domingo, 15 de julio de 2012

Falleció a los 93 años LEDA VALLADARES, un Mito de la música folklorica argentina.Muy cruel: A la recopiladora se la llevó el Alzheimer






Published on Jul 13, 2012 by TVPublicaArgentina

A los 93 años murió Leda Valladares, una de las grandes poetas, compositoras y compiladoras de la música folclórica latinoamericana, especialmente dedicada a la copla y la baguala, a las que recogió, con sus mañas regionales, en cada pueblito recorrido para mostrarlas al mundo y ofrecerlas a las nuevas generaciones. León Gieco, Fito Páez, Gustavo Cerati, entre otros, abrazaron su arte. La artista padecía el mal de Alzheimer y se encontraba en un geriátrico de Buenos Aires. Paradojas del destino para quien custodió la memoria de los sonidos ancestrales. Tucumana, iniciada en el jazz, formó el dúo Leda y María (Walsh) que esparció el arte nativo por Europa y encendió la llama, documentada en minuciosas grabaciones legadas, como "Mapa musical argentino", "Igual rumbo, grito en el cielo", "De Ushuaia a la Quiaca" (participación) y "América en cueros". Leda fue declarada miembro de honor de la Unesco por esta última, fruto de un homenaje que recibió en 1990 durante un ciclo de conciertos memorable. Emitido por Visión Siete, noticiero de la TV Pública argentina, el jueves 12 de julio de 2012. http://www.tvpublica.com.ar


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Leda Valladares había nacido en Tucumán el 17/12/1919, en una familia de clase media de buen pasar. Aurora Frías era la mamá, y Delfín, escribano, poeta y músico, el papá.

Su hermano, 'el Chivo' Rolando Valladares, fue uno de los creadores trascendentes de la música del noroeste, autor de “Subo”, “Zamba del Romero” y “Zamba del Silbador”.

En la casa familiar, en el centro de San Miguel de Tucumán, se daban cita desde Adolfo Abalos (quien por ese entonces cursaba estudios de Farmacia), a 'el Mono' Villegas, Ariel Ramírez, más tarde 'el Cuchi' Leguizamón y Manuel J. Castilla.

A los 14 años, Leda tocaba el piano y hasta llegó a tener un trío con 2 amigas que eran hermanas. Y tenía algunas composiciones propias, algunas de las cuales quedaron grabadas en el LP Canciones de Leda Valladares.

Leda se recibió en la Universidad Nacional de Tucumán de profesora en Filosofía y de licenciada en Ciencias de la Educación, que llegó a ejercer en Costa Rica. Sucedió que, en 1949 partió rumbo a Venezuela, y en 1950 llegó a América Central.

Leda se encontraba radicada en Costa Rica, e invitó a su amiga María Elena Walsh a reunirse con ella en Panamá para partir juntas hacia Europa, invitación que ésta aceptó, dejando todo atrás.

Valladares ya había escuchado "la estampida de la baguala", que la marcó definitivamente: “"Estaba en Cafayate. Era una noche de Carnaval; yo tenía 21 años y allí descubrí la baguala. Me desvelaron tres mujeres que se detuvieron frente a mi balcón. Yo nunca había oído hablar de la baguala y entonces me parecía que tenía que ser algo muy misterioso, muy poderoso. Después de escucharlas me prometí recuperar semejante regalo de la tierra... Con mi modesto grabadorcito a cuestas fui recogiendo el folclore desde Ecuador hasta Santiago del Estero. Y así, con mucha paciencia, fui reconstruyendo el mapa musical del país, y arrancando esos cantos de callejones, ranchos, valles, quebradas o corrales"”.

En 1951, llegó el amor, de la mano de María Elena Walsh. En 1952, ambas se instalaron en Francia y comenzaron a trabajar con canciones folclóricas de tradición oral, como carnavalitos, bagualas y vidalas. Nació el dúo Leda y María.

En París se relacionaron con la chilena Violeta Parra y la estadounidense Blossom Dearie, grabaron sus primeros álbumes -"Dos palomitas", "Huachi tori" y otras melodías-, y sumaron composiciones de Atahualpa Yupanqui, Jaime Dávalos y Rafael Rossi.

Aquel dúo dejó registrados 4 discos en Francia.

Cuando regresaron a la Argentina, en 1956, Leda y María realizaron una extensa gira por el norte argentino, y grabaron 2 discos: "Entre valles y quebradas" I y II, ambos de 1957.

Luego, ellas se separaron. El argumento fue que Valladares reivindicaba el valor del indigenismo y del folclore puro, en el sentido de la creación anónima; Walsh ambicionaba nuevas expresiones, orientándose por los valores de la justicia social, el feminismo y el pacifismo.

Su gran aporte fue la recopilación de obras populares. Una de las más editadas entre los años 1960 y 1974 fue "Mapa musical argentino", 11 álbumes testimoniales y documentales de música folclórica del norte argentino, a cargo del sello Melopea, que dirigía Litto Nebbia. También "Igual rumbo, grito en el cielo" (1989), "Grito en el cielo II" (1990) y "América en Cueros" (1992).

Para "Grito en el cielo", en 1989 y 1990, Valladares convocó a Pedro Aznar, Gustavo Cerati, Raúl Carnota, León Gieco, Gustavo Santaolalla, Ica Novo, Fito Páez, Federico Moura, Liliana Herrero, Fabiana Cantilo, Suna Rocha, para interpretar la copla, la vidala, la baguala. La presentación incluyó un recordado espectáculo en el Teatro Cervantes que reunió a todos estos artistas con un nutrido grupo de bagualeros de Salta.

“Recopilar es una infinita paciencia”, decía Leda Valladares, una permanente asombrada por “la magia del sonido, la magia del grito y la magia de ese paisaje enorme de donde vienen estos cantos”.
“Yo me largué a recopilar todas estas maravillas, y lo hice desesperadamente, porque me di cuenta de que no iban a quedar rastros de estos manantiales”, le dijo a la periodista Blanca Rébori, en su ciclo radial Retratos Sonoros.

La tarea la comenzó en 1960, con una modesta beca de 3 meses que le otorgó el Fondo Nacional de las Artes, con la que hizo su 1ra. investigación y se compró su 1er. grabador: “Fue una tarea de mucha angustia, porque tenía poco dinero y sentía que, si no me apuraba, aquello que iba a buscar podía desaparecer”.

En la recopilación ya habían trabajado Juan Alfonso Carrizo, Carlos Vega e Isabel Aretz, pero ella intentó hacerlo en una forma más amplia.
También musicalizó e interpretó espectáculos teatrales, algunas películas y documentales, fue asesora musical de 20 películas sobre rituales y artesanías indígenas que dirigió Jorge Prelorán, seneñó canto con caja en el Centro Cultural Rojas, fue directora del Fondo Nacional de las Artes, miembro honoraria de la Unesco y de la Sociedad Argentina de Escritores.

Murió como consecuencia del Mal de Alzheimer.

FUENTE: URGENTE.NET/COM





\

Published on Jul 4, 2012 by todaslaspiedras violetas

Entrevista realizada a Leda Valladares por Cultura de la Nación