martes, 23 de julio de 2013

ARGENTINA: S.O.S. TRIGO-Quién podrá abastecer de trigo a la Argentina ante una casi segura necesidad de importación?

 

Con la casi certeza de que habrá
que ingresar trigo extranjero para
saciar la demanda de los panaderos
locales, la pregunta ahora se
reduce a qué jugador internacional
podrá abastecer al mercado interno.
    22 DE JULIO 2013
    CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Hay
    casi unanimidad en el sector rural sobre que la
    Argentina deberá importar trigo en algún momento
    antes de fin de año. La última cosecha fue la peor
    en 100 años y las previsiones sobre la próxima
    campaña arrojan números que están por debajo
    del promedio histórico del país. 
     
    La baja siembra producto del desincentivo que
    sufre el sector por las políticas nacionales
    sumado a otras condiciones generan el escenario
    para un desabastecimiento triguero. 
     
    El faltante del cereal disparó el precio de la harina
    y como él del pan, que llegó a pagarse cerca de los
    $20 por kilo. Además, aseguran que la calidad del
    trigo que existe "es baja" para la producción de pan.
     
    Con la casi certeza de que habrá que ingresar trigo
    extranjero para saciar la demanda de los panaderos
    locales, la pregunta ahora se reduce a qué jugador
    internacional podrá abastecer al mercado interno. 
     
    Las 1ra versiones apuntaron a que se podría traer
    de Uruguay. De hecho,  trascendió que el secretario
    de Comercio Interior, Guillermo Moreno, tuvo que
    "frenar" el ingreso de trigo uruguayo para evitar el
    escándalo que significaría en la Argentina otrora
    potencia en la producción del cereal. 
     
    “Los exportadores tienen una porción de trigo, es
    cierto. Pero ojo que la disponibilidad es muy
    escasa. Hay riesgo de que lleguemos a diciembre,
    el mes en el que se cosecha, y por todas las
    barrabasadas del poronga Moreno terminemos
    importando trigo desde Uruguay”, declaró por su
    parte Eduardo Buzzi, de la Federación Agraria. 
     
    En el sector estiman que incluso las panificadoras
    tendrían stock sólo hasta septiembre, producto de
    un acopio a lo largo de estos meses. 
     
    ¿Quién más podría saciar las necesidades de la
    Argentina en vistas de que es casi un hecho que
    se deberá importar trigo?
     
    De acuerdo a los últimos datos de la Secretaría
    de Agricultura de USA, ese país, Canadá y
    Australia son los que han mostrado mayor
    capacidad de exportación. También se puede
    sumar a ese grupo el conglomerado de países
    que integran la Unión Europea. 
     
    También Brasil se ha consolidado como un jugador
    importante en el mercado internacional del trigo.
    Pero algunos creen que las tensas relaciones entre
    la presidente Dilma Rousseff y Cristina Fernández
    podrían ser un obstáculo para ese intercambio. 
     
    Independientemente de la situación local, a nivel
    mundial se espera un fuerte crecimiento de la oferta
    de trigo. De acuerdo a estimaciones preliminares de
    la Organización de las Naciones Unidas para la
    Agricultura (FAO),  la producción de trigo llegaría
    este año a los 695 millones de toneladas, 5,4% más
    que la cosecha del año pasado y tan sólo unos
    6 millones de toneladas por debajo del nivel
    récord de 2011. 
     
     
    Mala calidad para el pan
     
    El especialista Mariano Otamendi, vocal titular
    de la Asociación Argentina Pro Trigo (AAPro
    Trigo), alertó que "la calidad panadera del trigo
    es baja en su mayoría".
     
     "Hay mucho trigo que se debía exportar, que
    es trigo de muy baja aptitud panadera. Por
    otro lado, hay problemas de trigo con fusarium
    [N. de la R: un tipo de hongo], sobre todo en la
    zona de Entre Ríos, porque hubo muchas
    lluvias, y sabemos que de alguna manera ese
    trigo se está mezclando de a poco con trigos que
    no han tenido problemas", dijo en declaraciones
    a Infocampo.
     
    Otamendi expresó que "hace tres a cuatro años en
    Uruguay hubo inconvenientes y los consumidores
    tuvieron problemas". "Igualmente hay una
    tolerancia en el estándar de trigo en cual no es
    para decomisar", afirmó el reconocido productor
    mientras en el país se busca trigo bueno para
    producir harina. 
     
    Para Otamendi, "todos los trigos que van a molinos,
    cuyas harinas van a procesos industriales, hay que
    olvidarlos porque son harinas que necesitan ciertos
    protocolos sanitarios y de calidad". "Entonces, todo
    lo que es producto industrializado que se saca de
    una góndola difícilmente vaya con esos trigos.
    Ahora, lo que es harina común en bolsa para una
    panadería podría ocurrir", dijo.