domingo, 5 de octubre de 2014

LÉXICO: "ENERGÍA" Ergon (érgon) es el padre de la energía.


por Mariano Arnal

ENERGÍA
Ergon (érgon) es el padre de la energía. Es el trabajo en oposición al reposo; la actividad en oposición a la inactividad y a la pasividad. Acertadamente se dio el nombre de ergio a la unidad de trabajo. Tiene en griego todos los significados posibles en relación con la actividad y el trabajo, pero decantándose más por el trabajo físico (para el creativo tienen poihsiV /póiesis, cuyo actor es el poihthV /poietés = ¡el poeta!, en oposición a praxiV /práxis, que es la ejecución). El verbo respectivo es ergazomai (ergátzomai), que significa trabajar. El prefijo en (en) es el que a través del latín in ha llegado a nosotros con el mismo significado de en. Así que si el posterior análisis no lo contradice, en-ergía es el trabajo que está dentro, o el trabajo hacia dentro (conforme al significado de dirección del prefijo en (en)). ¿Es así como lo vieron los griegos? Así parece.
Energew (energuéo) es actuar en algo, producir. EnergoumenoV (energúmenos; part. pres. voz media del mismo verbo) = energúmeno es el que es movido por el espíritu que le posee, el activado por otro. Volviendo a las formas activas, el adjetivo energoV (energós) designa al que está en acción, el que está trabajando en una cosa (por oposición a akinetoV (akínetos) = quieto, inactivo), o al que está dispuesto a actuar o es capaz de hacerlo. También formaron los griegos el adj. "energético": energhtikoV (energuetikós), que designa propiamente al que es activo, más que al que actúa. Forma parte de la terminología gramatical: al verbo en voz activa se le llama energhtikoV (energuetikós); en voz pasiva, paqhtikoV (pazetikós), que hemos transcrito como patético. Y finalmente está la enhrgeia (enérgueia)= energía, que los griegos entendían como fuerza en acción (opuesto a = fuerza en potencia), es decir la fuerza propia de las cosas, su fuerza inmanente. Hasta aquí la materia prima con la que está formada nuestra palabra "energía". Pero ¿el concepto es el mismo que nos transmite su origen griego?
Entró esta palabra en nuestra lengua a través del latín tardío energia. Como es natural, su significado no se aleja en exceso del griego, pero está más próximo a la dunamiV /dýnamis) que a la enhrgeia (enérgueia). En física se define la energía como la capacidad que tiene un sistema material de producir trabajo. No es eso lo que dice la palabra griega, sino que habla de trabajo que está en activo, pero hacia dentro. Desde esta perspectiva puramente léxica, el principio de Einstein según el cual la materia ni se crea ni se destruye, sino que se convierte en energía, se sale de la filosofía de la palabra. La energía, según el rigor léxico griego, no es una posibilidad o una capacidad quieta, sino que está en activo. Y esa supuesta "conversión" de la materia en energía no sería tal, sino la nueva orientación hacia el exterior de una energía que ya existe. Es lo que ocurriría si consiguiésemos desmontar el sistema solar, de modo que cada uno de sus elementos siguiese moviéndose con la misma velocidad pero ya no en órbita, sino en disparadero libre. Se podría producir una reacción en cadena que iría desmontando otros sistemas. No se habría convertido el sistema solar en energía, sino que se le habría salido la que emplea para mantenerse como es.

http://www.elalmanaque.com/El_Origen_de_las_Palabras/ecologia/Energ%C3%ADa.html