sábado, 26 de marzo de 2011

Mario Nosotti, poeta argentino

del libro Parto Mular
Paso es el paso del mulo en el abismo.
J.Lezama Lima
Definiciones póstumas al paso


Las horas que se pierden se pierden
Ya doblamos la esquina
Lo mejor de la inocencia es la desilusión
Esas cosas las decía mi madre
La belleza del mundo es sin consuelo
Lo perdido perdido. Y los pájaros
Perdiéndose en el horizonte
Una hora sin moverse. Una hora.
De curva calentada y duradera
Las cigüeñas son las hijas perdidas
Viajan en la tormenta
Mucho antes de eso cada tarde
Sobre esa casuarina
Aparecía siempre un colibrí.




Spegazzini


No puede poner el dedo
son siempre rayitas las que curvan
su resto inoperado.

La lluvia hace un agujero
cancela el polvo de la hoja
arruina el badulaque hasta rajarlo
en barro.

Así no puede la manzana
aguijonear cercada hasta los labios
no cede al superior que ofrece lo que queda
encono de fue un grillo
lo pone entre dos palmas.

Como gatas de zanja las rayitas comienzan
su remover los cuerpos
que la vejez los nutra -eso piden-
la carne de esas hojas ultimadas
abrirían apenas.


Cuando hay estas tormentas de verano
me acuerdo que revientan
olas enormes sobre el malecón. Uno pasa
y de pronto, lo asaltan gotas sucias
pesadas como perros.
Mis hijas se reían asustadas ese día,
miedo y alegría de que las voltee el mar.
El viento les inflaba los vestidos
como a pequeñas damas del siglo XVII.
Corrimos hasta el auto porque el aire
mojado nos heló,
y por un instante insoportable
se volvió la alegría
de tener ese hogar.


sobre todo cuando cae el feriado
sobre casa
y purifico el agua en grandes piletones
bajo los cielos grises y ventosos
para lavar un plato.

misterio. la sola cosa
de un feriado pais.

sacarme el delantal y estar
desnuda
fijándome en el agua
y el jabón.

los restos de lechuga
en la rejilla
sin chicos ni marido
el correr del desagüe
repleto de maleza
el agua empobrecida
hacia otra dimensión.

como dentro de un árbol
encendí los mecheros.

detrás de la persiana
me llagaban las luces
rumorosas de sodio
sobre el cuerpo
me puse lo más suave que tenía
los zapatos también.



Parto Mular


El rasgo del ganado
se compone con trazos indecisos
su faena es un lamido oscuro
encuentros viscerales donde la mano
entra ceñida de ceguera
hasta tocar el borde del rocío.

Sin remilgos el tuerto sobre el heno
aun se tambalea,
envuelto con la manta placentaria
de su edredón marino.

Cada pequeño vaso, succiona un latiguillo,
y el ojo saca fuerzas de su propio derrame,
porque no tiene el gesto del
lamido, esa base de lija,
desde donde lanzarse. Alguien,
la romperá de afuera sin embargo
e inundara la nieve su pequeño ofertorio.

Sale a un siglo de moscas, huele el aire
de jugos y llovizna; el pasto poco a poco
lo encamina por la puerta indeleble.


Comentario


I

Si tenemos en cuenta que Li-Po
y otros poetas chinos de la dinastía Tang
escribían principalmente de mañana
temprano y en el atardecer
poemas de ocho versos y poemas
truncados de cuatro versos
y que muchos de ellos fueron funcionarios
-- poco tiempo si generalizamos--
como Wan Wei o el mismo
Li-Po del cual se cuenta
fracasó en la función pública
debido a su naturaleza irresponsable y su afición
al vino
veremos que un milenio después
natura habrá dejado en los poetas
intactas ciertas huellas, propensiones.


II


Cierto es que
probablemente algunos
escribieran de noche
alumbrados por trémulas farolas
y mirando el estanque
el jardín de bambúes bajo lunas
como hay sólo en la poesía china
y muchos habrán sido
funcionarios brillantes
o hasta monjes budistas tal el caso
del poeta - pintor Wan-Li:
de sus poemas
se decía parecían cuadros
de sus pinturas
que eran poemas.
Escribió un poema llamado
El corral del ciervo
que es también un lugar




Genesis

Me comí una mandarina
Las semillas brotaron de mi boca
Desde el labio pulposo se lanzaron al plato
Ese fue el fin del árbol y del fruto. De ahí, a la basura,
y basta.


de EL PROCESO DE FOTOGRAFIAR

I

Cuando las ganas de eso
hacen buscar un lápiz
me doy cuenta que tengo
porvenir
que tenia hace rato
el filtro de la lente en el bolsillo
y solo cuando voy y busco un lápiz,
recordé: entonces ir, guardarlo,
cuidar que no se rompa, mi señor, y es así,
siempre hay algo que obstaculiza el impulso
una piedra
en medio del camino había una.

II

Pero ahora lo repito
es ganas de escribir, es eso,
lo que hay en el bolsillo de la lente
entonces voy aguardo hay siempre
algo para guardar
y es parte del camino que en el medio
hubiese un puro gris
virando lentamente
hacia lo negro espeso

la imagen va pasando
por ese contrasueño del esfuerzo
pasa punto por punto
pasa mientras pasea y ahí está:
la pera de esperar,
el gesto donde el alma fue la cara:
es justo ahí, cuando hay que disparar.

III

Leí muchas revistas.Que decían lo mismo.
fotografía dice "escritura con luz"
En un papel sensible es la luz la que escribe.
Yo solo dicto mirando aquello o esto_______lo otro
Aprieto suavemente ese gatillo
y corto una porción de realidad -como de pizza- que hasta antes no
existía.
Poder de decisión le digo. por 125"
Una ojeada de dios

IV

Voy a buscar la cámara y después
a caminar
Bresson estaba horas esperando_______
Tenía paciencia y dedo._
Sabía ver .

V

Pero yo cuándo? Cuánto
Voy a tirar hasta ver algo?
Y si lo veo lo reconoceré?
Películas de metros de película enrollada en la mas
Completa oscuridad en el calor del cuarto
Sudando si no engancha si se rompe un agujero
Si alguien abre la puerta y entra
Luz.



VI

La luz viaja en línea recta
La luz puede desviarse un rayo oblicuo alcanza un prisma de cristal
La luz puede reflejarse si en un espejo, redirigiendo rayos que le alcanzan
La luz puede difundirse como en las nubes o el papel de calco
La luz es de colores a cada longitud de onda corresponde un color


__ __ __ __ __ __ __ ___ ___ ___ -___
IX
Una tormenta sacude
el bosque como una bolsa.
Las piñas caen
desde alturas enormes
y podrían matarme
si me dan en el mate.
Hay ese fondo negro
y un oleaje de ramas
como haluros de plata que se están revelando.
Igual como lo vi en una película
Sukurov o Tarkovsky
ya no puedo acordarme
La barbarie del aire y de la luz
cerrábanse en lo oscuro donde tiemblan
ínfimas letras blancas



X

Bresson dijo una vez y todos
tomaron nota dentro del movimiento
hay un instante en que los elementos
están en equilibrio.
Salí con Juan a sacar fotos fuimos a Hudson quizás
por eso de los pantanales, con su lama católica
Tratando de enfocar a los tres tipos, que salían de un bar,
no vi el cordón, trastabille y caí,
aunque sin lastimarme.
El equilibrio del que hablaba Bresson me dice Juan
de alma.


XIV

La luz del día es rica
es variada y normal
la tomo apenas sale rebotando del río
la respiro profundo
encima de algún lomo de burro
y eso me alegra el día.



XVII
Veo esa foto de Picasso del '44
de pie en su habitación revuelta,
con el torso desnudo como un viejo
boxeador retirado,
se ajusta el pantalón
y mira hacia el fotógrafo como
increpando ¿qué querés?.
Se ve al fondo un baúl
atiborrado de libros y pinceles
también hay ropa, papeles,
y nada que denote un más allá,
su actitud denote un más allá
algún aura de artista.
No se nota muy bien si está descalzo
o si tiene pantuflas, y mirando mejor
parece que sonríe, descreyendo.
Podría ser Picasso
si no fuese mi abuelo.


La mirada, de mademoiselle Chanel
es increíble. Como abstraída en una
idea luminosa, que la hace sonreír y
recortar, su presencia del plato.
Es como alguien mirando por entre
las imágenes, alguien que tiene algo
todavía en la cabeza, pero a la que le basta,
entrecerrar apenas ésos ojos,
y sonreír serena como si nada
viese.

La foto de Camus en cambio
la de un nuevo galán
que ha sido sorprendido pero
siempre está listo y, lo importante,
la boca semiabierta el cigarrillo
ya casi consumido en el visillo, el cuello
del sobretodo negro levantado,
le da velocidad y lo enmarca.



Laboratorio


XVII
Voy descifrando un poco
la naturaleza humana
a través de los textos
en un grupo yahoo.
Hablemos de Fassbinder o de otro
algo decanta claro
queremos ser amados
a través de las más
extrañas proyecciones
como aquellas techumbres
doradas en Kulalumpur
cada texto asienta sobre otro
tuerce su dirección
y a su vez es la base
desde donde lanzarse.

Así también reaccionan
las cuñas y los gestos envolventes
contundentes objetos
que pulsan el minuto
a ascetas del saber.
Conversación es esto? Un armar
y dudar de ser armado?

Parecido a tratar de conocer
la persona a través
de su foto
los textos como fotos
que desnudan y visten "los autores".

sobre el saco la hilacha.
sin importar
si el mismo luce firme
primer plano
frente a la balaustrada blanca
de una iglesia
o perdido en los grises
de alguna serranía no importa
siempre hay algo que oculta
lo que antes aparece y en esa
rendija de lo dimensional
se manifiesta
como una semejanza destronada.
La foto es ante todo
creo me parece distancia
del objeto que evoca
nunca reproducción como infirieron
envidiosos pintores del siglo XIX
un tiempo que trabaja y descompone
y sin embargo deja la evidencia
eso "reconocible"
un brillo o comisura
monstruo quizás.
.
Ahora captar el alma
es decir una forma
de pararse
es creo me parece
agarrar el momento
en que la barra forja
su máxima torsión
sin dejar de ser barra
como Benjamín dice
sería casi igual
pero un poco distinto.


XXI

Fue como el esfumado de Leonardo
bastó un poco de sombra
así surgió la vida.

La perfección finalmente no vino
de la reproducción del máximo detalle
sino de ese dejar caer
algo en lo incierto

algo que en la atracción de su
caída
donara la abertura a lo que el ojo
quiera, decida ver allí
.
Leonardo descubrió -entre otras cosas-
la magnética fuerza de aquella
invitación
más fértil y perfecta
que un detalle del rictus, concretud.

Lo indiscernible fue
un líquido amniótico
ese espacio de vela y de
desvelo
lo que pueda surgir de su
frescura
el latente descanso
de imagen prometida.

Lo anterior, -me parece o mejor dicho,
confío- refuerza la teoría de la no voluntad
una vez que llegado al punto
la náusea del esfuerzo perfección
resta solo alejarse
confiar en lo que ocurra.

Fue Leonardo esfumando
como el máximo objeto de su amor
renuncia del que todo había buscado
bosquejado, pulido.

Su camino al absurdo:
mientras más claro está
no ve más ni mejor
lo que la imagen quiere/ reclama
no es pulso de la línea, o la composición,
sino el precioso avance de
la sombra
llamado a lo que el resto
es apenas un cuadro
una apuesta a ese punto
que exige creación.


MARIO NOSOTTI : nació en 1966 en San Fernando (Pcia Bs As), lugar adonde nunca mas volvió.
En 1989 participó en la antología de poesía de la 1ª Bienal de Arte Joven. Colaboró con las revistas de divulgación cultural Parte de Guerra y Grito Pelado. En 1988 publicó Parto Mular (Ediciones Ultimo Reino). Coordino un ciclo de lecturas poéticas denominado Música Rara.
El Proceso de Fotografiar es un largo poema en preparación (por algunos fragmentos del mismo me dieron el 2° premio en la última edición del Concurso Nacional Centro Cultural Piedra Movediza Tandil).

fuente: biblioteca Zapatos Rojos

página principal Zapatos Rojos