sábado, 10 de noviembre de 2012

CIUDAD DE BUENOS AIRES: RED DE MUJERES JUDIAS ARGENTINAS: 18 DE OCTUBRE, La discriminación al adulto en la sociedad actual Encuentro con la escritora Silvia Plager






Red de Mujeres Judías Argentinas
Por una sociedad sin discriminación ni violencia, abierta e inclusiva

La Red Informa Octubre de 2012

Próxima Actividad de la Red de Mujeres auspiciada por DAIA y Hebraica



18 de octubre de 2012, 19 hs.
Personas Grandes-Grandes Personas

La discriminación al adulto en la sociedad actual


Encuentro con la escritora Silvia Plager

Coordinación: Myrtha Schalom

Biblioteca de la Sociedad Hebraica Argentina
Sarmiento 2233, Primer Piso.

Entrada: Leche en Polvo o Alimento no Perecedero para Comedores Comunitarios




Las festividades del mes de Tishrei, ocupan un lugar privilegiado

Desde la alegría y el encuentro familiar de Rosh Hashana (Año Nuevo) con el toque del Shofar, pasando por la solemnidad e introspección de Iom Kipur, (Día del Perdón) hasta la alegría de Sucot (Fiesta de las Cabañas) y Simjat Torá (Fiesta de Celebración de terminación y comienzo del ciclo anual de lectura de la Torá (Pentateuco), tenemos casi un mes de experiencias espirituales que nos transforman y nos conectan con los fundamentos de la cosmovisión judía.
Vivir intensamente este mes significa redescubrir la capacidad de celebrar y valorizar los dones y tradiciones que tenemos y los que atesoramos en nuestra memoria.
Sucot, junto a Pesaj y Shavuot, es la tercera y última de las tres Festividades de Peregrinaje a Jerusalem en la época del Templo. Más allá de su connotación agrícola, es una festividad histórica. Es la dramatización de un momento: de la marcha del pueblo judío hacia la libertad.
La fiesta de Sucot "El día quince del mes séptimo será festividad de las cabañas para el Eterno, que durara siete días (Levitico23:34),y así: "Viviréis en cabañas esos siete días." Esta festividad le recuerda al pueblo el vagabundeo por el desierto en el camino de la esclavitud a la liberación nacional y espiritual. En el desierto se creó la imagen espiritual del pueblo y allí recibió la Torá.
Aun cuando llega el pueblo a su descanso en su tierra, la Tierra de Israel, recordará la adversidad del desierto. La Sucá (cabaña) puede verse como un símbolo de la existencia de nuestro pueblo, símbolo de la exposición a las contingencias de la intemperie la cual ha sido fuerte y perdurable. Es también un símbolo de la existencia de la vida en el seno de la naturaleza, de la inocencia, de la armonía humana, de la igualdad social.
Se diría que la vida humana no la definen los edificios brillantes en los cuales muchos hombres pretenden encerrarla, sino en el alma del hombre, el alma que el hombre cultiva en su existencia. La verdad y la dicha están dentro del hombre y no fuera de él. Por otra parte, algunos ven en esta "vivienda precaria "el símbolo de la fragilidad del hombre". Toda nuestra vida en este mundo se asemeja a una cabaña temporaria y los valores que existen eternamente son aquellos que vinculan con el espíritu del pueblo. En esta fiesta se enfatiza la idea de igualdad social y cooperación de los diferentes niveles sociales.
Los símbolos que caracterizan a esta festividad son "Arbaat Haminim": las cuatro especies, y ellas son: Etrog (fruto cítrico), Lulav (rama de palma), Hadas (mirto), Aravá (sauce). Los sabios judíos, interpretaron que estas cuatro especies representan los cuatro tipos de personas que existen en el pueblo de Israel y que solo están completos si todas sus fuerzas se juntan.
Esta fiesta llega a su culminación en el noveno día, llamado "Simjat Torá".
Simjat Torá es la fiesta de la alegría no por acontecimiento histórico pasado sino por un hecho estrictamente "presente". En este día se concluye la lectura de la Torá en la sinagoga. En esta fiesta se leen los últimos capítulos del Pentateuco y de inmediato se leen los primeros capítulos del mismo, para demostrar simbólicamente que esta lectura no tiene fin.
Se siguen cumpliendo los ciclos y año tras año se renuevan los pactos de continuidad de emociones, normas y rituales, recorriendo una travesía maravillosa por un tiempo paralelo al cotidiano, y que lleva a las raíces de la creación del mundo y del Pueblo judío.
Jag Sameaj
Lic. Inés Wenger




Sucot: Tiempos de Unión y Regocijo

La hospitalidad es una de las virtudes solidarias que podemos compartir en Sucot. Recibir o visitar amigos, alegrarse unos con otros, saborear manjares y disfrutar de una buena charla, constituyen la mejor forma de asegurarnos un año de alegría y de manifestar a los seres queridos nuestros buenos deseos.
Lo importante en Sucot es hospedar cordialmente al semejante bajo el techo en ramas de la Sucá o en nuestro propio hogar.
Habitar por unas noches una cabaña en los tiempos modernos puede resultar una experiencia conmovedora. Quizás nos otorga la posibilidad de mirar las estrellas y de soñar, quizás nos facilite el diálogo y nos haga olvidar del celular, la computadora, quizás nos permita no solo salir de las paredes de ladrillo sino, por sobre todo, de nosotros mismos.
Siempre es posible continuar con el sentido creyente de las fiestas, o encontar en ellas el espíritu secular que nos sigue uniendo a nuestro pueblo.
Dra. Mirta Goldstein




Fuimos Invitadas a Participar

El viernes 21 de septiembre pasado se llevó a cabo, en la sede de Tierra Violeta, el primer encuentro-taller organizado por el Grupo Feminismos y Espiritualidades.
Con la asistencia de más de 60 personas el intercambio se inició a partir de la pregunta: "¿Hay contradicciones entre espiritualidad, religiosidad y feminismo?"
Por la Red concurrieron Myrtha Schalom y Mirta Goldstein. Se habló sobre el ateísmo, el agnosticismo y la apostasía. En forma espontánea se presentaron testimonios de la Tradición Andina, de los descendientes de la Cultura Afro, del judaísmo y el cristianismo. Surgieron ideas interesantes dada la diversidad de la concurrencia y el diálogo interconfesional, y el deseo de continuar con estas reuniones.
Los apóstatas explicarosn los motivos por los cuales quieren ser borrados del registro del bautismo. Diana Maffía explicó por qué se consideraba agnóstica y Mirta Goldstein aclaró por que razón prefería denominarse "no creyente" en Dios.
Felicitamos a las organizadoras y muy especialmente a Diana Maffía .



Nuestra Red

Reúne a mujeres profesionales que sienten la inquietud de estar atentas y activas ante los conflictos sociales de nuestro tiempo. Nuestra idea de origen, no fue crear una nueva institución, con los altos costos que ello significa, sino generar modos de intercambio y debate fluidos e inclusivos. Por ese motivo trabajamos en horizontalidad.

Nosotras

Mirta Goldstein (Directora-Fundadora), Myrtha Schalom, Inés Wenger, Celine Grynberg, Viviana Michan, Alicia Stivelberg, Nora Adamowsky, Eva Rotenberg, Hilda Catz, Beatriz Dosoretz, Berta Szapiro, Rita Medosky, Gabriela Hirshl, Blanca Zylberman, Dolly Dolinsky, Rosa Epelman Alfano (Israel), Diana Escaba, Raquel Sod, Haydeé Zac, Sarita Goldberg, Esther Bendahan (España), Carolina Markel, Alicia Cabrera Braschi (Alemania), Silvia Katz (Uruguay).