viernes, 23 de noviembre de 2012

ARGENTINA: ISRAEL/GAZA- Sabias que el Pueblo Judío de todo el mundo quiere la Paz?????







Acto de la comunidad judía 
argentina “con Israel y por la paz”

















Bajo la consigna “Con Israel y por la paz”, ayer, jueves 22 de noviembre, la comunidad judía argentina llevó a cabo una concentración en la puerta de la sede central comunitaria, donde funcionan la AMIA, la DAIA y la OSA. El acto estuvo dirigido a todas las personan que anhelan la paz en Medio Oriente y se sumó a los realizados en diferentes países del mundo, reivindicando el derecho de Israel a defenderse de los ataques sufridos permanentemente por su población civil. Hubo un solo orador, cuyas palabras se reproducen a continuación. 
 
Por Jack Hodari
Mazquir
(secretario) del Consejo

 Juvenil Sionista Argentino
“Suenan las sirenas.
En este momento, en este preciso instante, están sonando las sirenas en las principales ciudades de Israel.
Este alarmante sonido de las sirenas no anuncia la ansiada llegada de la paz, que tanto queremos; no anuncia el final de la guerra, no anuncia el momento en que los grupos terroristas en la Franja de Gaza detienen su accionar, detienen la violencia, el llamado a la muerte, y apuestan al diálogo, a las palabras, a la tolerancia, y a la paz.


Estas sirenas anuncian un estado de alarma, anuncian los misiles que se avecinan desde la Franja de Gaza dirigidos a un único objetivo: la población israelí.
Estas sirenas anuncian la cuenta regresiva de 15 segundos para salir corriendo, para dejar todas tus cosas, tus ocupaciones, y escapar a los refugios.
¿Qué harías vos en 15 segundos?
¿Qué pasa si te estás bañando? ¿Si estás durmiendo? ¿Si estás con un bebé en los brazos? ¿Y las mujeres embarazadas, niños, ancianos, jóvenes?


Sin embargo, todos los países del mundo tienen derecho a defenderse ante las agresiones, menos Israel.
Entonces, ¿por qué todos los países del mundo tienen este derecho, menos Israel? 


Hace exactamente 12 años, Israel salió de la Franja de Gaza con la intención y la esperanza de estar transitando el difícil camino hacia la paz. Sin embargo y desde ese momento, estas sirenas, estas sirenas que sacuden a la población israelí una y otra vez, no han parado de sonar. En ocasiones causando víctimas fatales, muchas veces causando heridos, muchos daños materiales, y en el mejor de los casos, grandes sobresaltos en la población.


Me pregunto, ¿qué pasaría si estos misiles, en lugar de caer sobre el Estado de Israel y sobre sus habitantes, caerían aquí sobre nosotros, en Argentina?


Imaginémonos esta situación: si de pronto comenzarían a caer desde territorio vecino cientos de misiles por día en cualquier momento, ¿acaso nos quedaríamos callados? ¿Acaso permitiríamos que nuestra soberanía sea amedrentada y nuestros habitantes puestos en peligro? ¿Acaso alguien cuestionaría nuestro derecho a defendernos? ¿Acaso hablaríamos de una ‘ofensiva argentina’ en el caso que nuestro ejército decida reaccionar?
Israel invierte muchísimo dinero en proteger a su población. Construyendo refugios, desarrollando sistemas defensivos antimisiles. Y realiza todo tipo de esfuerzos para minimizar al máximo los daños en sus habitantes.
En Gaza hay una situación de pobreza y hacinamiento.
Israel y el resto de los países del mundo envían ayuda humanitaria y recursos a Gaza para colaborar con la población, inclusive mientras se desplegaba el operativo.
Me gustaría saber cuántos recursos de esta ayuda humanitaria que recibe invierte el gobierno de Hamas y en qué, además de en misiles y bombas.


Es decir, ¿qué es lo que quiere Hamas: construir un Estado palestino o destruir a Israel?


En los últimos días, Hamas y la Jihad Islámica dispararon cientos de misiles desde la Franja de Gaza, apuntados a la población civil de Israel. Organizaron secuestros y ataques a personas disidentes de su propia población. Festejaron en las mismas calles de Gaza atentados terroristas perpetrados en Israel así como nosotros festejamos el 25 de Mayo.
Es decir, mientras que en Gaza tenemos a una población secuestrada por un gobierno terrorista y atacando de manera indiscriminada a Israel, queremos saber dónde están los organismos de defensa de derechos humanos, luchando y condenando estos hechos.


El terrorismo de Hamas y la Jihad no se sostiene únicamente con el dinero destinado a la ayuda humanitaria. Los mismos funcionarios del Estado terrorista de Irán, los mismos que planificaron y analizaron cada detalle del atentado a la Embajada de Israel y a la AMIA, son los que hoy financian y apoyan toda esta masacre en Israel y en Gaza.


A nosotros, los jóvenes de la comunidad judía argentina, nos preocupa Israel, nos preocupan la guerra, los niños y las víctimas inocentes que están sufriendo de cada lado. En Israel, víctimas de los misiles de Gaza, y en Gaza, víctimas del uso de escudos humanos por parte de Hamas.


Por eso nosotros creemos en Israel. En 2.000 años nunca dejamos de creer. Y hoy, más que nunca, necesitamos al mundo, para condenar a Hamas por estas acciones y, al mismo tiempo, para apoyar sin miedo, enérgica y categóricamente, al Estado de Israel, un país democrático, el único de Medio Oriente, rodeado de regímenes totalitarios que persiguen y hostigan a sus habitantes.


Israel, un país que es dueño de una historia de miles de años de exilios y retornos.


Un país que se preocupa por sus habitantes y los protege. Un país donde existe la justicia y la igualdad social, que defiende la libertad de credo y el respeto y condena la intolerancia.


Un país que quiere la paz y que busca iluminar a las naciones.


Hoy, más que nunca, no nos alcanza con un alto el fuego pasajero. Nosotros queremos la paz y la vamos a seguir pidiendo, deseando, rezando y luchando por ella. Una paz duradera, que garantice la seguridad de los habitantes de Israel, sosteniendo el derecho a defendernos y a neutralizar las amenazas hasta que, finalmente, estas sirenas callen. Mengüen, desaparezcan. Y en su lugar se escuche un agradable sonido, calmo, inspirador, el sonido del arpa de David Hamélej sonando en Jerusalem, la capital eterna, sagrada e indivisible del pueblo judío siempre.
Llegó el momento de que la humanidad vuelva a reconectarse con Israel y con la vida.


Nos hemos congregado aquí, en la puerta de nuestra comunidad, para salir a la calle a apoyar a Israel, por la paz y a través de la paz. Por eso hemos convocado a una manifestación pacífica y no violenta o agresiva como la de ayer en la embajada.


Porque éstos son nuestros valores: nosotros plantamos árboles, construimos un Estado, desarrollamos una cultura, otros queman banderas y se cubren la cara con trapos. La diferencia entre nosotros y ellos es la misma que entre Israel y Hamas. Que el mundo entero elija a quién quiere apoyar.


Am Israel jai.”
 
( El pueblo de Israel vive)

FUENTE: ORGANIZACION SIONISTA ARGENTINA