martes, 30 de octubre de 2012

EL HURACAN "SANDY" daña severamente a los EE.UU en sus costa Este. Millones de personas sin electricidad. Cientos de miles evacuados


Publicado el 29/10/2012 por

Huracan Sandy. En un boletín especial emitido la noche del martes 30/10/2012, el Centro Nacional de Huracanes (CNH) estadounidense informó que Sandy impactó en Altantic City, con vientos todavía huracanados de 130 km/h y desplazándose a 37 km/h.

Las autoridades han advertido de riesgos "sin precedentes" y ordenado la evacuación de cientos de miles de personas en ciudades y pueblos a lo largo de una extensa franja costera desde New England (noreste) hasta Carolina del Norte (sureste).

Las calles que conducen a la costanera de Atlantic City -donde sus 40.000 habitantes fueron evacuados- estaban inundadas el lunes por la tarde y en la cercana Ocean City una parte del paseo marítimo fue barrido por las olas, constató un periodista de la AFP.


Zonas costeras de Long Island (este de Nueva York) y Nueva Jersey sufrían la subida de las aguas y una grúa de un inmenso edificio en construcción en Manhattan se desprendió parcialmente y quedó colgado de manera precaria.


En el estado de Nueva York, 300.000 personas se encontraban sin electricidad, cifra que debería crecer sin cesar con el correr de las horas.


Al menos dos reactores nucleares que generan cerca del 50% de la electricidad en el estado de Nueva Jersey podrían ser cerrados si los vientos del huracán Sandy se intensifican, anunció la empresa.


Cerca de 12.000 vuelos fueron cancelados hasta el momento en la región debido a Sandy, dejando a decenas de miles de personas bloqueadas lejos de sus hogares.


La empresa de estimación de desastres Eqecat señaló que la tormenta podría afectar a 60 millones de estadounidenses y provocar daños por hasta 20.000 millones de dólares.


El presidente Barack Obama puso en guardia a sus compatriotas contra la amenaza que representa el ciclón, una "tempestad grande y poderosa" que podría tener consecuencias desastrosas para el este de Estados Unidos, tras dejar 66 muertos en el Caribe.


En una intervención luego de una reunión con su comité de crisis de la Casa Blanca, Obama también exhortó a los habitantes de las regiones potencialmente amenazadas a que acaten sin dudar las directivas de las autoridades locales, en particular en lo relativo a las evacuaciones.


El desastre climático que se avecina interrumpió la campaña electoral estadounidense a pocos días de los comicios del 6 de noviembre.


Tanto Obama como su rival republicano, Mitt Romney, anularon reuniones electorales.


Ambos candidatos son conscientes de la importancia política de dedicar toda la atención a lo que suceda con el huracán, debido a la memoria de lo ocurrido con Katrina en 2005, cuyas devastadoras consecuencias aún son recordadas por los ciudadanos.


La respuesta a Katrina, que arrasó Nueva Orleans (Luisiana, centro-sur del país), fue percibida como un fracaso de las autoridades que encabezaba el entonces mandatario George W. Bush, lo que marcó el resto de su presidencia.


Nueva York, Washington y Filadelfia paralizadas

Según los servicios meteorológicos, la extensión de la tormenta y la confluencia de un frente frío procedente de Canadá la vuelven particularmente peligrosa.

Las autoridades ya declararon el estado de emergencia en Connecticut, Delaware, Maryland, Massachusetts, Nueva Jersey, Nueva York, Carolina del Norte, Pensilvania, Vermont, Virginia y en la capital estadounidense.


De su lado, Obama aprobó el estado de emergencia para liberar fondos federales para la mayoría de esos estados.


Nueva York se encontraba paralizada el lunes, con el sistema de transporte público suspendido desde el domingo por la noche, los tribunales y las escuelas cerradas, a la espera de Sandy, mientras que 47.000 hogares estaban sin luz.


Unas 375.000 personas recibieron la orden de evacuación de zonas costeras de la ciudad en el sur de Manhattan, Brooklyn, Queens, Staten Island.


El gobernador de Nueva York resolvió el lunes el cierre de los túneles de Manhattan ante su posible anegamiento.


Por su parte, el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, aseguró que ya no podía enviar equipos de rescate para evacuar a vecinos porque Sandy "llegará en la próxima hora".


La bolsa de Nueva York y el mercado de futuros de Chicago cerraron el lunes. Wall Street también lo hará el martes.


Washington y Filadelfia se encontraban también sin transporte público. El servicio de autobuses y trenes a lo largo de la costa estaba suspendido, dejando aisladas a las ciudades.


Los meteorólogos advierten que las aguas del puerto de Nueva York y del canal de Long Island podrían elevarse tres metros por encima de su nivel habitual, coincidiendo con las mareas altas de la luna llena.


Building partially collapses in NYC

Waves lapping into New Jersey surf club

Mira: http://bcpsalto.blogspot.com/

http://twitter.com/Estacion_bcp



 

 

Publicado el 29/10/2012 por canalNTN24 Nueva York ya siente los efectos de los vientos que acompañan el huracán "Sandy" que mantiene en alerta máxima al noreste de Estados Unidos, el fenómeno de categoría 1 podría chocar con un frente frio proveniente de Canadá y convertirse según los meteorólogos en una tormenta perfecta.


  


 Publicado el 30/10/2012 por cerestv Nueva York (EEUU), 30 octubre (CERESTV.es / EFE) El huracán 'Sandy' ha causado al menos 16 muertes en Estados Unidos, tras tocar tierra en Nueva Jersey arrastrando vientos máximos sostenidos de 130 kilómetros por hora. Las muertes se han registrado en los estados de Nueva York, Nueva Jersey, Maryland, Virginia Occidental, Connecticut y Carolina del Norte. Un conductor ha muerto en Massachussets en un accidente relacionado también con 'Sandy'. En Canadá, una mujer ha muerto tras ser golpeada por un cartel publicitario arrancado por el viento.

 Lee la noticia completa en CeresTV: http://bit.ly/XR5Hzl © 2012 CERES TELEVISIÓN DIGITAL [+info]: http://www.cerestv.es [e-mail]: noticias@cerestv.es Contacto: Teléf. 91 186 30 83 Fax: 91 630 86 16 








 





Publicado el 29/10/2012 por Chay ito


 La campaña electoral se acerca a su fin en Estados Unidos y a tan sólo ocho días para que los ciudadanos acudan a las urnas a elegir a su nuevo presidente, el huracán "Sandy" irrumpe en la contienda y ha obligado a los candidatos a suspender sus actos de campaña. "No estoy preocupado por el impacto del huracán en las elecciones. Estoy preocupado por el impacto en la gente de la trayectoria de la tormenta -dijo hoy Obama-. La prioridad número uno ahora es la seguridad, la elección se ocupará de sí misma durante la semana". Sin embargo, a nadie se le escapa que este momento de la campaña es crítico para ambos y que el que más tiene que perder es Obama, ya que en última instancia él es el máximo responsable de la respuesta federal que se ofrezca ante la llegada de "Sandy", que se teme sea una tormenta extraordinariamente dañina. Está previsto que "Sandy" toque hoy tierra en el noreste de Estados Unidos, después de haberse cruzado con un frente frío que lo fortalecerá. 

Además, su amplio radio y la coincidencia con la luna llena amplificarán sus efectos. Obama voló el domingo de Washington a Florida para participar hoy en un acto de campaña junto al ex presidente Bill Clinton, pero decidió regresar a la capital estadounidense para coordinar desde allí la preparación y respuesta al efecto que el huracán pueda tener en territorio estadounidense. También preocupa que la tormenta frene las votaciones anticipadas que permiten algunos estados de este país. De hecho, en Carolina del Norte y Maryland se ha suspendido por el momento esta opción, que por lo general tiende a beneficiar a los demócratas. Por su parte, el candidato republicano trató de mantener parte de su agenda de campaña y acudió hoy a Ohio, un estado que este año se perfila como clave en el resultado de lo que por el momento es una de las elecciones más ajustadas de la historia reciente de este país. Sin embargo, luego se vio forzado a cancelar todos sus actos de campaña para hoy y mañana. Se calcula que en total cerca de una veintena de eventos de ambos partidos se han tenido que cancelar a causa de la irrupción de "Sandy". 

"En un acto de sensibilidad por los millones de estadounidenses que se encuentran en el camino del huracán 'Sandy', cancelamos los actos de esta noche en Wisconsin", dijo el director de comunicación de Romney, Gail Gitcho, que también anunció la anulación de los eventos del martes para el candidato y su "número dos", Paul Ryan. "El (ex)gobernador Romney cree que éste es un momento para que el país y sus líderes se unan para centrarse en los estadounidenses que están expuestos al peligro", agregó. Este elemento sorpresa en la recta final puede alterar considerablemente el curso de la campaña electoral y, por lo tanto, el resultado de las elecciones, ya que hasta el momento ambos candidatos están empatados en torno a un 48 % en intención de voto. Obama y Romney estaban dispuestos a multiplicar en esta semana que falta para las elecciones del 6 de noviembre todos sus esfuerzos para movilizar a los votantes y, sobre todo, captar el voto de los estados "indecisos", aquéllos en los que la ventaja de un candidato aún no está clara. Sin embargo, el desafío más urgente de los candidatos en este momento es estar a la altura de lo que esperan los ciudadanos de cara al azote de lo que podría ser una tormenta de proporciones históricas.

 Para Obama ahora es crucial dar una imagen sólida de capacidad de reacción ante esta emergencia y evitar por todos los medios que se generen críticas como las que recayeron sobre el Gobierno del republicano George W. Bush a raíz del huracán "Katrina" en 2005. Igualmente, Romney deberá tener cuidado con sus críticas a la labor del Gobierno y con el posible uso electoralista de lo que ocurra. En su día, el republicano propuso la eliminación de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA), para desviar los recursos a los estados, algo que podría convertirse en arma arrojadiza en esta última etapa de la campaña. En los estados de la costa este de Estados Unidos afectados por "Sandy" los republicanos han cancelado las peticiones de fondos para la campaña, y se han sustituido por peticiones de ayuda para los afectados por el huracán.