lunes, 4 de junio de 2012

ARGENTINA: ULTIMO MOMENTO !!!En los bancos ya hay listas de espera para llevarse los dólares

Los depósitos en dólares bajo administración de los bancos cayeron en 1120 millones en los últimos 30 días. El stock total de estas colocaciones retrocedió de US$ 13.100 millones a menos de 12.000 millones (9%), básicamente por los sostenidos retiros que hacen los ahorristas.

Son ellos lo que, deseosos de comprobar que los billetes están en el mismo lugar en el que los habían dejado, retiran a razón de US$ 100 millones por día desde que el Gobierno -a comienzos de mayo- resolvió ampliar las restricciones impuestas desde fines de 2011 a las compras privadas de moneda extranjera, según se pudo comprobar por los datos difundidos ayer por el Banco Central (BCRA) y actualizados al jueves 24 del último mes.

Las salidas, que en noviembre último alcanzaron un récord al restarle al sistema US$ 3000 millones en apenas 20 días, recomenzaron luego de que se hizo público que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) había resuelto limitar bruscamente las autorizaciones para adquirir dólares en blanco. Esto dio auge a un mercado paralelo en que el billete se transa desde hace dos semanas a valores 30% más altos que los vigentes en el casi testimonial mercado oficial.

Y, lejos de haber menguado, en los últimos días la ola de retiros se disparó a la luz de la manifiesta intención que el Gobierno muestra de lograr una pesificación de facto de la economía, según coincidieron en describir a LA NACION en el sector. Aunque ayer, el viceministro de Economía, Axel Kicillof, negó que existieran proyectos oficiales en ese sentido. Quienes la impulsan intentan ignorar que es el propio programa económico inflacionario oficial el que clausuró toda posibilidad de que el peso pueda ser una moneda de reserva, al condenarlo a divisa meramente transaccional.

En los bancos reconocen que la ola de retiros se aceleró en los últimos días. "La salida es sin prisa, pero también sin pausa", reconoció un banquero de una entidad extranjera bajo condición de anonimato.

Esta situación obligó a varios a pedirles a sus clientes que se anoten en listas de espera para poder concretar los retiros y evitar sorpresas. "El dinero está. Las listas sólo se confeccionan a los efectos de evitar el compresible malestar que se genera cuando alguien viene y le tenemos que decir 'vuelva mañana' porque nos quedamos sin billetes. Es una medida para evitar histerias y no somos los únicos que la implementamos", reconocieron a LA NACION en un banco privado líder.

Los faltantes son cotidianos y se producen cada vez más a menudo, pese a que algunas entidades aumentaron las tenencias de dólares en sus tesoros regionales para tratar de prevenirlos.

De allí que desde las asociaciones de bancos les estén pidiendo al BCRA que flexibilice el cómputo de encajes para este tipo de depósitos, ya que, como resultado de la reciente reforma a la Carta Orgánica de esa entidad, el sistema debió mudar unos US$ 600 millones de sus cajas (el 5% del total de depósitos en moneda extranjera que atesoraban) a las del ente monetario, lo que les restó liquidez en dólares.

"En estas circunstancias nos sería muy útil que las autoridades generen la misma excepción a la normativa vigente para los encajes en pesos", dijeron a LA NACION desde una de esas cámaras.

Mientras tanto, reducen al mínimo posible las ventas de divisas (aún en los casos en los que la AFIP valida algunas operaciones) a la vez que recortan y encarecen (para desalentarla más) la oferta de créditos para exportaciones.

Ocurre que la caída en los depósitos en dólares se tiende a replicar en los créditos en esta moneda , en el 95% explicados por prefinanciaciones concedidas a empresas con ventas al exterior. No en vano, desde que se impuso el cepo cambiario, el stock de depósitos en dólares se redujo en un 10%, lo que denuncia que las cancelaciones no se compensaron en igual medida con nuevos desembolsos.

Pagan los exportadores

Este dato demuestra, a su vez, que el fenómeno no es inocuo para la economía. Por el contrario, significa un recargo en los costos de los exportadores que llega en momentos en que la competitividad del tipo de cambio cae en picada y la demanda agregada de los mercados globales se ralentiza. Pero, además, erosiona las propias reservas del BCRA que no en vano retrocedieron en casi US$ 800 millones el último mes, en parte, dados estos retiros.

Para los analistas, el retiro de dólares no pone en riesgo la salud del sistema bancario local. "El sistema aguanta porque esos depósitos tienen encajes muy altos, y el BCRA tiene reservas; es más, aguantaría el retiro completo de esas tenencias", explicó el ex viceministro de Economía Jorge Todesca a la agencia Reuters.

El problema que ahora enfrentan muchos ahorristas es dónde poner sus dólares, ya que la demanda de cajas de seguridad se disparó al punto que, por lo menos en la City porteña, ya no hay disponibilidades de ellas, según coincidieron en describir a LA NACION en varias entidades.

"LOS DEPÓSITOS ESTÁN

CRECIENDO TODOS LOS DÍAS"

"Los depósitos están creciendo todos los días, no hay caída, yo veo las estadísticas del Central." Con esta seguridad, el senador Aníbal Fernández descartó ayer, en declaraciones radiales, que haya una baja en las colocaciones en el sistema financiero local. El ex jefe de Gabinete, al ser interrogado sobre la salida de dólares de los bancos, pareció confundir los depósitos en pesos -que crecen en términos nominales, aunque no reales- y en dólares, que retroceden.

"Yo tengo las estadísticas del Banco Central, hay que ver cuánto se movieron [los depósitos], y todos los meses lo puede ver que no bajaron nunca, todos los meses crecen", dijo Fernández.

Además, el legislador oficialista afirmó: "Los depósitos que la gente tiene en los bancos este Gobierno se los va a respetar como ninguno. No va a suceder lo que pasó en 2001", refiriéndose a las restricciones para el retiro de efectivo que rigieron hace 11 años. Y agregó: "La gente no saca la plata de los bancos, cada vez coloca más plata en el banco, en todos los bancos, yo veo las estadísticas del Central, a mí me muestran que crecen los depósitos en pesos, no que decrecen".

Por otra parte, Aníbal Fernández reconoció haberse equivocado al afirmar que tenía ahorros en dólares porque se le "antoja" y porque hace lo que quiere con su plata, y se justificó: "Me calenté, me hicieron calentar" . En relación con las expresiones de la presidenta Cristina Kirchner, que le preguntó si se había tomado "vivarachol", afirmó: "Fue un chiste, no fue un reto como quieren inventar algunos", y afirmó que sus dólares no los compró ayer, sino que los tiene "hace tiempo".

"Me calenté, el torpe soy yo, que entro como un caballo en esa situación. Me hago cargo de mi situación, me equivoqué, pero no soy maleducado", afirmó. De todos modos, insistió en defender sus inversiones en dólares, pese a haber recomendado a la sociedad que piense en pesos. "Los dólares los tengo, ¿por qué no? ¿Qué tiene de malo si nunca estuvo prohibido?", se preguntó Fernández.


FUENTE: DIARIO 'LA NACION' BUENOS AIRES-
1 DE JUNIO 2012