sábado, 31 de agosto de 2013

VENEZUELA: Américo Gollo Chávez , escritor e intelectual venezolano nos presenta su reflexión: ETICA, EMIGRANTES Y DÓLARES


ETICA,  EMIGRANTES  Y DÓLARES

 

Américo Gollo Chávez

    A los venezolanos presentes en ausencias

        El continente donde por azar, fortuna o necesidad, vivimos lo  transformaron, por no decir, gestaron, formaron, hicieron, los extranjeros europeos, en su casi totalidad… El universo occidental  está hecho de migraciones, la inmensa mayoría por necesidad,  tal vez la más sencilla de explicar y entender se debió y debe a la búsqueda permanente, en el hombre, de vivir mejor.  Hoy somos muchos mas en el planeta y quien llega ocupa un espacio que no sobra,  quizá  donde estorba, por muchas causas, por el espacio mismo, por la propiedad que sobre él ejercen los venidos primero, y,  la propiedad  no solo es  el ser dueño de espacios y de cosas, sino también  y  con mayor peso los nexos afectivos, del espíritu, del alma. Pero, por sobre todo, por el  miedo a perder lo que es propio, lo que fue hecho propio por quienes  trajeron como avío su cultura, en su amplio sentido,  que sirvió de fuente para hacer crecer su  modo de ser nuevo, hacerse, existir, pensar, crear, vivir.  Las grandes migraciones  hicieron a los Estados Unidos,  Canadá, Argentina, Uruguay, Chile, y la insaciable libidinidad, libinosidad y las divinidades lujuriosas  de los conquistadores y la no menor receptividad y reciprocidad  de nuestros aborígenes logró, al  lado de las ficciones y aparatos eróticos de los africanos, crear una nuevo modelo de gente y  enriquecer la cultura  que trajeron para recrear otra nueva.  Estos nosotros no somos indios, negros, ni blancos, decía Simón Bolívar, tan vilmente estrujado en cada cita para ajustarlas al autoritarismo, al terrorismo ideológico y a la imbecilidad.  Hoy, gracias a esas cosas diversas,  hablamos castellano  y de manera sui generis  somos cristianos, y hasta  la brujería tiene mas de ellos, europeos,  que de estos… y tenemos lo que tenemos en la ciencia, y tenemos lo que tenemos en el arte… y así vamos… la cultura mejor codificada se impuso.

        Hay otras migraciones, las de nuestra era sean trágico ejemplo.  Los feroces dictadores del sur provocaron emigraciones  que  en general fueron, qué paradoja,  en mucho,  muy útiles   y tanto nos sirvieron.  No preciso,  la anterior y deificada dictadura de Franco  nos regaló   a grandes pensadores, a manera de homenaje a ellos, la escuela de matemática que se  sembró en Argentina, Uruguay,  avances en  la medicina oftalmológica, que sirvieron de pauta, la escuela de Barraquer en Bogotá y  la de Castroviejo en NY, si no me fallan los recuerdos, y un pensador que desde mi ignorancia, pero no por ello, es el más universal de los  filósofos españolas, y grande entre todos los grandes del planeta,  JD García Baca.  Huyeron  de sus tierras contra su voluntad, digo mejor, para no morirse de miedo, de soledad, de terror, de la imposibilidad de decir, de hablar, de pensar en voz alta, de mostrar, de indagar…. Y aquí llegaron y aquí se recibieron con respeto, solidaridad…y vimos que era bueno.

        Las gentes de los tiempos mas  viejos que emigraron  se quedaron,   cuando los espacios colonizados  sirvieron a sus fines de producir para vivir, para beber, para amar y entonces crearon también las formas de  evitar que  les quitaran lo hecho,  crearon, pues, una cosa que nos domina a todos, el Poder.  Y el poder creció por encima del hombre y así es.  Qué  como fue, no importa, y las explicaciones serán insuficientes siempre, pero lo que  siempre anda con cada hombre son  sus capacidades  muy distintas, diversas,  diferentes  en grados extremos,  tantas veces.  Los menos capaces se estancaron y permanecieron tranquilos y hasta felices con nacer, comer, crecer, reproducirse y morir.  Los más hábiles, capaces e inteligentes, fueron distanciándose. Aprendieron que habría que  reinventar las estaciones,  salir de lo normal que es adaptarse a cada una de ellas y hacer lo que cada una hizo propicio;  salir del lugar común,  del sentido común  que compartieron todos, pero,  en cambio, los mas capaces  hicieron poemas de la estaciones, trataron la tierra para no irse de ella  y acumularon sus producciones y sus creaciones y se plantearon controlar los suelos, las tierras, las aguas y el cielo.  Entonces ocupar un espacio fijo se hizo   necesario y así fue, y  fue así entonces cuando dedicaron más tiempo para disponer de la invención y crearon las armas, organizaron el poder y crearon la ciencia, las tecnologías, hasta, por esa vía llegar a  hoy,  donde la ciencia,  la tecnología, el arte, tienen el tiempo y el espacio donde   no caben mas inmigrantes ignaros,  porque  la ciencia y la tecnología y el arte son los nuevos componentes del poder del mundo, y para estar en él se debe tener capacidad de alto nivel, para que se pueda  vencer, vale decir,  vivir cómodo y bien.

En este cuadro las huidas, las búsquedas,  las migraciones son distintas al ayer, el viaje no es el mismo. Los intereses son distintos. Se nos han ido venezolanos, sea preciso decirlo,  tal  algo semejante ocurrió  en otras partes,  porque  no tienen en esta su tierra espacios adecuados para que ellos  ejerzan lo que su inteligencia y formación les permiten hacer.  Son  profesionales  del más alto nivel,  universitarios y técnicos, artistas, pensadores  para quienes el país existe pero donde ellos carecen de espacio.  Donde ellos como ellos no pueden existir.  Ellos se fueron con su valija llena de conocimientos y el corazón lleno de recuerdos. Y donde están no hay día en el cual no tengan una oración por sus suelos y una obra en la palabra, en la acción,  para sacar a su patria  de este infierno.  Otros se fueron porque sus negocios, sus intereses, sus ambiciones,  ya no son cubiertas ni en la cantidad ni en la seguridad de la que disfrutaron otros tiempos.  Sirvieron a COPEI* a AD*, y adecuaron su conducta  a satisfacer sus intereses y a satisfacer las complicidades y negocios  de los amos del poder al cual sirvieron. Estafaron  a las universidades, negociaron cargos, gerencias y  funciones de gobierno.  Ocuparon posiciones ganadas por sus mañas y en su ejercicio las hicieron trampolín para  sus egolátricos fines.  Sus enseñanzas, si así llamar podemos,  no fueron mas allá de las lecturas en las contratapas de los libros y de las películas porno donde daban rienda suelta  a su talento.  Para ellos Venezuela no existe,  si por  Venezuela entendemos el espacio  donde la libertad tiene su templo y su credo en las obras sin par de sus maestros. Taparon su complicidad, bajo el supuesto de ser útiles a la patria escondiendo su complicidad en  la tal prudencia refugiaron su voz en  el silencio, pero  emboscados se hicieron traficantes   sin sueños, esclavos son del dólar,  y ese su dios primero, para otras cosas tiene menores dioses. Quieren saber donde andan en estos días  trágicos? Lavando dólares, negociando en las subastas, esclavos más que socios de los amos del poder,  tal como en la IVR muy bien hicieron.     

        Una inmensidad de  venezolanos se ha ido para no morirse de miedo ante el terrorismo de estado que Chávez impuso, que tuvo en la lista Tascón su primer demoniaco y demencial mandato,  que Maduro, Diosdado  y  otros del séquito han continuado con mayor maldad, con torpeza mimética pero y con mayor empeño, tal como si hacer el mal fuese su virtud, su diabólico  credo.  Se fueron porque los espantó el asco a la palabra que perenne  maldice, oronda difama, que  calumnia con arrogante injuria.  Se fueron porque  sencillamente no se les permite  amar y exigir y disentir y vivir en libertad.  Se fueron porque tienen el  miedo que da el ir a la calle a nada conseguir  que sea bueno y el riesgo real de devolverse muerto. Se fueron. En donde están pesan sobre ellos sacrificios inmensos. La  distancia de lo amado, la ausencia de  la piel que  acaricia cuando se tiene sueño y la voz que consuela cuando se tiene miedo. Allá están.  Trabajo, muchos de ellos, al “negro”. O con sueldos escasos.  Sin tiempo para el ocio creador y el recreo bueno, pero allá están sin dejar de ser ellos.  Su  amor por la libertad de este su suelo es superior a todos los tormentos. Triunfarán, lo se. Triunfarán. Pero jamás los envanecerá el éxito. Consciencia tienen de que el dólar es necesario, que hace falta para el mejor vivir, por decirlo del modo bien sincero, pero tienen consciencia de  nos ser su destino, su ídolo, su dios, su paraíso.   Su dignidad y valentía, también sus sufrimientos son ejemplo que nos sirven  para alimentar la fe   a quienes aquí quedamos presos de angustias, de miedos.  Es para ellos mi reconocimiento. Digo mejor,  mi amor por todos ellos.

        También algunos otros se fueron pensando que cada nueva tierra tiene el encanto del paraíso que por alguna causa aquí perdieron o porque algún profeta les dibujó la tierra prometida  que estaría en tales suelos,  tal lo soñaron para ellos también quienes  impulsaron y justificaron sus ausencias y aventaron a sus hijos lejos.  Ellos no sufren menos. Quizá el inductor, seductor, sonsacador   no sea mecenas,  tal vez nada tiene que dar ni sea tan bueno, solo tutor para alimentar la esperanza con consejos.  Tal vez sueñen y verdad se haga que alguna vez puedan vivir con los suyos rodeados en una casa bella en las praderas, como en las películas de Hollywood,  y allí ver renacer  el verdor de cada primavera u observarse por dentro en el otoño,  tal vez vacíos,  esperando el frío del invierno y con  su ayuda deambular sus recuerdos en soledad envueltos. A ellos sea mi reconocimiento  a la asunción de tan difícil riesgo y prometerles que si útil ser pudiese,  allí estaré para contarles cuentos,  para que no se borren los recuerdos de sus viejos que alguna vez aferrados tejieron sus ombligos  a estos suelos.

        Tres de mis hijos viven allá lejos. Cada uno  de aquí fue echado, porque les fue imposible  hacerse y ser  cada uno lo que  es cada quien.  Cada uno allá donde se encuentra acaricia los sueños de una patria libre, digna, buena, donde vivir podamos sin mordernos. Como vivieron  las aves y las flores en la casa de mi papa Ramón y mi mama María. Como vivieron, a pesar de mis yerros,  en el país todo que fue su domicilio a cielo y belleza  siempre abierto. Cada uno de ellos, a su modo,  hace más de cuanto puede para explicar qué plaga, qué castigo qué tormentas,  en fin, pesan, devoran, secan a estos suelos, que ayer sin ir muy lejos conocieron y  vivieron ellos, que de miel  estuvieron muy llenos y la libertad  transitaba  caminos sin tropiezos.  Tal vez ni  puedan verse  más allá  de las posibilidades de internet. A veces allá lejos  el espacio  es pequeño y la libertad tiene tropiezos, es la consciencia buena de saber y  vivir que su tiempo su  espacio quedan lejos.  Que  para ser libres la libertad no es solo de ellos. Que la libertad para que exista buena reclama que libres seamos todos y no se pueda con dólares  enterrar los sueños. Y entonces?

Ellos saben,  que en el amor a Dios, por la patria, por la vida, la familia, la libertad vive y se hace la ética, que  no es cosa ni  cuestión de filósofos.  La ética de hoy nos permite  definir y saber, reconocer  qué es lo ético, cual es el acto bueno.  Nada de especial es la ética entonces. A mis hijos, los míos  pero a todos estos los hijos, como Andrés Eloy dijo, cuando se tiene un hijo se tienen todos los hijos del mundo,   a quienes aquí están y los de allá mas lejos,  reitero que solo en el amor se encuentra el hombre, pero el amor no existe sin libertad y esta no es más que el ejercicio pleno  de  asumir la verdad como el único camino de ser libres.


FUENTE: recibido directamente del Autor, al que agradezco y felicito.


Americo Gollo Chavez, escritor, profesor, docente, intelectual venezolano

 
 
 
 
Ingreso a LUZ( UNIVERSIDAD DEL ZULIA)
01.02.69. Dirección de Cultura.
09.07.93. Profesor. Facultad Experimental de Ciencias
Titular
Jubilado

Estudios Realizados

Doctor en Filosofía. Universidad Eotvas Lorand
Budapest. Hungría. 03.05.79

Investigación Post doctoral, Estética
Instituto Schiller, Alemania Federal. 1991

Licenciado en Letras Hispánicas. LUZ. 69

Primer Nivel de Maestría en Educación Superior. LUZ l973.

Sociología Literatura. 1 al 24 de nov. 1974. FHE.LUZ

Semiología del Objeto. LUZ 84 Hs. FEC.LUZ. 1976

Lengua Alemana. Un año Instituto Goethe. Prien. 1977.

Tercer año de Economía. LUZ. 61.62.63.

Idiomas: Latín, Español, Francés, Alemán.

Cargos Desempeñados en LUZ: Decano Fundador(I) de la Facultad Experimental de Arte, desde el 06 02 00 Prof. De Comunicación y Lenguaje. FEC. LUZ. Desde l973. Primer Lugar en el ingreso según la metodología empleada. Coordinador del Eje del Pensamiento Simbólico: Matemática, Lógica, Lenguaje, FEC. Años 73 74 75. Profesor de Epistemología: Matemática y Sociedad; Ciencia y Sociedad. Departamentos de Matemática, Física. FEC. LUZ . Profesor de Estética. Postgrado de Letras Facultad de Humanidades Profesor de Metodología de la investigación. Fac. De Ciencias Jurídicas y Políticas de LUZ. Postgrado en Ciencias Políticas. Coordinador de la Comisión Central del año Jubilar de LUZ, en El 50 aniversario de su reapertura. Proponente y Coordinador de la Comisión para la creación de La Facultad Experimental de Arte. Representante de LUZ ante la Comisión Bicameral y la AVERU para el análisis del PLES. 98 –99. Coordinador Primer Encuentro de Educación Musical para América Latina, UNESCO, CONAC; UCV, LUZ...Caracas Sep 1996 Moderador del II Encuentro Musical de Expertos de A.Latina. UNESCO, UCV, LUZ; .....Caracas 1997.
 


fuente: http://www.analitica.com/colaboradores/6307970.asp