miércoles, 6 de octubre de 2010

Hallan dinero en "negro" en el exterior de un jefe de la AFIP

Hugo Alconada Mon
LA NACION.com

El "gestor" del poder dentro de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Andrés Vázquez, acumuló casi medio millón de dólares en dos cuentas bancarias secretas en el Caribe y en Europa, fondos que mantuvo por fuera de los controles formales y que no declaró ante el fisco, es decir, ante el organismo para el cual trabaja.

La existencia de esos fondos consta en documentos bancarios confidenciales anexados a dos investigaciones en curso en la justicia argentina, que obtuvo y verificó LA NACION de cuatro informantes independientes entre sí durante los últimos once meses, incluida una fuente del circuito por el que el funcionario movió ese dinero presentándose como "contador independiente".

Consultado por LA NACION, Vázquez se negó a confirmar o desmentir que sea el titular de esas cuentas y esos fondos "por razones de seguridad personal". Sólo cuando el vocero de la AFIP, Pedro López, lo urgió a desmentirlo, dijo que la información "no tiene ningún asidero" y que "nunca" tuvo cuentas en el exterior.

Esa cuenta con 461.000 dólares figura, sin embargo, en por lo menos dos expedientes. El primero se instruye en el Juzgado Federal N° 9 de Comodoro Py, a cargo actualmente de Sergio Torres; el segundo -derivado de la primera pesquisa-, en el Juzgado Criminal de Instrucción N° 35, que, a su vez, delegó la investigación en la Fiscalía N° 49. Allí, el fiscal Mariano Solessio quedó encargado de investigar a los cientos de clientes de la cueva del BNP Paribas; entre ellos, a Vázquez.

La ex interventora del PAMI Graciela Ocaña es quien inició el primer expediente. Denunció, en 2007, a un gerenciador de la obra social, Miguel Romano, y aún espera resultados judiciales, después de más de tres años de supuesta pesquisa.

Cuando los investigadores comenzaron a indagar sobre el patrimonio de Romano, pronto se toparon con un par de cuentas bancarias "negras". Y al hurgar un poco más, se encontraron con una sucursal no declarada del BNP y otros 500 clientes vip -Vázquez, entre ellos- que sumaban en total más de 251 millones de dólares.

Jefe de la Dirección Regional Sur Metropolitana de la AFIP, tal su cargo formal, Vázquez tiene, sin embargo, autonomía propia. Por eso, el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, le enrostra ser quien ordenó el megaoperativo de 200 inspectores contra el Grupo Clarín, que provocó la condena internacional en septiembre de 2009.

El entorno de Echegaray, además, le endilga a Vázquez mantener un vínculo directo con la Secretaría de Inteligencia (ex SIDE), y de allí con la quinta de Olivos, lo que lo torna casi intocable, algo que se potencia al ser el encargado, desde su puesto formal, de controlar la prolijidad tributaria de empresas de dos figuras patagónicas, muy cercanas al kirchnerismo: Lázaro Báez y Cristóbal López, como reveló La Nacion en varios artículos publicados en 2009 y este año.

Paralelamente a esas funciones, sin embargo, Vázquez transfirió al extranjero 461.000 dólares por medio de una cuenta que abrió con la filial argentina del gigante holandés ING, según consta en los documentos cuya copia obtuvo La Nacion. Envió el dinero a su filial en Curaçao, la isla más grande de las Antillas Holandesas y uno de los paraísos fiscales del Caribe.

En la cuenta figuran Vázquez y su hermana ?ya que parte de los fondos corresponderían a la venta del inmueble que pertenecía a sus padres?, aunque el funcionario de la AFIP aparece registrado como su "primer titular", ya que aportó el grueso del dinero. Se presentó como "contador independiente", según indicó una fuente al tanto de lo ocurrido en la operatoria ING- BNP a La Nacion.

Cuando ING Argentina vendió su cartera de clientes como prólogo de su salida del país, BNP Paribas se quedó con su cartera formal. También, con sus clientes en las sombras, la que gestionó desde una "sucursal" no declarada ante el Banco Central (BCRA), la Unidad de Información Financiera (UIF) o la AFIP, según determinó el entonces el titular subrogante del Juzgado Federal N° 9, Octavio Aráoz de Lamadrid.
En la cueva

Contactado por los ejecutivos de la "cueva" del BNP, Vázquez dio el siguiente paso. Ante la opción de girar sus fondos a Suiza o Luxemburgo, se inclinó por la segunda opción.

Para eso, el BNP asentó tres datos llamativos en un formulario interno. El primero, que Vázquez tenía un estudio contable "con tres empleados administrativos" en Talcahuano 1943 de la Capital Federal. Pero esa dirección no existe. Esa calle sólo llega hasta el número 1300.

El segundo dato llamativo que consta en el formulario del BNP es que Vázquez aparece como "dueño" de ese estudio contable.

"Siempre trabajó en su propio estudio como asesor de empresas, sobre todo pymes. Siempre trabajó en forma independiente", asentaron en la "cueva", aun cuando trabajar como contador está prohibido por ley para todos los empleados de la AFIP.

El tercer dato llamativo llegó a la hora de tachar con una cruz la opción correcta del siguiente rubro del formulario. "El titular o beneficiario económico ejerce un cargo público". Y entre el "no" y el "sí: precisar" -que hubiera aumentado los controles contra el lavado de dinero-, la cruz de Vázquez se trazó en la casilla del no.

Para evitar confusiones, en los registros de la cuenta figuran otros datos de Vázquez. Su fecha de nacimiento y su número de documento -que coinciden con los del funcionario de la AFIP-, y un estimado de sus ingresos anuales: 300.000 dólares.
LA MANIOBRA 1) En una "cueva"

El funcionario de la AFIP Andrés Vázquez, director de la seccional Metropolitana Sur, abre una cuenta bancaria en una "cueva" de la ciudad de Buenos Aires.
2) Transferencia

Vázquez transfiere su dinero a la sucursal de ING en Curaçao, una isla de las Antillas Holandesas. Envió 461.000 dólares. ING vende su cartera "blanca" de clientes al BNP Paribas.
3) Clientes "en negro"

Una vez completada aquella última operación, BNP Paribas contacta a la cartera "en negro" de clientes de ING. Vázquez transfiere los fondos a una filial del BNP Paribas en Luxemburgo.
4) Allanamiento

En abril de 2007, la entonces interventora en el PAMI, Graciela Ocaña, denuncia al gerenciador de la obra social, Rubén Romano, ante la Justicia. Cinco meses después, en busca de datos para esa investigación, la Gendarmería allana la "cueva" de BNP Paribas, en el 27° piso del edificio situado en Alem 855. Termina secuestrando la información sobre unos 500 clientes con "dinero negro".
5) Bajo investigación

Los papeles con los movimientos del dinero atribuido a Vázquez quedan en poder de la Justicia. En junio de 2008, la Justicia extrae testimonios y se abre otra investigación. Más de dos años después, y tras su paso por varios juzgados, la causa no registra mayores avances.
6) Fuera del anonimato

Poco después, Vázquez salta a la luz pública al ser mencionado por su jefe directo, Ricardo Echegaray, como el responsable de haber ordenado un megaoperativo fiscal en Clarín.


FUENTE: diario LA NACION.COM via www.yahoo.com.ar
domingo 3 de octubre 2010