martes, 20 de noviembre de 2012

ISRAEL: "Cúpula de Hierro", milagro tecnológico

 
"Cúpula de Hierro", milagro tecnológico

 por David Mandel

El sistema de defensa anti-aéreo, llamado "Cúpula de Hierro" constituye el más grande éxito militar israelí en la presente confrontación entre Israel y Hamás. Ha logrado destruir el 90% de los cohetes que, de otros modos, habrían caído en zonas residenciales causando decenas de muertos, heridos y cuantiosos daños materiales. Su capacidad, su rapidez y su precisión no tienen igual en el mundo.

El sistema "Cúpula de Hierro" fue desarrollado por la compañía Rafael Sistemas Avanzados de Defensa, por iniciativa del entonces Ministro de Defensa Amir Peretz, quien aprobó el proyecto en el mes de febrero, 2007. Desde el momento que el proyecto fue aprobado hasta que fue puesto en operación pasaron menos de cuatro años, lo cual es un éxito excepcional para un proyecto completamente nuevo.

Israel financió el costo de las dos primeras baterías, que es más de 200 millones de dólares, y los Estados Unidos, a pedido del Presidente Obama, han asumido la financiación de ocho baterías adicionales más un stock de cohetes interceptores (cada uno de los cohetes cuesta $50,000). Israel quiere invertir mil millones de dólares en los próximos años para fabricar más baterías, que tengan un alcance de 250 kilómetros.

Su "bautizo de fuego" fue el 7 de abril del 2011 cuando interceptó con éxito un cohete tipo Grad disparado por los palestinos contra la ciudad de Ashkelon. Fue la primera vez que un cohete de corto alcance disparado desde Gaza fue interceptado. Al día siguiente el sistema, que el ejército consideraba experimental, interceptó otros cuatro cohetes.

"Cúpula de Hierro" ha sido diseñada para interceptar y destruir cohetes y disparos de artillería que se originan entre 4 a 70 kilómetros de distancia. También puede ser utilizado contra aviones que vuelan a una altitud menor de 10,000 metros. El sistema tiene tres componentes:
a)      Sistema de radar, para detectar el cohete y seguir su trayectoria.
b)      Centro de control, calcula el posible sitio del impacto para determinar si constituye peligro para zonas pobladas. (Si el impacto seria en campo abierto no se da orden de disparar el cohete interceptor).
c)      Unidad de disparo de cohetes. El cohete interceptor, llamado Tamir, está equipado con sensores electro-ópticos.

En la actualidad hay cinco baterías en operación. Cada una tiene una unidad de radar y tres dispositivos de disparo, cada uno con 20 cohetes interceptores. Cada una de las baterías tiene capacidad de proteger un área urbana de aproximadamente 150 kilómetros2.

Estados Unidos está interesado en la co-producción de la Cúpula de Hierro. Hay varios países interesados en adquirir el sistema, entre ellos Corea del Sur. La OTAN también está interesada para instalarlo en Afganistán e Irak.

Mi Enfoque #443, 20 de noviembre, 2012,