martes, 13 de octubre de 2009

Poesía Argentina

Cuadragésimo
De Darío Leiva
(Córdoba)

“Yo te conocía sólo de oídas,
pero ahora te han visto mis ojos”
Job 42.5

He visto emerger el sol en las lágrimas del ave
deshilvanando la fronda
en los aromas de sombra apetecibles del sauce.

He visto morir la estrella ante brillos desafiantes
apresando la hojarasca
y partículas de nácar aproximarse al instante.

He visto flotar la lluvia con cascabeles errantes
y un son de amante piedad
con silencio de humedad entre miércoles y martes.

He visto llorar la luna por el crespón del oasis
intemperie castigada
y la flor de la araucaria en la piel del mestizaje.

He visto cúmulos rojos con rumbos septentrionales
letales magulladuras
y una inefable criatura profetizando mi clave.

He visto un mendigo hoy que no quería mirarme
iba cargando una cruz
hoy he cruzado a Jesús en el medio de la calle.


Aprendiz de pájaro
De Cecilia Glanzmann

(Trelew, Chubut)

I

¿Soy el que dejó en la cuna
el cortejo de lo impredecible

o soy el que cargó en los hombros
la conciencia,
como un saco
fragante de lavanda y de jazmines
lacerado por cardos y espinillos
para caminar lo impredecible?

II

Soy sueño en la vigilia
en esta vigilia de humano

sucio el pico de tierra
de alada tierra suelta
en mi soy,
picoteo ciego
dormido
desvelado
los akásicos códices
y en ellos
saboreo gozoso el rocío del alba
iluminada de símbolos.

En el Árbol, soy aprendiz de pájaro.

(Primer Premio-Poesía-Concurso Abierto 2008


“María Inés Ure” Gente de Letras)

Hoy
De Betty Badaui
(Rosario, Santa Fe)

Cuando me llega la magia
de Vivaldi
desde su mansión sonora
-me pregunto-
cuántas constelaciones bajaron,
cuántas flores maduraron,
cuántas púberes desfloraron
un grito de felicidad.
Cuando me llega la magia
de Vivaldi
desde su mansión sonora
-descubro que fui-
estrella, flor y púber.
Y me encierro a pensar.


Mis versos
De Martina Soto-Kohler
(Entre Ríos. Reside en Suiza)

Cuando mis versos
se me escapan,
y a mí nadie me piensa,
reaparece gris el cielo,
se arrincona más
mi pecho,
tengo miedo
que nadie venga
a abrirme la puerta,
que no haya el mate,
de cada tarde,
ni las tortitas negras,
en la mesa de madera,
ya sé, no es posible
volver atrás.

Voy aferrarme a mis versos
de muchacha desterrada
los llevaré
cautelosa
bajo el brazo.

Contra mis palabras,
no caerán los castigos,
no las buscará la policía,
van a sobrevivir
a la lluvia, y al tiempo,
ya no las va quemar el fuego.

Voy a entregarle mis versos
a todos mis amigos
los que se han escapado
de la jungla de cemento,
ellos a veces me llaman,
tienen miedo de perder
sus sueños,
y la ternura.
Mis amigos
no quieren perder
las canciones,
porque
entre los murciélagos,
ellos siguen siendo
los poetas del pueblo.




fuente: Nuevo Diario Web. Santiago del Estero

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Felicitaciones a la autora de “Mis versos”, “la muchacha desterrada” de Entre Ríos, quien logró conmoverme con la sencillez y la claridad conceptual de su lírica. Una voz “de afuera” que habla “para los de adentro”, una voz del exilio que clama por la amistad, el amor, los recuerdos, las vivencias del pasado, la armonía entre los hombres. Quizás sea hora ya de valorar en su justa dimensión el aporte de una literatura del exilio cada vez con mayor presencia en las letras latinoamericanas. Reitero mis felicitaciones con el deseo de reencontrarme con nuevas creaciones de la poeta entrerriana.
Alberto Guarnieri, Montevideo, Uruguay.

Mario dijo...

Oswaldo Reynoso afirma que "La diferencia entre un escritor y un creador está en que el escritor domina algunas técnicas de escritura que le permiten poder escribir cuentos, novelas, poemas, ensayos y obras de teatro". Siguiendo esta idea yo digo que Martina Soto es, sin duda, una creadora.

inondlype dijo...

A Muchos de aquellos que conocieron el exilio, la impotencia ante la barbarie les a quedado un sentimiento de amargura y a otros como a Martina les a despertado un sentimiento noble, de lucha, sus versos son el arma de esa lucha por ser mejor a pesar de todas las vivencia de aquellos anos de terror. Gracias Martina por regalarnos tus versos.
Elvira Gobet-Coronel de Fribourg

Ando-Contando dijo...

Hola, tenemos un proyecto lleno de letras, que te parece si hacemos enlaces entre nuestros sitios...¿te animas?

www.andocontando.blogspot.com

Aurora dijo...

Querida Martina,estoy agradecida a la vida por regalarnos a personas como vos, que a través de las palabras puede transformar horror en amor, a pesar y en contra del exilio. Como argentina, siento enorme orgullo de que haya otra argentina que nos brinda los recuerdos, las vivencias y todo nuestro ser provinciano, escritos en hermosos versos. Muchísimas gracias amiga querida!!!
Maria Aurora Lastra

Martina Soto Kohler dijo...

Querida gente detras de la pantalla,
quizas tenemos suerte que "la modernidad" invento las computadoras,y todo el resto para comunicarnos, asi sea, detras de los océanos...o de las montanas, como yo aqui, en medio de los alpes...Todo queda lejos...y la magia de las palabras, nos acerca. Gracias por la elegancia de estas cartas, estaran publicadas en mi proximo libro "Trayectorias de un errante", el titulo lo dice todo...
Un abrazo
Martina Soto

anaeliza dijo...

Me gustó el poema de Martina Soto Kohler, porque plasma en un lenguaje sencillo, una cotidianidad, con una riqueza tan descriptiva, que da la impresion que fuera uno quien está al frente de ella sentada tomando mate y aceptando la herencia de sus versos. Tengo la sensacion de que he logrado sentarme a la mesa de madera con su autora a escuchar sus versos de muchacha desterrada. En eso me identifico, porque debí abandonar tambien mi patria del norte de suramerica en busca de otros horizontes. Me identifico con la nostalgia con la cual Martina evoca al pasado. Felicito a esta autora de la hermana Patria Argentina por su poesía con la cual se puede identificar cualquier muchacha desterradad del continente.

Pablo dijo...

tus versos me suenan a musica lejana, una música lejana y algo ausente de mi mismo, pero que es muy profunda y clara, probable y seguramente, porque sale, desde el muy interior de tu persona. Esa profundidad y claridad sencilla es lo que me gusta escuchar, y hace que al leerte, ponga más fuerte todos mis sentidos, para así poder escuchar más fuerte, esa melodía poesía.
Pablo

deliteraturayalgomas-2 dijo...

Gracias por la publicación, me agradó la variedad del sitio.
Un abrazo
Betty