jueves, 19 de enero de 2012

EL CANCER: esa enfermedad maldita que muchas veces mata al que la sufre



El 4 de Febrero próximo es el Día Internacional
del Cancer.


NO DEJEMOS QUE ESTA LLAMA
SE APAGUE.!!!

Cáncer de Colon y Recto

El cáncer Colorectal es una de las causas más frecuentes de muerte relacionadas al cáncer, y una de las más prevenibles. La probabilidad de que una persona promedio desarrolle un cáncer de colon y recto es del 6%. Se estima que el 14% de todos los cánceres diagnosticados cada año en los Estados Unidos de América ocurren el el colon y recto, esto se traduce en 138,000 cánceres. Cerca de 60,000 personas mueren por cáncer de colon y recto cada año en Estados Unidos. En Panamá este tipo de cáncer está dentro de los primeros 5 cánceres en ocurrencia, tanto en hombres y mujeres. Quién tiene riesgo? Aunque el cáncer de colon y recto puede ocurrir a cualquier edad, más del 90% ocurren en individuos mayores de 40 años. El riesgo se incrementa con la edad y la mayoría de las personas son diagnosticadas entre los 50 y 60 años. Ciertos factores son asociados con riesgo elevado como son: historial personal de cáncer de mama, cáncer cervico-uterino o de ovario, enfermedad inflamatoria intestinal (CUCI o Crohn), historia familiar de pólipos o cáncer de colon. Cómo empieza? La mayoría se desarrolla a partir de una célula o grupo de células de la mucosa del intestino.

Estas células comienzan a multiplicarse y crecer en la forma de una masa no cancerosa (benigna) llamada pólipo. Los pólipos son elevaciones o proyecciones de la mucosa de la pared del colon, conforme aumentan de tamaño pueden llegar a transformarse en cáncer con el potencial de invadir toda la pared del intestino y diseminarse a otras partes del cuerpo. El cambio de un pólipo benigno a un tumor cancerosos parece estar asociado con cambios o mutaciones en los genes que controla cada célula. Esos cambios pueden ser heredados u ocurrir espontáneamente.

¿Cuales son los síntomas?

Muchos cánceres y pólipos del colon no producen síntomas hasta que han crecido bastante. Es importante tratar de encontrar los pólipos cuando están pequeños y pueden ser fácilmente removidos. Por esto es recomendable un chequeo en pacientes sin síntomas y con antecedentes familiares y personales de pólipos. Cuando existen los síntomas, puede presentarse hemorragia, cambios en el tamaño y forma de las evacuaciones, constipación o diarrea. Otros síntomas que pueden presentarse son dolor abdominal y pérdida de peso inexplicable, que por lo general indican una forma avanzada del cáncer.

¿Cómo prevenir un cáncer de colon y recto?

Aunque la mayoría de los cánceres de colon y recto y pólipos no producen síntomas en su etapa temprana de desarrollo, los métodos sencillos de chequeo pueden detectarlos en forma temprana. Encontrando y removiendo los pólipos por el estudio de colonoscopía se reduce claramente el riesgo de que se conviertan en cánceres. La dieta juega un papel importante, una dieta baja en grasa y rica en fibra, con frutas, vegetales y cereales integrales reduce el riesgo de desarrollar cáncer. Además también se reduce la posibilidad de presentar enfermedad cardiaca, enfermedad diverticular, constipación y hemorroides. Cuándo se debe evaluar a las personas para prevenir este tipo de cáncer? Hay varios métodos que se utilizan para la detección del cáncer Colorectal. Estos incluyen el examen digital del recto, test de sangre oculta en heces, sigmoidoscopía flexible y colonoscopía (instrumentos tubulares iluminados que se utilizan para inspeccionar el colon por dentro) y el enema de bario. Los individuos sin factores de riesgo como los mencionados anteriormente deben iniciar los chequeos a los 50 años. Las personas que tienen factores de riesgo deben iniciar sus evaluaciones a la edad de 40 años. Si la persona tiene un familiar que tuvo cáncer de colon a una edad menor de 50 años debe entonces iniciar sus evaluaciones 10 años antes de la edad de inicio del cáncer en su familiar. El seguimiento posterior después del primer chequeo depende de lo encontrado en el estudio de base. Si una colonoscopía es completamente normal, la próxima se debe realizar en un promedio de 10 años. Si se han encontrado pólipos, entonces dependerá de la cantidad, tamaño y tipo de pólipo (hay diversos tipos según su estudio microscópico).

¿Cómo se puede diseminar el cáncer de colon o de recto?

Hay 2 formas de diseminación: por crecimiento directo o por siembras a distancia llamadas metástasis. Crecimiento Directo: Como estos tumores crecen pueden diseminarse dentro o alrededor del intestino. Eventualmente invaden la pared del intestino y se dispersan a los órganos adyacentes, como a otras asas de intestino, pared abdominal, vejiga y útero. Metástasis: Aquí grupos de células pueden desprenderse del tumor primario y sembrarse en otras partes del cuerpo a través del flujo sanguíneo y del tejido linfático. Las células pueden unirse y crecer en diversos sitios como los ganglios linfáticos alrededor del intestino, el hígado y los pulmones. Cuando un cáncer Colorectal es resecado quirúrgicamente se deben resecar además los ganglios linfáticos en el tejido alrededor del tumor, después el patólogo debe de buscar bajo el microscopio en estos ganglios a ver si existen células cancerosas. Si esto resulta negativo por células cancerosas, la probabilidad de cura es mayor. Cómo debes ser tratados los cánceres del colon y recto? Estos cánceres son tratados con cirugía, se extirpa el segmento de intestino que contienen el tumor, junto con los vasos sanguíneos y el tejido linfático. En la mayoría de los casos el intestino es reconectado con lo que la función intestinal es restablecida. Esta reconexión se llama “anastomosis”. Si el cáncer está diseminado a otros órganos o ganglios linfáticos, se requiere de un tratamiento adyuvante como quimioterapia o radioterapia.

Conclusiones:

La clave para prevenir o curar un cáncer de colon y recto es detectarlo a tiempo bajo una evaluación adecuada, y cuando se encuentren pólipos, removerlos. La detección temprana de los cánceres y rápido tratamiento resultan en una alta posibilidad de cura.

Dr Miguel Valdés
Cirugía General