viernes, 26 de julio de 2013

ARGENTINA: Roberto Fontanarrosa, escritor, humorista, dibujante,"Futbolero. Talentoso. Entrañable" falleció el el 19 de julio de 2007 en Rosario, a los 62 años.Lo recordamos con admiración y cariño y lo lloramos a solas !!!

 Roberto Fontanarrosa

Futbolero. Talentoso. Entrañable. 
Nació el 26 de noviembre de 1944, en
Rosario, provincia de Santa  Fe.
















El “Negro” comenzó su carrera como dibujante
humorístico y creció en ese mundo. Fue el
creador de personajes inolvidables que
trascendieron las fronteras argentinas.
Inodoro Pereyra y su perro Mendieta son,
sin dudas los más reconocidos y Boogie,
 el Aceitoso llegó a publicarse en
periódicos de Colombia y México.
 
Canalla hasta los huesos. Rosario Central
fue el club que llenó de alegrías y penas el
 alma de Fontanarrosa. Porque además
de dibujar, soñaba, respiraba y escribía
de fútbol. Buena parte de su obra tiene
que ver con la pelota y por citar solo un
ejemplo, el cuento 19 de diciembre de 1971
es uno de los referentes de la literatura
futbolística de nuestro país.
 
Publicó varios libros, pero su especialidad
siempre fueron los cuentos, como quedó
plasmado en El mundo ha vivido equivocado,
La mesa de los galanes, No sé si he sido
claro y Puro fútbol, entre tantos otros.

Colaboró con varias revistas y publicaciones
y fue en el diario Clarín en donde publicaban
siempre sus tiras de historieta. A lo largo de
su vida recibió varios premios y
reconocimientos: en 2006 el Senado Nacional
le dio la Mención de Honor Domingo F.
Sarmiento, por sus aportes a la cultura
argentina.



Era un hombre sencillo. En su ciudad,
el Negro se sentaba a tomar café en el
 bar El Cairo, en la “mesa de los
galanes”, lugar que inspiró varios de
sus relatos.

Se casó dos veces: con su primera esposa
tuvo a su hijo, Franco; y a su segunda
esposa la conoció en 2002 y se casó
en noviembre de 2006.

En 2003 se enteró que padecía de
esclerosis lateral amiotrófica, una
enfermedad neurológica que lo fue
dejando sin movilidad, que lo llevó a
usar una silla de ruedas y que lo hizo
soltar el lápiz y abandonar el dibujo.
 
Ya para el año en que murió, su deterioro
fue enorme y el 18 de enero de 2007
anunció que dejaría de dibujar
definitivamente porque ya no tenía
control de su mano. Pero siguió
escribiendo guiones y sus amigos
dibujantes –como Crist- le daban forma
a las ideas de Fontanarrosa. Oscar
Salas, seguía dándole vida a su
Inodoro Pereyra.



Murió el 19 de julio de 2007 en Rosario,
a los 62 años, por un paro cardiorrespiratorio

Su entierro fue multitudinario. Canallas,
lectores, rosarinos, escritores, amigos,
actores…. gente común. Todos
acompañaron al Negro. Antes de ir a su
descanso en el cementerio, la caravana
hizo una parada muy cerca del Gigante
de Arroyito –la cancha de Rosario Central-.
A su paso dejó una estela de humor.

La mejor forma de recordarlo es oir al
menos uno de sus cuentos:


O ver una de sus más memorables
intervenciones en las que hizo –y
hace- reír a quien lo escuche.

En noviembre de 2004 expuso en
el III Congreso de la Lengua Española
que se llevó a cabo en Rosario.
Él eligió hablar “Sobre las malas
palabras”.
“¿Por qué son malas palabras?
¿Le pegan a las otras palabras?” fuente: http://ar.noticias.yahoo.com/blogs/
novedades-babel/seis-a%C3%B1os-la-muerte-
del-inolvidable-negro-fontanarrosa-151550620.
html

EL GALLO EN ALPARGATAS