lunes, 2 de diciembre de 2013

CUBA: Se reportan 49 derrumbes en La Habana por las intensas lluvias en los últimos dos días.










Las noticias son lamentables en La Habana: 49 derrumbes, ocho de ellos totales, 400 núcleos familiares evacuados y dos víctimas fatales reportadas por las autoridades. Ese es el saldo visible de las lluvias que han tomado por asalto las calles de la capital cubana en los últimos dos días.
El hecho era previsible, salvo algunos sitios muy escogidos de la ciudad, el resto de la urbe tiene problemas constructivos, especialmente en municipios como Centro Habana y Habana Vieja. No es casualidad entonces que las dos muertes ocurridas por el momento se ubiquen en este territorio.
Según los informes del diario Granma, Fidel Vega Recios, de 54 años de edad, y Pastora Góngora Mendoza, de 60, fallecieron el viernes pasado al desplomarse sus viviendas en el edificio situado Campanario 619 entre Salud y Reina, ubicado en Centro Habana.
En este municipio capitalino se registraron valores de 289 milímetros de precipitaciones en apenas 48 horas, que causaron, además de los derrumbes, el cierre momentáneo de algunas vías por inundaciones que entorpecían la circulación de los vehículos.
Las imágenes tomadas en las calles habaneras durante este fin de semana son elocuentes: autos detenidos, nivel de agua muy por encima de la acera y edificios en ruinas no son más que la alerta.
Según reportes de la agencia Prensa Latina, actualmente la Defensa Civil cubana está trabajando en 25 zonas consideradas de alto riesgo dentro de La Habana y en la limpieza de los derrumbes ocurridos, con el fin de agilizar la limpieza de escombros acumulados.
Desgraciadamente, como podría suponerse, los estragos de las lluvias no cesarán una vez concluidas estas. Por el contrario, las peores noticias están por llegar cuando finalmente salga el sol, pues entonces las estructuras debilitadas por la constante humedad tienden a colapsar.
Luego de 48 horas en las que apenas han cesado las aguas, los últimos anuncios del Instituto de Meteorología anuncian una disminución progresiva de las precipitaciones en el occidente del país; aunque en la ciudad, justo ahora, sigue lloviendo sin intenciones aparentes de amainar.


















































fotos: ROBERTO MOREJON, 
tomadas de JUVENTUD REBELDE