viernes, 13 de abril de 2012

¿España católica? la Iglesia y el cristianismo muy arraigados en España.???

Esta semana se celebra la Semana Santa, una semana de fiesta de importancia capital para la Iglesia y el cristianismo, y muy arraigada en España. Pero, ¿realmente está arraigado el cristianismo? ¿Sigue siendo España el vergel de fe que era en los setenta o avanza imparable hacia una secularización? Hablarán los datos, en este caso del instituto de estadística español.

Pongamos, por ejemplo, el estudio que el CIS hizo en enero de 2012. En él se muestra la siguiente distribución:

Católicos

72%

Otra religión

2%

No creyente

14,5%

Ateo

8,8%

Obviamente, la tradición y el peso familiar ha hecho que más de 7 de cada 10 españoles se consideren cristianos, pero, ¿son realmente los cristianos que quiere la Iglesia? Veamos, otro dato más, el de asistencia a oficios religiosos, y, previo descarte de las otras religiones por residuales, separemos a los católicos en practicantes (siendo positivos ir alguna vez al mes) y en culturales o no practicantes (ir algunas veces al año o casi nunca).

Casi nunca

56,1%

Varias veces al año

15,1%

Alguna vez al mes

9,1%

Casi todos los domingos y festivos

15,0%

Varias veces a la semana

2,7%

Realizando una suma, solo el 26,8% de los católicos son practicantes, y sobre el total de la población serían un 19,3%, ni siquiera por tanto uno de cada cinco españoles, mientras que hasta un 51,3% se declaran católicos culturales o no practicantes, casi sin interés alguno por la fe o por las ceremonias religiosas.

Si sumamos por tanto los que oficialmente se desvinculan completamente de cualquier Iglesia (no creyentes 14,5 + ateos 8,8= 24,3%), el porcentaje es mayor a los católicos practicantes, quedando tal que así:

Católicos no practicantes o culturales

51,3%

Ateos y no creyentes

24,3%

Católicos practicantesOtras religiones / NS / NC

19,3%5,1%

Estas mismas operaciones, realizadas con los encuestados más jóvenes (18 a 24 años), dan unos resultados aún más demoledores para la Iglesia:

Católicos no practicantes o culturales

44,8%

Ateos y no creyentes

42,5%

Católicos practicantes

3,4%

Otras religiones / NS / NC

9,3%

En conclusión, España sigue siendo un país de tradición católica por el peso de la familia y el arraigo de sus tradiciones, pero los continuos escándalos de la Iglesia católica, la visión de gran parte de los jóvenes de ésta como una institución arcaica y su cerrazón ideológica en ciertos temas va a provocar un continuo desapego de la población para con ella. Quizá todos estos datos nos hagan reflexionar, ahora sí, sobre una verdadera separación Iglesia católica – Estado.

.

Álvaro Comajuan Gutiérrez,

Advocat del Club Bismarck

http://bismarckbarcelona.com/2012/04/03/espana-catolica/