miércoles, 18 de mayo de 2011

En Venezuela: apología al libro antijudío " Los Protocolos de los Sabios de Sión" que conduce Cristina González en el programa “La Noticia Final”



¿Cómo es posible? apología a libro antijudío en Venezuela

El envenenamiento sistemático de las mentes convirtió a uno de los pueblos más cultos del orbe en una máquina sanguinaria de muerte y destrucción, resulta alarmante que en la Radio Nacional de Venezuela, la emisora insignia del Estado venezolano, un país que se ha caracterizado por carecer de prejuicios, por su apertura y generosidad hacia todos los pueblos perseguidos, se haya transmitido una apología a Los Protocolos de los Sabios de Sión. Esto sucedió el pasado 4 de abril en el dial 630 AM, en el programa “La Noticia Final” que conduce Cristina González.

Es una asombrosa paradoja que ese infame pasquín, fabricado por el régimen retrógrado de los zares para justificar su persecución contra los judíos (a partir de la adaptación de textos más antiguos que atacaban a los revolucionarios franceses, a los jesuitas y otros grupos), haya recibido alabanzas en el principal medio radiofónico de la República Bolivariana de Venezuela. Un libelo empleado por Hitler como una de sus inspiraciones, y que actualmente se imprime y traduce masivamente en países como Irán y Siria, no puede ser empleado como referencia por nadie que se considere demócrata o socialista.


Decir “sionistas” donde Los Protocolos dicen “judíos” demuestra, una vez más, que el así llamado antisionismo no es más que el antisemitismo de siempre.


A continuación transcribimos fragmentos del mencionado programa, en el cual González muestra su admiración y refrenda el contenido de Los Protocolos, con argumentos confusos pero claramente dirigidos hacia algo que solo se puede calificar como incitación al odio

“Viendo todo lo que está pasando y todo lo que está acon­teciendo día a día, nos dio por buscar un librito que teníamos desde hace tiempo (...) que se llama Los Protocolos de los Sabios de Sión, y que por cierto esto es un estudio y un comentario crítico de un señor llamado LEP. Leyendo pedacitos de este horror nos encontramos con cosas interesantes, porque, por ejemplo, dice: ‘Echen una mirada sobre el estado material de Europa, analicemos los recursos que han sabido procurar los israelíes a partir del siglo actual, por el solo hecho de saber concentrar entre sus manos aumentos de capitales de los que pueden disponer en todo momento. En París, Londres, Viena, Berlín, Ámsterdam, Hamburgo, Roma, Nápoles, etc. En manos de los Rothschild... Siempre son los judíos los amos de la situación financiera que disponen de miles de millones. En cada localidad de segundo y tercer orden, ellos son siempre los que manejan el dinero en circulación y operaciones financieras y ningún trabajo importante podría hacerse sin los hijos de Israel’.

(...) Viendo esto, nos llama la atención cómo es posible que de repente términos como el antisemitismo generen tal escozor en esta comunidad, porque de verdad de haber escrito esto y haber señalado, y haberse señalado como los hijos privilegiados de no sé qué Dios, nos llama poderosamente la atención que todavía la palabra antisemitismo tenga algún tipo de reacción o haya gente que se sienta herida o mordida de alguna manera por esta posición.

(...) Yo no tengo una posición antisemita, yo no soy antinada (...) Yo leo, y veo además, y me sorprendo de lo que voy encontrando, porque de alguna manera hay que explicarse que eso suceda no solamente en el país más rico del primer mundo, con un control sobre el aparato financiero tan impresionante, sino que suceda también en países que tienen muchas riquezas, las cuales pueden interesarle enormemente a los Rothschild.

(...) Ahora bien, quiero hacer aquí un inciso: rescato al Pueblo Judío, a los israelíes que no son sionistas; rechazo profundamente el Sionismo y los principios en los que se basan. Esto sí quiero dejarlo muy claro: hay muchos judíos maravillosos en el mundo entero que nos han dado ejemplos extraordinarios de tener capacidades hermosas como las tenemos todos, en todas partes del mundo.

(...) Por curiosidad seguimos leyendo y nos encontramos con posiciones impresionantes. Por ejemplo, continúan hablando de todo el poder y toda la concentración que tienen planteada como grupo estos sionistas y es impresionante ver cómo hablan de facilitar cada vez más y más los empréstitos a los grandes poderes, a los emperadores, reyes, etc., a todas las monarquías de Europa, pues. En otras palabras, facilitaría, permitiría que fueran, que se convirtieran ellos en esos controladores, reguladores de todos los valores.

(...) Otro pedacito, otra perlita de este librito, dice: ‘Siempre quedará la agricultura como la riqueza más grande de cada país. La posesión de grandes propiedades territoriales siempre proporcionará al poseedor honores e influencias, por lo tanto, nuestros esfuerzos deben dirigirse también a que nuestros hermanos de Israel procuren hacer importantes adquisiciones territoriales. Nuestro deber será tratar, en lo posible, de que las grandes propiedades sean fraccionadas a fin de que podamos adquirirlas más fácilmente. Bajo el pretexto de que tratamos de ayudar a las clases trabajadoras, es necesario que los grandes terratenientes sufran todo el peso de los impuestos; cuando las propiedades hayan pasado a nuestras manos, todo el trabajo del proletariado cristiano será para nosotros fuente de inmensos beneficios’.

(...) Este librito es realmente un imperdible, uno de los imperdibles, por lo que dice aquí: ‘¿Cuál es el origen?’. El origen es variadísimo, tiene alrededor de treinta páginas. Comenzando el libro se habla sobre la posibilidad de que haya sido la traducción de uno u otro libro, de uno u otro museo, de una u otra publicación, de una u otra editorial o autor; pero es muy interesante, porque todas estas decisiones se tomaron en el Congreso Sionista de Basilea de 1897, aunque realmente tomó forma a principios del siglo, por el año diecisiete, justo cuando comenzó la Unión Soviética... Voy a seguir leyendo porque me provocó mucha curiosidad la descripción perfecta que hace hasta el más mínimo detalle sobre las intenciones y lo interesante que es la dominación del mundo.

(...) Vemos cómo ayer y hoy el Sionismo ha sido implacable con el pueblo palestino a través de ataques feroces, y cómo han tomado todo el territorio palestino para ellos y han confinado a los palestinos a pequeños pedacitos de tierra en Cisjordania y en la Franja de Gaza, que es mínima, y ahí los tienen hacinados, amontonados y además bombardeados y hambreados. Uno lee esto y se parece bastante no solamente a lo que escribió Escrivá de Balaguer en su libro, en sus famosos libros —cuando se expresaba sobre lo que quería del Opus Dei, que es la otra organización perversa que anda por ahí ahorita—, sino que además se parece muchísimo a lo que permanentemente sueltan por la boca los sionistas cuando declaran en estos carteles mediáticos que dominan en el mundo entero, particularmente en Estados Unidos y en Francia. Entonces vemos cómo esa soberbia también se refleja cuando Estados Unidos y Francia quieren atacar a un país como Libia. Se va configurando como el rompecabezas y van apareciendo las piezas”.

Por Sami Rozenbaum

Fuente: Nuevo Mundo Israelita

4/Mayo/2011