martes, 18 de mayo de 2010

Horacio C. Rossi: te extrañamos querido amigo Poeta !!!( a dos años de su fallecimiento)




Horacio Carlos Rossi nació el 4 de octubre de 1953 en Santa Fe de la Vera Cruz, capital de la provincia de Santa Fe, República Argentina.
Desde su ciudad natal, inició su Último Vuelo el 18 de mayo de 2008.

Títulos de algunos libros editados:
1988: Del Aire Hallado.
1994: La Pluma de Polen.
1999: ¡AH!mor….
2003: Lambrusco - Novela.
2006: En bandada (Antología con varios autores.)
2008: Arena de nueve cantos (Selección, varios autores.)


Señales en su trayectoria…
Horacio Carlos Rossi en 1971 recibió el Primer premio “Medalla de Oro” en el Concurso Intercolegial de Literatura “Horacio Quiroga” organizado por la Municipalidad de Santa Fe de la Vera Cruz. Impulsó la creación de diversos grupos literarios y fue co-fundador del Grupo Literario “Tupambaé” (en el “Patio de la Bignonia” del hogar del talentoso poeta GASTÓN GORI, Laprida 3541, 1974); Fundador de SADE - Sociedad Argentina de Escritores, Filial Santa Fe (1976) e integró la Primera Comisión Directiva.



Fundador del Grupo Literario “Mainumbí” (1984); integró la conducción de la revista “El Arca” creada por Alejandro Álvarez (distribución gratuita); Co-fundador del Grupo “Luzazul” con publicaciones de páginas impresas, música y danza.


Miembro de la Asociación Santafesina de Escritores (ASDE, 1998). Integrante del directorio de REMES, Red Mundial de Escritores en Español.


Co-operó par la constitución de Talleres. Participó en programas radiales y de televisión. Puente cultural de la Revista “Xicòatl” Salzburgo-Latinoamérica. (2002).

* * * * * * * *
En junio de 2008, en Impresos S.A. terminaron de imprimir la selección de poemas titulada “Arena de nueve cantos” incluyendo algunas referencias escritas por el Lacho, nuestro amigo a perpetuidad:
“Currículum a vuelatecla, en la terraza, marzo de dos mil ocho.
Como antecedente, escribo desde hace apenas cuarenta años, habiendo publicado ¡AH!mor…, Lambrusco, La Pluma De Polen, Del Aire Hallado, etcétera… y, en este siglo o algún otro, la docena que espera turno…
Como previsión, intuyo que seguiré así. Rutinario, el hombre. Cotidiano. Hermoso. Inteligente. Modesto.
Ahora participo en esta antología con armados poemas que inauguran aquí su turno de intemperie, al igual que yo todos los días.
Esperando que quienes leen esto los quiera recibir, con un abrazo, de todo corazón, del Horacio C. Rossi, en la terraza… p. 60

MUCHAS, MUCHAS IDEAS…
me asaltaron hoy a la mañana. p.55

A las pícaras les encanta tomarme desprevenido
y martirizarme con su campana invisible,
cuyo bajado soy yo: badajo y víctima.

Resoné esta mañana
dentro de la campana
de la imaginación…

Estaba entre la playa y el mar, sobre la arena crustácea
que se imprimía a mis pies
como queriendo que la recuerde siempre…

Traté de no prestarle atención, pero ahí estaba
la media esfera resonante
de las ideas claras…

La gente no tenía papel ni lápiz.
Era la hora de olvidarse del reloj.

Me sumergía en el mar y me zumbaban los oídos…
En el fondo encontraba una dos tres conchillas sin igual…

Y un poema entero esperando ser horneado, ser embotellado,
quizás forjado a martillazos, o tallado -inefable arcilla- con estecas
o con un cuchillo.

Apresurado, fiebre todo yo, como la espuma, emergía.
La gente no tenía papel ni lápiz. Las ideas jugaban con mi
desesperación
Como badajo resonaba dentro de la campana.
Me sentía como un dique que recibiese agua, mucho agua
y no pudiese inscribirla en los campos…

Átomo por átomo…
rebalsé
de una vez por todas
rebalsé…

Y todo fue luz…

De manera incongruente pensé: este es el poema de lo que
llamamos Dios
y está escrito con la caligrafía del universo
en el idioma de la eternidad…

Yo estaba

-arena y agua-

en algún punto entre la playa y el mar,
bajo el cielo,
sobre la tierra,
entre los hombres,
en medio del aire y de la luz…

En la terraza, mil novecientos setenta y tres.

* * * * * * * *
Oda a Horacio C. Rossi


Pones tus manos en el barro y llegas
al cielo;
en tus dedos se mueve una luz límpida,
y si miras los ojos
terribles del demonio
un ángel suavísimo que desciende
simplifica la tierra.

Tu verso endereza el árbol,
sosiega la turbia corriente del río,
y planifica el viento.

Si un niño cruza la pampa
de tu estrofa,
ni siquiera se oye el llanto
de las brujas,
ni el galope de los caballos
de madera.
El niño es un niño de versos;
no tiene más madre
que el poema, si está muerto
y el velatorio es de caña y milonga.

América Latina se retuerce
en la angustia del indio,
y allí en la angustia histórica
nace el bello destino
del hombre de tierra y cemento tuyo,
Horacio,
cantando dulce y duro
en las aristas de tus versos fuertes.

Oh, Horacio de negras claridades,
de hombre de pie en el amor y en la duda,
¡nadie hará por ti lo que haces por Dios,
para que el dios creador de esos, tus poemas,
sea nada más que Horacio:
un hombre volátil en su destino…

GASTÓN GORI Santa Fe, 28 de julio de 1975.
(1915, Esperanza-17 de noviembre-2004, Santa Fe de la Vera Cruz.)


* * * * * * * *
Resonancia de su “AH!mor...

POESÍA es lo que hace habitable al mundo. En su faz literaria, es el lenguaje del hombre y la mujer reencontrados, el lenguaje de cada vez que uno es feliz, la insuperable herencia de los pueblos, aire y agua de luz, pan de los momentos inolvidables.


El trabajo doméstico es incesante. Su principal temperamento es la alegría. La alegría de hacer un canto digno de lo que somos y lo que nos debemos. Con solamente lo mejor de nosotros en el intento y, por tanto, en el logro del poema.

Al compartirlo, se completa. Ya que darle destino a nuestro canto, es lograrle sentido a nuestra vida. Y ello ocurre, agradecidamente, en el sagrado momento del encuentro: de la voz que por escrito habló, con la voz que leyó. Ambas igual acaso y ojalá sonriendo.
¡AH!mor... colecta, del camino andado, las crestas que emergieron del silencio y se dispusieron a contribución para esta fiesta. Que tal es la emoción de decir la verdad con belleza.
Ahora sigue en ustedes. Desde ya, muchas gracias, por todo, como siempre ...
HORACIO C. ROSSI - en la terraza - primavera de 1999.


* * * * * * * *

“Pastoral”

Tengo los ojos llenos de agua
y un caballo
y más allá está el sol.
Debajo del caballo veo los pastos
y el cielo azul en los rebordes
como frontera de color.
Mariposa o insecto
qué más da
aquí o allá o aquí.
Tengo los ojos llenos de agua
y veo tan mal
que hasta me parece ser feliz.
Se huele a cascotes y a bosta fermentada
y a bosta seca en panes,
a los yuyos que machaco con mi propio cuerpo
a las propias gramillas y cardos
que masacra mi propio cuerpo. Huelo verde,
huelo barro,
y el olor de la punta de los árboles
y el olor del color y del dolor,
como si mi nariz fuera enorme y se extendiera
desde mi parto hasta mi muerte
y yo fuera el universo.
Estoy lleno de vida
acostado sobre la vida
mirando la vida
con los ojos llenos de agua.
Porque recién he emergido
del mar de ella,
la que me ha mirado, sonriendo y callado.
Antes y durante y después
yo estuve vivo.
Ahora el caballo rojo es una flor rota de sol
y azul es el aire.
Tengo los ojos llenos de lágrimas.
AVISO! No podré recibirte
ahora estoy solicitado por la semi lluvia de sábado de mayo.
Ha llegado y no es mera visita en esta casa.
Todo mi corazón pasea con ella por las fragancias mismísimas de amor.
La tarea de mi vida comparece a examen en fiesta largamente esperada y merecida.
Los versos que la poesía ha besado se allegan en poema como un canon de gracias consumadas, bendecidas y, ahora, consagradas.
Mi memoria dispone la breva en flor de amigos que el tiempo colectó junto a mí hacia el común destino, entre luego y después: rocíos del silencio. Nombres tan para siempre. Y mi amigo y mi amiga de ahoramismo. Y de mañana.
Te digo que si llegas no podré recibirte.
Estoy oyendo silbos en torno de la casa, y escucho las brotancias de yemas impelidas por las circulaciones cuyo azul no discuto. Música de la tierra.
La lluvia me confirma la esperanza. La paciencia se ha tornado tan mía, que se me felicita en luz. Y todo es alegría.
Tiempo en sazón. Milagro del misterio. Que celebro...
Y sonrío.
Porque, si llegas, no podré recibirte:
Igual que siempre,
¡me hallarás en Vos!...
No hago otra cosa desde que estoy vivo.-
Y otro…

* * * * * * * *

Presencias – Acercamiento a textos…
En septiembre de 2008 difundieron el Nº 1 de “Presencias – Acercamiento a textos y autores literarios, selección elaborada por la escritora María Amelia Schaller, Moreno 2263, Esperanza (departamento Las Colonias), provincia de Santa Fe.
Horacio, el Lacho… había entregado elaborado esta síntesis:
“Currículum a vuelatecla, en la terraza, marzo de dos mil ocho.
“Maestra Rural de Luz –a mi hermana”
Debajo del aromito,
mesa tumbada:
el pizarrón y la escuela
de una mirada.

Parece, en la polvareda,
estar la amada
maestra que ayer se fuera
sin decir nada…

ni nadie a quién decirle
qué sola estaba,
sin libro, cuaderno, tiza,
lápiz, pan, agua…

Claro está: si ya se fue,
allí no hay nada:
La brisa trae su figura
acostumbrada…

Igual que garza y estero
nube soleada,
con luna, ojalá de lluvia
necesitada.

Asombración de la siesta,
sonrisa de agua,
sin nadie que le dijera
ni muchas gracias…

Ni hace falta: bien sabe
por dónde andan guapeando,
los exalumnos de su patriada…

Como vapor de rocío,
lágrima alta…

Paredes de horizonte,
cielitechada…

Dejó la maestra su escuela,
nunca ranchada…

De luz
en el silencio
de la picada.

Horacio C. Rossi
Santa Fe



* * * * * * * * * * *

* * * * * * * * * * *
Arte de vivir y convivir…

De: Nidia Orbea



Asunto: RESONANCIA POÉTICA...
Para: Amigos…
Fecha: lunes, 10 de mayo de 2010, 19:54
HERMANOS-COMPAÑEROS por el Único Camino.
Sigamos cerca… promoviendo la educación permanente por el arte de vivir y convivir.
Será grato si estas páginas son reenviadas a docentes y estudiantes, como propuesta de lectura.
Después, agregaremos los comentarios que cada uno reciba, si los incluyen en otro mensaje…
Fraternal abrazo / Nidia.




Ecos…
Lunes, 10 de mayo de 2010 20:04
De: Marta Rodil
Gracias, Nidia!
Excelente homenaje.
Un abrazo.
Marta

Lunes, 10 de mayo de 2010 20:33
GRACIAS, NIDIA POR ESTE RECUERDO, O ESTA PRESENCIA. HORACIO ERA LA PLENITUD, LA BELLEZA, EL ALMA PURA, ME REGALÓ SUS OBRAS COMO UN HERMANO. Y COMO UNA HERMANA LO EXTRAÑO CADA DÍA, CUANDO ESTOY CON MIS AMIGOS, “ESA COSTUMBRE SOLAR”, O EN CADA ENCUENTRO DONDE DESCOLLABA PORQUE SIEMPRE DEJABA ESE algo de esperanza, de futuro, de consejo. SE NOS FUE PRONTO ¡TENÍA TANTO PARA DAR! Y SU ALMA GENEROSA NO RETACEÓ NADA A QUIENES EMPEZABAN, NI A LOS VIEJOS, NI A SUS CONTEMPORÁNEOS. HORACIO....HIZO TANTO POR TODOS NOSOTROS, NOS LLENÓ DE ALEGRÍA, DE CAntos, de palabras...

Palabras para Horacio
A Horacio Rossi, enorme poeta y mejor amigo
17 de mayo de 2008
(Poema completo en:
“PRIMAVERA y RESONANCIA POÉTICA de HORACIO ROSSI…”)


De: Marta Goddio




Enviado el: lunes, 10 de mayo de 2010 20:45
Para: Nidia Orbea
Asunto: Re: RESONANCIA POÉTICA...
Ay, Nidia...estoy sin palabras ahora. Apenas puedo responderte con un GRACIAS por este reconocimiento al Hermano, al Amigo... al Poetabrecaminos... Éste es un duelo que no puedo superar. No salgo de la etapa de la negación. Porque es tan fuerte su presencia... que sabés qué... en el lugar donde dice “2008” pondría otra cosa... no sé... el símbolo de la luz si la hubiera, y si no habrá que inventarla... ¿no..? Porque él no se fue en el 2008. Él está más presente que nunca. Una sola observación quiero hacerte, con todo cariño. No es “Nacho” su apodo, sino “Lacho”. Hasta parece una abreviatura de “lapacho”, el mismo que está frente a su casa.
A eso se podría agregar algo del Lambrusco... tengo un montón de material por ahí...
Te abrazo, agradecida. Con ese abrazo que aprendí de Horacio. Marta.

De: Pablo Casals – martes 11 de mayo de 2010 11:25
Muchas gracias Nidia! Horacio fue uno de los primeros en llamarme poeta. Y me trató como a un amigo desde siempre. /…/
De corazón, Pablo.

De: Susana Colombo - Martes 11 de mayo de 2010 – Hora 15:47
Queridísima Nidia!
me reenviaron “Resonancia poética” y me encantó recibirlo y me encantó saber que vos lo tomaste en tus manos... Las mejores manos para difundir y continuar esa obra.
Muchas gracias.
y un beso
Susana

De: Mareili Sordello – Martes 11 de mayo de 2010 – 20:24
Nidia querida, gracias por este reencuentro con Horacio Rossi, lo conocí en el mi homenaje que es tu homenaje a mi, cuando terminé de hablar me hizo una seña con el pulgar en alto ,le pregunté ¿qué significa? repitió el gesto y me dijo muy bien... pasado bastante tiempo me mandó un libro Lambrusco, lo llamé por teléfono, le agradecí y quedamos en encontrarnos para compartir un lambrusco, encuentro que no se produzco.
Este encuentro me produjo un doble gozo, leerlo a Gastón en su oda a Horacio me emocionó… /…/
Mareili


fuente: foto Diario El Litoral SANTA FE-ARGENTINA

TEXTOS: RECIBIDO DE SU HERMANA, MARIA NELIDA BARALE-ROSSI
Fueron editados por: Nidia Orbea Alvarez de Fontanini, desde Santa Fe de la Veracruz.



Nota del Editor,

Me adhiero a este hermoso homenaje a mi querido amigo

y hermano en las letras, Horacio Carlos Rossi, conocido

por sus amigos como "Lacho".

La Parca se lo llevó joven aún, cuando aún tenía mucho

por vivir, escribir, enseñar y seguir brindando

amor y amistad a todos los que lo rodeaban.

Hoy 18 de Mayo de 2010, a dos años de su fallecimiento

este merecido Homenaje.

Abrazos fraternos a sus familiares y amigas/os

Lic. Jose Pivín

frente al puerto de Haifa

frente al mar Mediterráneo




Negrita