domingo, 19 de mayo de 2013

FUTBOL Y JUDAISMO EN EUROPA: EL BAYERN MUNICH y la Historia Judía del Club



por Alicia Benmergui

Los judíos fueron fervorosos aficionados al futbol cuando este surgió y se difundió y continúan siéndolo. Prueba de esto es la historia que hemos contado aquí del origen del Ajax, un equipo holandés de la ciudad de Amsterdam. En Londres esta el Tottenham Spurs, a los que se llama Yds o Yidos porque gran parte de su hinchada proviene del barrio judío donde está ubicada.

Una crónica relató que en un partido muy importante estaban todos: La multitud que forma la hinchada judía estaba formada por judiós ortodoxos con kipá y tzitizit, judíos conservadores, reformistas y seculares, no judíos de casi todas las etnias imaginables, la mayoría usando los colores del club azul marino y blanco y todos juntos festejando un gol.

Esta es otra historia la del Bayern de Munich y el porque del apoyo de muchos judíos en Londres cuando jugó con el Chelsea por la copa europea. La historia del Bayern fue recuperada en el 2011 en un libro llamado “Der FC Bayern Juden und seine” (FC Bayern y sus Judíos) deDietrich Schulze-Marmeling.

El principal personaje de esta historia es Kurt Landauer, un judío que fue presidente del club por tres períodos y consiguió el primer título del equipo en 1932. Pero meses más tarde Hitler tomó el poder y Landauer tuvo que renunciar junto con otros miembros del club, pero luego de pasar 33 días en el campo de concentración de Dachau logró huir a Suiza.

Pese al poder creciente del nazismo el Bayern Münich se resistió a colaborar con él, y hubo varios incidentes por esa razón. Se convirtió en una isla en medio de un mar de antisemitismo. En 1934, por ejemplo, sus jugadores resultaron involucrados en una pelea con los ‘camisas pardas’, la milicia nazi.
Pero el mayor episodio tuvo lugar en Zürich en 1943.

 Después de un partido amistoso contra la selección nacional suiza, los jugadores del Bayern se alinearon para saludar al exiliado Landauer, presente en las gradas, lo que no gustó a la Gestapo, que amenazó con que el gesto tendría consecuencias.

Luego de finalizada la guerra, Landauer regresó a Münich y fue nuevamente nombrado presidente del club para completar su tercer mandato, entre 1947 y 1951. Pero su legado se perdió en las memorias del club. Según Schulze-Marmeling, el autor de ‘Bayern y sus Judíos’, se borraron los rastros de Landauer para evitar polémicas raciales y políticas.

Sin embargo, la actitud del club ha cambiado notablemente en los últimos años, según registra Honigstein en el Guardian. Hinchas del club han homenajeado a Landauer, y Rummenigge, ex jugador insignia y vicepresidente de la institución, lo ha reconocido como “el padre” de la era moderna del Bayern

El equipo más laureado del fútbol alemán tuvo una importante presencia judía en sus primeros años. Con el nazismo, se vio muy afectado aunque se resistió a ser utilizado por el régimen. Pero estos antecedentes fueron omitidos en la historia del club, que ochenta años después parece querer recuperarlos. Sobre el tema escribió el periodista Raphael Honigstein, quien publicó en The Guardian un artículo sobre las raíces ocultas del Bayern Münich.
En el año 1900 comerciantes y estudiantes del barrio bohemio de Schwabing habían fundado el Bayern, dos de los 17 firmantes del acta de fundación pertenecían a la burquesía judía, uno era Josef Pollack. El otro era el artista nacido en Dortmund Benno Elkan, que luego emigraría a Londres y se convertiría en el eminente escultor que construyó el candelabro de siete brazos (menorá), que se encuentra ante el parlamento israelí en Jerusalén.

Sponsoreado por empresarios judíos, desde 1911, el Bayern fue dirigido por Kurt Landauer, el hijo de un acaudalado hombre de negocios judío, un ex futbolista que trabajaba en la editorial Knorr & Hirth, muy influído por su amigo y mentor Walther Bensemann. Este que era otro pionero del fútbol alemán, hijo de un banquero judío, que cuando conoció al futbol comenzó a difundirlo en todo el Imperio Alemán. Fue el fundador de la publicación más importante del país deportivo, Kicker, también fue uno de los padres fundadores de la Asociación Alemana de Fútbol.

Landauer compartía con Benseman la idea de que en el fútbol como juego, debían prevalecer la creatividad, el arte y la alegría y que podía llegar a crear relaciones amistosas entre las naciones. El rechazaba totalmente la noción de Kampfgeist ("espíritu de lucha") en el deporte y especialmente en el futbol. El equipo fue formado por una sucesión de entrenadores judíos, entre ellos el judío austro-húngaro Richard "Little" Dombi, cuyo nombre verdadero era Richard Kohn nacido en Viena que logró conseguir un primer campeonato alemán del Bayern en 1932. Landauer había convertido al Bayern en un bastión de valores y de buen fútbol con elevados valores humanistas que además era una cantera de la formación de inmejorables jugadores en Alemania y lo llevó luego a la práctica profesional

En los años posteriores a la toma del poder nazi en Alemania en 1933, el fútbol fue "arianizado". Sin apenas tiempo para saborear el éxito deportivo, en 1933 empezaría para Landauer un largo ciclo de penalidades. Destituido en el Bayern, perdió también su empleo en el periódico «Münchner Neuesten Nachrichten», donde era jefe de publicidad, y tuvo que ponerse a trabajar en una lavandería.

En la «Noche de los cristales rotos» (el pogrom de noviembre de 1938), fue encarcelado en Dachau, de donde salió relativamente pronto, en consideración a que había combatido por la patria en la I Guerra Mundial y huyó a Suiza. Otros integrantes judíos del club, los jugadores y los administradores se vieron obligados a renunciar, muchos de ellos fueron asesinados posteriormente.

Albert Otto Beer y Koppel Berthold, dos comerciantes textiles judíos y miembros del club, fueron deportados y asesinados en tanto queSiegfried Weisenbeck yse suicidó . Mientras el Munich, el club rival, colaboró con las nuevas autoridades, pero el Bayern elegía presidentes no Nazis, porque Landauer movía los piolines detrás de la escena mientras pudo, pero esto se terminó cuando fue arrestado en la Kristallnacht en 1938,siendo llevado por poco tiempo al campo de Dachau. Sus tres hermanos y una hermana fueron asesinados durante la Shoá, cuando él estaba en Suiza.

 FUENTE: http://www.milimcultural.com.ar/newsletter/milim149.htm