viernes, 12 de abril de 2013

SALUD / BIENESTAR Y BELLEZA: Consigue un vientre plano y otros consejos...


por Marta Bonilla

 
HÁBITOS

Relájate, camina y respira

• El estrés provoca retención de líquidos, ansiedad y ganas de comer. Así que, aunque solo sea por tu cintura, tómate la vida con calma.
• Evita las bebidas con gas, incluso las light. No tienen calorías pero hinchan el estómago.
• Un gran vaso de agua templada en ayunas depura el organismo.
• Siéntate bien, apoyando la zona lumbar, y con la espalda y el abdomen erguidos.
• Camina siempre que puedas a paso ligero, sacando pecho y metiendo el estómago.
• «Toma conciencia de los abdominales como músculos respiratorios y contráelos para respirar. Así, los endurecerás y entrará más oxígeno en tu organismo», dice Laly Ruiz, experta en gimnasia.
• Buen sexo. Elimina calorías, facilita la movilidad intestinal, libera endorfinas y levanta el ánimo. 

DIETA
 
Mucha fibra y ¡ojo con la lechuga!

• Ingiere con moderación alimentos flatulentos, incluso si son verduras y hortalizas, como la coliflor, el brécol, la alcachofa o la cebolla.
• Aunque quieras comer sano, ten en cuenta que la lechuga produce gases e hinchazón.
• Si tus hábitos intestinales son regulares te sentirás ligera. Come pan integral y cereales. Una vez a la semana, toma frutos secos.
• De postre elige yogur con bífidus, cereales o fruta. Evita en cambio los lácteos de manzana, el yogur griego y el natural.
• Consume con moderación quesos, huevos y embutidos. Evita los fritos, que provocan digestiones lentas y pesadas.
• El aceite de oliva crudo, el kiwi o un café solo por la mañana son buenos laxantes naturales. 


PLANTAS
 
En infusión y en las comidas

• Anís verde, anís estrellado y ajedrea: contra la hinchazón. En medio litro de agua hirviendo pon una cucharada de cada una de estas plantas y deja en reposo 15 minutos. Bebe al final de las comidas o entre horas.
• Hinojo y badiana: buena digestión. Hiérvelas y tómalas después de comer para evitar la sensación de pesadez. Facilitarán la digestión.
• Comino: antiflatulencias. Es diurético y ayuda a expulsar gases. Añádelo a platos con legumbres.
• Orégano: diurético natural. Utilízalo para aderezar tus platos de pasta y carne.
• Abedul: drenante. Hierve unas hojas y bebe una taza de infusión tres veces al día, cuando notes retención de líquidos.
• Maríaluisa: 3 x 1. Desestresa, drena y calma la ansiedad. Bebe una infusión, tres veces al día. 

ESTÉTICA 

Programa ‘a la medida’

• Envoltura de algas + masaje con aceites esenciales, extracto de guaraná, cafeína y alfahidroxiácidos. Es drenante, deshincha y, además, relaja. 


• Electroestimulación + Indiba. Es ideal para combatir la flacidez del estómago después del embarazo. Tonifica los músculos y recupera el tejido. Sesiones: 12 aprox. Duración de la sesión: 90 min.
• Accent + Mesoterapia lipolítica. Quema las grasas y fortalece el abdomen. 



EJERCICIO
 
Pilates, danza del vientre y abdominales
• Haz diez minutos diarios de abdominales, tanto frontales como laterales, y en un mes notarás los resultados. Para que resulten eficaces y evitar lesiones, pide antes consejo a un entrenador para que la realización sea impecable.
• La barriga hinchada va con frecuencia asociada a un exceso de peso. Por eso, es conveniente hacer media hora de ejercicios aeróbicos. ¿Los más eficaces?: correr –en cinta o al aire libre– y montar en bicicleta.
• Apúntate a las clases de danza del vientre que se han puesto de moda en los gimnasios. Sus movimientos pélvicos y de cintura fortalecen muchísimo los músculos abdominales.
• «Siempre he hecho mucha gimnasia, pero no conseguí que se me marcasen los abdominales hasta que descubrí el Método Pilates. Hay una gran variedad de ejercicios que te ayudan a conseguirlos», dice Carla Royo-Vilanova, autora de Pilates en casa (Temas de Hoy).
•Subir escaleras, natación y, en general, los ejercicios en el agua, ayudan a eliminar líquidos y a reafirmar los músculos.
Marta Bonilla (jefa sección Belleza) 
mbonilla@grupozeta.es,
fuente: http://www.woman.es/belleza/bienestar/