miércoles, 25 de septiembre de 2013

KENIA: un grupo terrorista somalí de Al Shabab , cuyos mentores son de Al Qaeda, atacó el moderno centro comercial Westgate de Nairobi.Despues de evacuar a los musulmanes, dispararon y mataron a decenas de civiles, se atrincheraron en el centro comercial y tomaron a decenas de personas como rehenes. el ataque se convirtió en un secuestro de casi cuatro días.

  • Kenyatta hace un balance de la masacre: 61 civiles y seis soldados muertos
  • Cinco terroristas han perdido la vida en el asalto y 11 permanecen detenidos
  • Los heridos varian entre 175 y más de 200...
Después de tres días muy intensos, el ejército se y ha eliminado a los terroristas que aún estaban dentro.
El presidente de Kenia, Uhuru Muigai Kenyatta, ha anunciado en un mensaje televisado que el asalto al centro comercial Westgate ha llegado a su fin.
Kenyatta ha confirmado que "cinco de los terroristas están muertos"y que otros 11 sospechosos han sido detenidos por la policía en diferentes puntos de la ciudad por su vinculación con el secuestro.
"Hemos humillado y derrotado a nuestros atacantes", ha asegurado con excesivo orgullo después de tres días en los que la confusión y las informaciones contradictorias han sido una constante.
El dirigente keniano también ha proporcionado un balance bastante definitivo de la masacre: 61 civiles, de los cuales 18 son extranjeros, y seis soldados muertos y unos 175 heridos.
Según el líder del país africano, varios cuerpos aún siguen atrapados en el centro comercial y no se han podido retirar por el mal estado del edificio, cuyo tejado y tres de sus plantas sufrieron severos desperfectos tras las fuertes explosiones registradas el lunes a mediodía. Asimismo, ha decretado tres días de luto nacional a partir de mañana.
Kenyatta también tuvo palabras de agradecimiento para todos los que han participado en la liberación del establecimiento, que se encontraba abarrotado de gente el día que fue asaltado. "Doy las gracias a los médicos, enfermeras, consejeros y otros voluntarios. Me siento muy honrado y alentado y les doy las gracias por su paciencia", dijo.
"Hemos sido muy lastimados y sentimos mucho el dolor y la pérdida, pero hemos sido valientes, hemos estado unidos y nos hemos mantenido fuertes", afirmó el líder keniano.
Asimismo, el presidente del país africano advirtió: "Prometo que buscaremos a los responsables de tanta destrucción sin sentido, muerte, dolor, pérdidas y sufrimiento que hemos vivido como una única familia. Llevaremos a esos cobardes y a sus cómplices ante la Justicia dondequiera que estén".
Por otra parte, el Inspector General de la Policía, David Kimaiyo, ha anunciado que se han incrementado las medidas de seguridad en todas las grandes ciudades del país y que se ha extremado la vigilancia en las carreteras para interceptar a cualquier sospechoso de haber colaborado con los atacantes.

Contradicciones y explosivos

Horas antes la Policía, a través de Twitter, había asegurado que estabanretirando los últimos explosivos instalados por los miembros de la milicia radical islámica somalí Al Shabab en el centro comercial de Nairobi asaltado el pasado sábado.
Sin embargo, y ante la falta de comunicados oficiales, la jornada se ha desarrollado como una batalla de 'tuits' entre la policía y una cuenta de la popular red de microblogging que supuestamente pertenecería al grupo somalí.
"Ignorad a los propagandistas", había pedido la Policía keniana, en alusión a las afirmaciones de los terroristas a través de esta red de microblogging, donde aseguraban que todavía quedaban fundamentalistas en el interior del edificio.
La operación afrontaba sus "últimas fases" y la policía pedía "paciencia" hasta que pudiera ofrecer la información adecuada, que se ha hecho esperar más de la cuenta.

Al Qaeda tendría un papel activo

Abu Omar, uno de los comandantes de Al Shabab en Somalia, aseguró en una entrevista con Al Jazeera que el grupo solo ha acatado órdenes: "Al Qaeda son nuestros líderes, nuestros mentores... Todos estamos embarcados en un único conflicto contra la cruzada internacional cristina y por lo tanto somos socios en esto".
Por su parte, la ministra de Exteriores de Kenia, Amina Mohamed, reforzó está teoría al declarar en varias entrevistas concedidas en Nueva York que Al Shabab no estaba trabajando por su cuenta y que la presencia de ciudadanos norteamericanos y británicos entre los asaltantes demostraba que se trataba de una "amenaza global".
Durante su discurso, el presidente Kenyatta ha rechazado confirmar o desmentir esta información y ha preferido esperar a que concluya la investigación forense para dar más detalles de la nacionalidad de los atacantes.
 
 

El pasado 21 de septiembre, el centro comercial Westgate de Nairobi se convirtió en el escenario de una masacre. Un grupo de hombres armados entró en el edificio y comenzó a disparar indiscriminadamente contra los civiles que había en su interior. Tras matar a decenas de ellos, se atrincheraron en el centro comercial y tomaron a decenas de personas como rehenes.
Las fuerzas de seguridad keniatas comenzaron entonces un intenso asedio que se prolongó durante tres días. Tras poner a salvo ayer a todos los retenidos y acabar con los asaltantes, miembros de la milicia islámica radical Al Shabab, se empiezan a conocer más detalles del peor ataque terrorista en Kenia desde 1988, cuando AlQaeda atentó contra la embajada de EEUU en Nairobi. He aquí las claves de la masacre en el Westgate:


  1. ¿Qué sucedió en el Westgate?
  2. Sobre el mediodía del sábado 21 de septiembre, un grupo de terroristas islamistas atacó el centro comercial, situado en una de las zonas más ricas de Nairobi y frecuentado por la comunidad extranjera. Tras evacuar a los musulmanes, abrieron fuego contra varios clientes. Los disparos se sucedieron y alcanzaron a centenares de personas. A continuación, tomaron como rehenes a varias personas con lo que el ataque se convirtió en un secuestro de casi cuatro días.

  3. ¿Cuántas víctimas hubo?
  4. De las 3.000 personas que se calcula estaban presentes en el centro comercial, según el Gobierno 61 perdieron la vida y más de 200 resultaron heridas. También murieron seis soldados.
    Por otro lado, el presidente de Kenia, Uhuru Muigai Kenyatta, confirmó que "cinco de los terroristas están muertos" y que otros 11 sospechosos han sido detenidos por la policía.
    En total, se cuentan 72 víctimas mortales. Aunque esta cifra varía en función de la fuente.
    Al Shabab, por su parte, ha afirmad que un total de 137 rehenes han perdido la vida durante su asalto al centro comercial. "Tras fracasar en vencer a los muyahidín, dentro del centro comercial, el Gobierno keniano diseminó gases químicos para finalizar con el asedio", informaron los fundamentalistas a través de su cuenta de Twitter.

  5. ¿Quién perpetró el ataque?
  6. El grupo islamista Al Shabab que dice haber actuado como represalia por la presencia de militares de Kenia en la misión de la ONU en Somalia. Los milicianos eran de distintas nacionalidades, de hecho, la ministra de Exteriores de Kenia, Amina Mohamed, confirmó que había varios estadounidenses y una británica. Abu Omar, uno de los comandantes de Al Shabab en Somalia, aseguró a Al Jazeera que el grupo sólo está acatando órdenes: "Al Qaeda son nuestros líderes, nuestros mentores... Todos estamos embarcados en un único conflicto contra la cruzada internacional cristina y por lo tanto somos socios en esto".

  7. ¿Cuánto duró?
  8. Aunque los soldados entraron en el centro comercial el mismo sábado, hasta el martes 24 de septiembre el Gobierno no dio por finalizada la amenaza terrorista. Además de liberar a todos los que quedaron encerrados en el centro comercial, rehenes incluidos, se desactivaron varios explosivos y se escucharon disparos durante varios días. El mismo martes el citado grupo terrorista aseguraba tener todavía retenidas a varias personas y algunos de sus integrantes seguían atrincherados en el centro comercial.

  9. ¿Había españoles atrapados?
  10. Tres españolas quedaron atrapados en el centro comercial y todas se encuentran bien. María Martí, cooperante extremeña de 29 años, logró escapar apenas hora y media después de que comenzara el asalto el pasado sábado. Estaba en el interior del edificio, en el restaurante, situado en una planta distinta de la de otra española de 50 años y su hija de 12, que se escondieron durante cuatro horas en los probadores de una tienda de ropa. También fueron evacuadas ilesas.

  11. ¿Qué medidas se han tomado?
  12. Además de decretar tres días de luto, se ha aumentado la seguridad en todas las grandes ciudades de Kenia y la vigilancia en las carreteras.
 
 
    

La unidad antiterrorista israelí,

al servicio de Kenia


SAL EMERGUI/Jerusalen -23/09/2013



"El terrorismo es una amenaza global (...) Israel está hombro a hombro con el Gobierno y pueblo de Kenia en estos difíciles momentos. Nosotros en Israel conocemos el dolor del terrorismo y haremos todo lo que podamos para apoyar al pueblo de Kenia".

Mientras el presidente de Israel, Simón Peres, hacía público este mensaje de condolencias a su homólogo keniano, Uhuru Kenyatta, varios miembros de la unidad de élite de la lucha antiterrorista israelí ya estaban en los alrededores del centro comercial Westgate. No para irrumpir en el edificio atacado por el grupo terrorista Al Shabab sino para asesorar a las fuerzas locales en las negociaciones y la liberación de los rehenes.

Un avión con destino a Nairobi partió el sábado desde el aeropuerto de Ben Gurion. A bordo, dos oficiales de la Yamam (Unidad Central Especial), perteneciente a la Policía israelí, dos expertos en material explosivo y tres en identificación e investigación delictivas. Una fuente policial confirma estos datos al diario 'Israel Hayom' que a su vez destaca que los agentes se limitan a asesorar sin participar en el asalto keniano del complejo de Nairobi.

 Junto a los israelíes, expertos norteamericanos y británicos. Yamam es la unidad de élite de la Policía israelí en la lucha antiterrorista. Pese a su reducido número de miembros, Yamam está considerada en el mundo como una de las más efectivas en todo lo que se refiere a negociación sobre rehenes y toma de control de edificios tomados por terroristas.

Qué decir, cómo responder a una demanda, cuándo hay que contestar, quién es el que habla, cómo asegurar la vida de los rehenes, identificar momentos de debilidad o exceso de confianza al otro lado del teléfono y dónde llevar las negociaciones con personas que consideran la muerte como el cumplimiento de la Yihad sin que acabe en una explosión del centro comercial. "No quiero comentar este caso específico pero en general hay que decir que la responsabilidad final siempre recae en los efectivos locales", afirma Lior Lotan, ex oficial y uno de los principales expertos israelíes en la lucha antiterrorista y negociación con secuestradores.

Según explica a la radio militar, "desde los atentados del 11-S, hay una cooperación internacional muy elevada para abortar ataques terroristas». Más allá de la presencia puntual de la unidad especial de la Policía israelí, el Mosad está presente en Kenia. Su labor, como la de otras agencias de Inteligencia, se centra en evitar o al menos alertar sobre ataques de este tipo.

Hace un año, los servicios secretos israelíes y kenianos desbarataron un atentado supuestamente contra diplomáticos israelíes al detener a dos iraníes con una importante carga explosiva. Said Mousav y Ahmed Mohammud-pertenecientes a la Guardia Republicana iraní- poseían 15 kilos del explosivo RDX y fueron sentenciados a cadena perpetua.

Pretendían vengarse contra Israel al que Teherán acusó de asesinar a varios oficiales y científicos del programa nuclear iraní en Teherán. "Desde los 60, Kenia e Israel mantienen excelentes relaciones diplomáticas, económicas y de seguridad. Kenia y Etiopía siempre han sido vistas como importantes aliados en el Cuerno de África.

 En la operación de rescate de Entebbe en el 76, por ejemplo, Kenia fue una base importante sobre todo para el regreso seguro de las fuerzas israelíes", nos explica Ely Karmon, experto en terrorismo y analista del Centro Interdisciplinar de Herzliya. "Me imagino que en este caso, pueda haber también quizá ayuda de Israel a nivel de Inteligencia", añade a ELMUNDO.es.

Israel y Kenia estrecharon su colaboración en seguridad tras el atentado de un grupo vinculado a Al Qaeda contra el Hotel Paradise en Mombasa que provocó la muerte de 13 kenianos y tres israelíes el 28 de noviembre del 2002. Ese mismo día, 261 pasajeros a bordo del charter de la compañía israelí Arkia, que cubría el trayecto Mombasa- Tel Aviv, se salvaron de milagro ya que los dos misiles disparados contra el avión no lograron por muy poco dar con su objetivo. El entonces ministro de Exteriores, Benjamín Netanyahu, pidió una "unión contra el terrorismo".

Nueve años después y como jefe de Gobierno, Netanyahu recibió en Jerusalén a su homólogo Raila Odinga que le pidió ayuda en la lucha contra el terrorismo vinculado a Al Qaeda. Una asistencia que se traduce en asesoría, instrucción de agentes kenianos y venta de armas.

Contratos que son rentables para la industria militar israelí. De forma paralela, Israel asiste a varios países africanos-entre ellos Kenia- en el campo agrícola. Tras la visita del dirigente keniano a Israel, Al Shabab denunció que el objetivo era "una ayuda para destruir al pueblo musulmán y su religión", y amenazó con una represalia.

"Israel, que desgraciadamente tiene mucha experiencia con ataques terroristas, mantiene buenas relaciones con Kenia. Esto no quiere decir que nuestros chicos participen en el rescate", afirman fuentes israelíes a ELMUNDO.es.


fuente: ELMUNDO.es. 24/09/2013