jueves, 26 de septiembre de 2013

LA MEDICINA ACTUAL EN COLOMBIA Y VARIOS PAISES LATINOAMERICANOS: IMPORTANTE LEER!!!

“Solía ser médico”

 
 maria-elvira-bonilla- Junio 07 de 2013 -
 
 
 

La indolencia con que la mayoría de congresistas colombianos ha asumido el debate a la reforma de salud, es reveladora. Su ausentismo ha puesto en riesgo el trámite de la ley y es lamentable ver cómo solo reaccionan con los riendazos de Palacio que llegan acompañados de puestos y prebendas. Son débiles y permeables a la mermelada de los lobistas que atropellan decididos a no dejarse quitar ni una migaja de las billonarias tajadas del negocio de la salud.
Queda claro que aunque lo que está en juego es finalmente la vida de la gente, lo que se decide es qué hacer y de dónde sacar la plata, la mayoría de la cual se queda en los atajos de los intermediarios del negocio que piensan en todo menos en mejorar la atención del paciente y las condiciones en que los médicos deben prestar el servicio.
Los grandes ausentes en el debate son el médico y el paciente, cuya relación de armonía y satisfacción es finalmente el rasero de un sistema que funcione bien. Es esa la relación que se ha deteriorado y que mantiene cargados de frustración a los médicos y de rabia e impotencia a los pacientes. En una sala de espera no se oyen más que quejas contra la EPS, contra los médicos, contra el hospital o la clínica, contra todos los factores que intervienen desde que la persona se siente mal, enferma. Pero además de malestar y rabia se respira en esos ambientes algo peor: miedo.
Si la Ley no crea un escenario para que esa relación médico-paciente-hospital se transforme, no se ha hecho nada, por más miles de millones que se inviertan.
De ahí que cobre tanta fuerza el texto que escribió el Dr. Salomón Schachter* y que interpreta el sentimiento generalizado de médicos colombianos y de los distintos países latinoamericanos que, por cuenta de la manera como quedó montado el sistema de salud, ven desmoronarse el sentido de su profesión. El texto es una lamentación pero también una denuncia con carga de profundidad. Dice así:

Solía ser médico.
Ahora soy prestador de salud.
Solía practicar la medicina.
Ahora trabajo en un sistema gerenciado de salud.


Solía tener pacientes.
Ahora tengo una lista de clientes.

Solía diagnosticar.
Ahora me aprueban una consulta por vez
.
Solía efectuar tratamientos.

Ahora espero autorización para proveer servicios.
 
Solía tener una práctica exitosa colmada de pacientes. Ahora estoy repleto de papeles.

Solía emplear mi tiempo para escuchar a mis pacientes. Ahora debo utilizarlo para justificarme ante los auditores.

Solía tener sentimientos.
Ahora solo tengo funciones.

Solía ser médico.
Ahora no sé lo que soy.



Esta frustración, dramática si se piensa que se trata de la más humana de las profesiones, se refleja directamente sobre los pacientes. Quienes la viven con el agravante de que la perversidad del sistema que recae en presión sobre los médicos puede conducir a errores o malas prácticas que pone en riesgo sus vidas.
 
 
 
* El Dr Salomón Schachter, Ganador del Premio KONEX 2003 de cirugía, es Professor Emérito de la UBA y Doctor Honoris Causa de la Universidad Católica de Córdoba. Decano de la Facultad de Medicina y Consejero Superior (UBA, 1998-2000). Director de la Residencia en Traumatología de Los Hospitales Alvear, Fernández y Clínicas. Y autor de varios libros de éxito.
 
Ha tenido el coraje de denunciar lo que actualmente viene ocurriendo con la práctica médica deficiente, especialmente en países subdesarrollados como Argentina.
FUENTE: DE INTERNET