sábado, 7 de diciembre de 2013

SALUD Y BIENESTAR: Diez malos hábitos de higiene que cometemos a diario




¿No te duchas todos los días? ¿Eres de los que dejan la ropa mojada en la lavadora hasta el día siguiente? Si la respuesta es sí, entonces las bacterias se están frotando las manos con tus errores en cuanto a higiene se refiere. Echa un vistazo a los diez más desagradables y comunes que hemos encontrado, y si te indentificas con alguno de ellos... ¡ponle freno!

1. Confiar en los secadores de manos

Según un estudio de la Universidad de Westminter, los secamanos públicos incrementan la presencia de bacterias en un 42%, y los de aire caliente en un 254%. Si en el restaurante, bar o discoteca donde estás tienen toallitas de papel, úsalas antes que el secador.[generalmente tienen un secador pero no toallitas de papel...algunos tienen toalla de genero!!!!! solamente...un "hermoso" nido de germenes!! otros tienen toallitas de papel; y algunos no tienen nada...o tienen recortes de diarios , por ejemplo "estaciones de servicio/gasolineras"(JP)
























FOTO: DE TUSBUSCADORES
2. Acumular platos, ollas y cubiertos en la pileta(cacharros en la pila)

La pereza suele ser la base de este descuido en muchas casas, pero seguro que si la gente supiera que llenar la pila de platos puede llegar a acumular 500.000 bacterias por metro cuadrado, dejarían la cocina como nueva.



3. Comer comida del suelo

¿Cuántas veces se te ha caído algo de comida en casa y te lo has acabado metiendo en la boca? Con soplar no basta porque según un estudio de la Universidad Clemson, el 99% de las bacterias se transmiten a la comida inmediatamente en cuanto toca el suelo, es decir, que ya está contaminada. Ahora ya lo sabes.




4. No lavarse los dientes

Los chicles o caramelos de menta extra fuerte pueden disimular tu olor bucal, pero nunca acabarán con las caries ni blanquearán tu dentadura. Así que cepilla tus dientes al menos dos veces al día, primero al despertarte y después antes de dormir. Lo ideal sería hacerlo después de cada comida, pero con hacerlo dos veces pasarás el examen del dentista.


5. Lavar la ropa en frío y tender dentro de casa

Según explicó Charles Gerba, profesor de microbiología de la Universidad de Arizona, a ABC News, “si pones una lavadora solo de ropa interior se liberarán 100 millones de bacterias E. coli en el agua, y estas pueden transmitirse a la próxima colada”. Gerba asegura que para acabar con este tipo de bacterias solo hay que lavar con agua caliente (más de 60 grados), y tender la ropa al sol. Pero el error más grave es dejar una carga que ya ha terminado dentro de la lavadora durante 24 horas.



6. No cuidar bien los lentes de contacto

Si no desinfectas adecuadamente las lentes de contacto, pueden llegar a provocarte una infección de cornea. Para evitarlo, lávate siempre las manos antes de manipularlas, utiliza el líquido limpiador (nunca agua corriente), y renuévalo cada cierto tiempo como indican los oculistas.



7. No lavarse las manos después de ir al baño

Aunque también resulta bastante obvio es un hábito que muchas personas no cumplen. No dejes de hacerlo después de usar el baño y así evitarás los gérmenes y enfermedades graves como la tifoidea(el tifus)(JP)



8. No taparse la boca al estornudar o toser

Estamos en época de resfriados, por lo que hay que intentar ser cívicos con los demás. Cubre tu boca al estornudar, y date la vuelta si te encuentras frente a otras personas para no pegarles tus gérmenes. Aplica la misma rutina al toser.




9. No ducharse a diario

Resulta obvio, pero es uno de los errores más comunes. Por ejemplo, según una encuesta de 2012, una de cada 29 personas de nacionalidad francesa solo se ducha una vez a la semana, lo que es un gran error. Aunque no hayas hecho ejercicio, tu olor corporal puede resultar ofensivo si no lo has puesto a remojo antes de salir de casa.



10. No bajar la tapa del inodoro cuando apretes el botón
      del depósito de agua.

 Dejar abierta la tapa del inodoro es otro descuido habitual que tenemos en cuenta en los baños públicos, pero en tu casa no hay excusa. No te olvides nunca de bajarla cuando apretes el botón que larga el agua al inodoro porque de no hacerlo, los gérmenes se repartirán por toda la habitación.




















foto: GETTY


fuente: www.yahoo.com.ar mujer