sábado, 19 de abril de 2014

SALUD Y BIENESTAR: ¿Tomar agua u otras bebidas durante las comidas es bueno o malo?

Muchas personas que buscan adelgazar o mejorar la digestión 
creen en el mito de "acompañar las comidas con agua", bien sea que la
tomen durante o inmediatamente después de terminar de comer.

Muchas personas (totalmente equivocadas) pueden decir cosas que apoyen 
este mito y en muchos sitios web puedes leer cosas absurdas como: 
"evita engordar tomando agua junto con las comidas" o "beber agua junto 
con los alimentos ayuda a adelgazar". Todo esto está muy lejos de la realidad.
 Sin embargo, es prudente aclarara que el agua y otras bebidas como el té 
y algunos zumos de frutas (sin azúcar refinada) podrían influir en la parte de 
adelgazar ("perder grasa"), pero solo si se beben 20-30 minutos antes de 
ingerir los alimentos y, por lo menos, 90-120 minutos después de haber comido. 

Lamentablemente desde pequeños, a muchos y muchas, nos enseñaron 
a "remojar" y "pasar" nuestros alimentos con agua, jugo, vino, y 
otras bebidas además de rematar con un delicioso (pero poco 
nutritivo) postre. Muchos dicen que el beber agua con los alimentos 
ayuda a adelgazar porque esta combinación genera más saciedad, 
lo cual es cierto en cuanto a la parte de generar esa sensación 
de "saciedad", 
pero no en la parte de ayudar a adelgazar. Comerás menos en ese 
instante, pero no obtendrás un aporte o buena absorción de nutrientes, 
ya explico el porqué. 

Resulta que cuando consumimos líquidos con las comidas, bien sea 
durante o justo después de comer, éstos alteran el pH gástrico y 
por ende la composición de algunas enzimas digestivas, además de
las salivares cuando se ingieren los líquidos para "remojar" los alimentos. 
Además, si el líquido está a una baja temperatura (frío), disminuye 
la misma temperatura "perfecta" o ideal del estómago para una digestión 
óptima. Todo ésto solo ocasiona que nuestra digestión se ralentice
además de causar una pobre e ineficaz absorción de nutrientes, y en muchos 
también se pueden presentar problemas gastrointestinales como naúseas, 
vómitos, diarreas, llenura, pesadez, etc. 

Entonces, para responder a la pregunta del título de este artículo, 
se podría decir que es malo o No recomendado beber agua u otros 
líquidos junto con las comidas y/o justo después de terminarlas, por todos 
los efectos negativos que ésto trae: ralentización de la digestión, absorción 
pobre o ineficaz de nutrientes, problemas o molestias digestivas, etc. 

fuente; http://salud-fisica-mental-y-espiritual.blogspot.co.il/2014/04/