sábado, 19 de enero de 2013

Argelia atacó la planta capturada por Al Qaeda y hubo una carnicería

Al menos 34 secuestrados y 15 islamistas han muerto tras el bombardeo que el Ejército de Argelia efectuó hoy contra la planta de tratamiento de gas donde se encuentran los rehenes, indicó hoy la agencia mauritana privada ANI que cita uno de los secuestradores.

 

El grupo afín a Al Qaeda ha dicho a la agencia mauritana Ani que aún mantiene a 7 occidentales cautivos. Y Reuters, citando una fuente de seguridad argelina, que otros 25 retenidos habían escapado antes del asalto. La agencia oficial argelina APS asegura que al menos 4 occidentales han sido liberados por el ejército argelino.



Mal desenlace para el secuestro en la planta de gas en Argelia de casi 200 trabajadores locales y extranjeros. Helicópteros y aviones de combate del ejército argelino bombardeaban la instalación, matando en el ataque a número todavía impreciso de personas. 


Inicialmente se dijo que de los 41 extranjeros retenidos desde el miércoles 16/01, sólo 11 están vivos. Un grupo de 7 (2 estadounidenses, 3 belgas, 1 japonés y 1 británico) siguen en poder de los yihadistas, mientras que otro grupo de 4 (1 francés, 2 británicos y 1 keniata) están en libertad. El ejército argelino ha liberado a su vez a unos 600 argelinos que se encontraban atrapados en la gigantesca instalación.


Los autores del absurdo secuestro perpetrado ayer pertenecen a Al Qaeda en el Magreb Islámico y con él querían dejar constancia su absoluto rechazo a la ofensiva francesa en Mali y a la colaboración de Argelia (abriendo a los franceses su espacio aéreo) en la 'guerra de François Hollande'.


Precisamente, el Presidente galo anticipó que tenía "plena confianza en el Gobierno argelino para resolver la crisis [del secuestro de la planta]". Pero los acontecimientos no se han producido como esperaban...


Según la agencia de noticias de Mauritania ANI, el ataque del ejército argelino a la planta de gas comenzó a las 12:50 hora local. Ante la acción, los yihadistas decidieron huir hacia un lugar más seguro en varias 'pick-up', llenas de rehenes. Cuando estos vehículos salían de la instalación, los helicópteros argelinos se lanzaron hacia ellos, abrieron fuego y acabaron con la vida tanto de rehenes como de secuestradores.


Rehenes


El grupo afín a Al Qaeda ha dicho a la agencia mauritana Ani que aún mantiene a 7 occidentales cautivos. Y Reuters, citando una fuente de seguridad argelina, que otros 25 retenidos habían escapado antes del asalto. La agencia oficial argelina APS asegura que al menos 4 occidentales han sido liberados por el ejército argelino.


El Ejército argelino ha bombardeado desde el aire con helicópteros al menos un vehículo en el que los yihadistas pretendían trasladar a los cautivos a un lugar más seguro, según explicaron a la agencia mauritana con la que han estado en contacto desde que empezó el secuestro. El ministerio de Exteriores británico confirmó que se está desarrollando una operación militar contra los secuestradores de la planta de In Amenas, en una remota zona desértica del este de Argelia, cerca de la frontera de Libia.


El grupo, denominado Los que firman con su sangre, secuestró el miércoles a 41 extranjeros y 150 argelinos. Asaltó la planta con la exigencia de que concluya la operación militar lanzada por Francia y varios países africanos para acabar con los islamistas radicales que se han hecho fuertes en el norte de Malí.


Huida


Escasas horas antes del ataque, unos 30 rehenes de la planta gasística habían conseguido escapar de las 'garras' de los 'yihadistas', según informaba la agencia oficial de noticias de Argelia.


"Treinta trabajadores han conseguido huir de la instalación donde se encontraban retenidos desde ayer miércoles por un grupo terrorista armado", indicaba la agencia APS, detallando que, de los 30, un total de 15 eran extranjeros (entre ellos, franceses y estadounidenses) y el resto argelinos.


El ejército argelino ha mantenido rodeada desde primera hora de hoy la planta gasística en la que se encontraban secuestrados un total de 41 extranjeros y 150 locales, al sureste de Argelia, en la frontera que comparte con Túnez y Libia.


Según informaciones en medios de comunicación galos, los rehenes han tenido adheridos a sus cuerpos cinturones explosivos. De hecho, un secuestrado francés logró hablar con France 24 y confirmó que llevaban los peligrosos cinturones, así como que sus captores, pertenecientes a Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), estaban "fuertemente armados".


Otro secuestrado contactó con el periódico 'Sud Ouest' y aseguró que los secuestradores les trataban bien y que les dejaban hablar con sus familias.


Evitar pérdidas humanas


Tres de los 41 rehenes extranjeros (estadounidenses, franceses, británicos, japoneses...) habían pedido que se iniciasen negociaciones para su liberación en declaraciones a la cadena de televisión Al Yazira. "Pedimos negociaciones para evitar más pérdidas humanas", apuntó uno de ellos identificado como Dick, en una conversación telefónica con el canal catarí Al Yazira. Ayer, durante la 'conquista' de la planta, fallecieron dos trabajadores: un británico y un argelino.


El grupo armado exigió a su vez en un comunicado a Al Yazira que deseaba negociar, pero que para ello debía retirarse antes de las inmediaciones de la instalación el ejército argelino. "Pedimos al ejército argelino que se retire para abrir las negociaciones sobre los rehenes", dijo uno de los secuestradores, identificado como Abu al Bara.


El lugar de la tragedia


El complejo de tratamiento de gas, que se encuentra a 1.600 kilómetros al sureste de Argel, en Ain Amenas, está explotado por la empresa estatal argelina Sonatrach y las compañías British Petroleum y Statoil.


Un grupo radical cercano a Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) y dirigido por el argelino Mojtar Belmojtar, asumió la autoría del ataque a través de la agencia privada de noticias mauritana ANI y afirmó tener desde el primer momento en su poder a 41 rehenes occidentales.

 fuente: urgente24.com