

Era el 19 de junio de 1933. El Rabinato Supremo declaró paro general para la hora del entierro. Cinco mil personas lo acompañaron hasta el Monte de los Olivos donde descansan sus restos.


Lic. Samuel Leillen – 22.9.2011

* El. Lic. Samuel Leillen es Estadígrafo, Asesor financiero, Publicista, Conferencista y Miembro Honorario de la Cámara de Comercio Israel América Latina y de CEVI – Cámara de Economía Venezolana Israelí.

Lea en

http://www.raoulwallenberg.net/wp-content/files_flutter/6745.pdf


"UNA INQUIETUD: EL MAÑANA"


50 apuntes - crónicas - artículos – reflexiones / 2007 - 2009

PublicaciónCASA ARGENTINA en ISRAEL TIERRA SANTA

- FUNDACIÓN INTERNACIONAL RAOUL WALLENBERG

Publicado en "AURORA", 5.10.2011

FUENTE: RECIBIDO DIRECTAMENTE DEL AUTOR Y AMIGO,

LIC. SHMUEL LEILLEN AL QUE AGRADEZCO Y FELICITO.


LIC. JOSE PIVIN

frente al puerto de Haifa

frente al mar Mediterráneo