lunes, 17 de diciembre de 2012

LA NAVIDAD Y EL AÑO NUEVO SE ACERCAN, "FIESTAS DE LA FAMILIA Y LOS AMIGOS": el excelente poeta mexicano Manuel S. Leya Martínez,nos trae su palabra poetica !

Recibí hace unas horas un mensaje del notable poeta y escritor y excelente persona que es el Dr.Manuel S. Leyva Rodríguez, desde Mexico, y su hermosa poesía, que aquí reproduzco.


Dice el vate, entre otras cosas , lo siguiente:

"....DE CORAZÓN ENVÍO MIS PARABIENES POR UNA DICHOSA NAVIDAD Y UN VENTUROSO FUTURO QUE INAUGURA EL AÑO NUEVO 2013.- Leyva  Martínez."

Es para mi un honor estar en contacto con el y recibir este hermoso regalo que comparto con todos mis lectoras/es.

Lic. Jose Pivín
Editor de este Blog

   


FELIZ AÑO NUEVO.



Amada familia, fraternos amigos

por el Año Nuevo, digamos ¡Salud!

por los doce meses, bien o mal vividos

a Dios, ofrendemos nuestra gratitud.



Por los días dichosos o las horas tristes

que en el ayer fueron alegría y dolor,

sólo recordemos los ratos felices

y juntos gocemos Ventura y Amor.



Doce campanadas despiden el año

y son bienvenida de fe y esperanza,

los buenos deseos son plural regalo

y clara promesa de un feliz mañana.



Brindemos ufanos por nuestras familias

porque en cada hogar, reine la hermandad,

que en el mundo no haya ni guerras, ni envidias

y en los corazones palpite la paz.



Que en este derroche de luces y risas

por los padres muertos, vibre una oración

y por los que viven y son nuestra dicha

con fervor digamos: ¡Bendito sea Dios!.



Es recomendable liquidar agravios

perdonar es rango de excelsa virtud,

el que es noble amigo, es mejor que hermano

porque su lealtad es a plenitud.



Saber perdonar es juicio divino

espíritu y alma se inundan de luz...

¡“Perdónalos Padre”!.., clamó Jesucristo

cuando agonizaba..., clavado en la cruz.



Por hoy olvidemos fracasos y errores

y con fe esperemos mejor porvenir...,

que sean realidades nuestras ilusiones,

el amor es vida y amar es vivir.



Alcemos las copas por el Año Nuevo

que augura horizontes de felicidad...,

que el éxito afirme voluntad y anhelos

y el tiempo sea un canto de prosperidad.



Amada familia, fraternos amigos

por el Año Nuevo, digamos: ¡Salud!,

por los doce meses, bien o mal vividos

a Dios, ofrendemos nuestra gratitud.



Manuel S. Leya Martínez, (MÉXICO)


“Sólo me falta escribirle a Dios, desde mi tumba”, Perdón esta frase metafórica, se me ocurrió, porque en mis ochenta años de edad, mi pluma ha sido tan intensa y extensa que ha versado sobre infinidad de temas verídicos y argumentos fantasiosos que, seguramente, sólo me falta escribir sobre los insondables misterios del más allá. Con este comentario del Dr. Leyva Martínez nos podemos dar una idea de cuan extensa y versátil puede ser su obra literaria que le ha permitido crecer como ser humano, como hombre de letras, como ser comprometido con la sociedad y como incansable escritor que abre fronteras con sus sentimientos plasmados en poemas llenos de fuerza, de sueños, de erotismo, de dolor, de calidez, belleza, amor ese amor a su QUERIDA RAQUEL, inmersos en rimas, ritmo y musicalidad que terminan por hacer vibrar a quienes los leen y escuchan.

Manuel Salvador Leyva Martínez, Dr. en Literatura, hombre incansable, gran amigo, esposo, padre, abuelo y un coleccionista de premios, reconocimientos desde su niñez así como homenajes hoy en sus días de gloriosa madurez. Él es un ser humano comprometido con la armonía que debe unir a los hombres, buscador constante de la Paz del mundo y apasionado de la poesía y las letras en general.

Él, en realidad, nos asevera,-ignora quién es- si se trata del perfil de escritor y de poeta y por el contenido de mi vida privada he sido reservado por naturaleza, ya que soy reacio al autoelogio tal vez porque me agrada que otras voces se ocupen de mis pocas virtudes y muchos defectos, ciertos o inventados.


Participación Congreso Mundial de Poetas en Acapulco,
Guerrero, octubre 2008.

Don Manuel Salvador Leyva Martínez, doctorado en literatura es uno de los escritores más prolíficos y galardonados a lo largo de sus 8 décadas de vida tanto en su país, México, como en el extranjero y comenta que cuando ya no esté aquí, -en primer lugar y de corazón lo manifiesto, dice, me gustaría estar en el pensamiento de mis generaciones de sangre, en la memoria de los amigos y parientes de mi cuna natal y lógicamente en la lectura de mis libros, anhelando que el búcaro de sus páginas humedezcan los ojos de toda mujer ilusionada y oriente a los hombres de cómo se ama en la vida si en sus labios palpita una poesía- y sin temor a equivocación es un hombre de la literatura universal por todo lo que representa su aportación al mundo literario en su diario devenir de las letras, esto es suficiente para que esté ahí donde el quiere que se le vea cuando pertenezca a otras dimensiones.

Leyva Martínez es un hombre que uno de sus mayores satisfactores en el ámbito literario es compartir con nuevos poetas el estudio y práctica de la poesía en sus diversos estilos académicos y de modernismo vanguardista, para la recuperación de la creatividad que convence y conmueve - la poesía es una flor que renace cada día y necesita de jardineros apasionados que la cultiven con esmero para que su aroma exquisito, perfume el corazón de las nuevas generaciones y su contribución para ello es continua, porque es un hombre que le gusta trasmitir sus conocimientos y se ve rodeado de gente joven y de no tan joven pero con las ganas de aprender y dejarse llevar de la mano por la sabiduría de un maestro que no escatima su sapiencia en bien de la literatura y de las letras del mundo, así él deja en nuevos talentos parte de su enseñanza acumulada por años y como bien dice, es por tanto que debe a la vida.

Las letras para el maestro Manuel Leyva, significan un rico bagaje de anhelos que lo acompañan en el viaje de su vivencia cotidiana y también la herramienta que le proporciona el placer de modelar su pensamiento para declarar su amor a la familia, su devoción a la patria, su lealtad en la amistad y todo cuánto vale la expresión de su sentir y pensar.


Él considera que la labor dentro del mundo de la escritura, sin falsa modestia y toda proporción guardada, cree que ha realizado una labor extraordinaria, si se toma en cuenta que por carencias domésticas y ocupaciones vitales para cumplir con obligaciones insoslayables, ha podido dedicarse al estudio y práctica de la escritura poética y con la participación en Juegos Florales, nacionales e internacionales, ha obtenido la satisfacción de máximos trofeos para prestigio de su Estado de Guerrero y un modesto sitio en la nómina cultural de su Patria.


Son precisamente sus logros, sus reconocimientos, y premios los que lo mantienen activo y comprometido mirando siempre hacia un futuro inmediato donde tiene como expectativas dentro de la escritura ampliar su tarea en la novela y cuento, pero continuar escribiendo poesía, principalmente. Otro de sus objetivos es cumplir con la membresía de los Congresos de la WAAC, filial de la UNESCO, participar en algunos Encuentros de Poesía Hispanoamericana, asistir a las nuevas filiales de SIPEA en nuestro País, a Colombia y Chile que se integran en este año 2009 y otros eventos literarios, especialmente de Tijuana y Guerrero.


Cuando era alumno de 6° Año obtuvo el Primer Lugar en el Concurso Inter-escolar “Canto a la Reina de la Primavera”. En el Colegio del Estado (Secundaria) obtuvo nuevos premios. Estimulado por sus máximos triunfos estudiantiles participó en Juegos Florales Estatales y Nacionales. Su poema “COSTEÑA” (1954) fue el inicio de 38 Flores de Oro y de 6 premios en concursos internacionales, que le han brindado reconocimientos y honores en Guerrero, México, Baja California, Europa, Asia y América Latina. Su trayectoria como poeta le ha merecido reconocimientos nacionales e internacionales. Su obra poética forma parte de múltiples antologías y está editada por instituciones culturales y oficiales en 5 libros. A nivel mundial de los reconocimientos, dos de ellos han sido otorgados por la Academia Mundial de Arte y Cultura, por cuyo mérito es miembro vitalicio. Ha sido galardonado en dos ocasiones por el Estado de Guerrero con las medallas Juan Ruiz de Alarcón (1991) e Ignacio M. Altamirano (2004), y fue declarado Ciudadano Distinguido por los Ayuntamientos de Acapulco y Tijuana. Fue Presidente del XIX Congreso Mundial de Poetas 1999, primer evento literario del continente americano desde Acapulco. Recibió El Laurel de Oro de España, como promotor de la poesía universal, en 2004, y la Corona de Oro de Laurel (2006), otorgada a Leyva Martínez durante la Clausura del XXVI Congreso Mundial de Poetas de la World Academy Of. Arts and Culture, filial de la UNESCO, en Ulaanbaatar, Mongolia.



A pregunta expresa sobre ¿Qué le disgusta, en el ámbito literario? el doctor en literatura nos platica lo siguiente:
Tanto como disgustarme, sinceramente, nada.- Si acaso, contemplo con tristeza que brotan como maleza agrupaciones pseudo poéticas que argumentando novedosos y cantinflescos estilos, deforman el ritmo y mensaje de la poesía, olvidando los cánones elementales del acento melódico, la estética sinfónica del verso y utilizando modismos y disparates vulgares en un galimatías que sólo es para consumo de su autor, pero el peor absurdo es que existan negociantes de empresas editoriales que publican sin respeto al público lector y lo ahuyentan del placer que brindan los libros de la poesía que conmueve y deleita por su belleza escrita.

Quizás su tolerancia es lo que hace nos conteste así, misma que debe al paso a paso en el transcurrir de sus días como reflejo en el manejo de su gran sensibilidad que le permite percibir la esencia de la gente que le rodea, basado en esa sensación de satisfactor personal que le da el tener un espíritu en lucha constante pero en paz, dando a su semblante un rostro apacible, como de una suave vida, pero nunca de hombre débil, por el contrario es todo energía y fuerza interna.

Su gran pasión las letras inmiscuidas, 
en libros y más libros.

Quien tenga la oportunidad de conocer en persona a Manuel Salvador Leyva Martínez tendrá un encuentro muy grato que seguramente los llenará de tranquilidad, de una sensación de certidumbre como si ya lo hubiese tratado de tiempo atrás porque es un hombre sin poses, sencillo, claro que sabe lo que ha hecho y lo que vale y como todo ser humano también responde cuando se le agrede pero con una tranquilidad que apabulla y deja en muchas ocasiones sensaciones encontradas en la gente.
Como amigo es un ser que se da sin limitantes, como maestro no agrede orienta y te da con sutiliza pero implícita en gran firmeza sus comentarios y sugerencias para que sea cada alumno el que tome la decisión sobre sus puntos de vista y siga en el camino del crecimiento de las letras.

Leyva Martínez no grita, no le hace falta…, porque sus ojos que son muy expresivos lo hacen por él y quién lo conoce y quién no lo conoce sabrán lo que dicen.
Es incansable, la edad le ha dado esa seguridad para saber aprovechar el tiempo y no dormir pensando lo ha logrado todo. É,l busca seguir en la lucha diaria de la permanencia, va de congreso en congreso, de actividad en actividad y una cosa más que hay que reconocerle es que ha sabido ser congruente con su persona, con su estilo, con su ideal y ha mantenido una relación de años con su querida Raquel, su amada esposa, a quién cada año en su aniversario de bodas le regala un poema y con sus hijos y nietos en general, en quienes deja su amor y su esencia como cabeza de familia. Con las autoridades de gobierno en los diferentes niveles ha sabido llevar una relación de armonía y de respeto, respaldada ella en su valía como intelectual y hombre de letras sin dejar, por ello, de luchar abiertamente en su poesía por las clases más desprotegidas de su México querido además que sabe su aporte a la cultura del país y del mundo entero.

Su querida y amada, Raquel y el 
maestro Leyva Martínez


BENDITA SEAS (1998)

Bendita seas, Raquel, porque escribiste
el romántico libro de mi vida,
porque fue tu caricia conmovida
la anhelada ternura que me diste.

Bendita seas, mi Amor, porque venciste
con palabras de amor, enternecida,
los complejos de mi alma dolorida
y en versos, mi destino, convertiste.

Bendita seas, mi Bien, porque a tu lado
mi sangre, con amor, has prolongado
en mis hijos de rostro angelical.

Bendita seas, Raquel, por darme cielo
de tu fidelidad y tu desvelo
y el sol de tu sonrisa musical.

Cuando se le pregunta al Dr. Leyva, ¿cómo hombre, qué se debe a Usted? ocurrente como también sabe serlo y con su sonrisa elocuente aprovecha- por primera vez escucho una pregunta que da pábulo a exaltar la egolatría.- sin embargo y de verdad sólo puedo argumentar que soy deudor de mi mismo, que a mi avanzada edad estoy satisfecho de mi obra literaria y si algo ambiciono es el recuerdo de que a nadie causé daño y quedar en la memoria de quienes hereden mi apellido.

Pequeña muestra de su producción literaria.

Leyva Martínez dice que como hombre, le debe todo a la vida. Porque la vida es el laboratorio indispensable que conlleva satisfacciones y decepciones en nuestro tránsito terrenal, pero ambas cosas estructuran la arquitectura del destino humano y por lo que a mi talante respecta, cuento en mi haber con positivas y meritorias realizaciones en mi conducta privada y en el ejercicio público, lo cual se debe a que la vida me ha dado lo que merezco y como la vida me la dado Dios a Él le debo todo lo que soy.

A su familia, como hombre le debe bastante y no tiene con qué pagarle, empezando por la dicha de un hogar amoroso y de mucha riqueza filial, donde su adorada esposa Raquel, como él siempre la identifica, edificó un ambiente de comprensión y tolerancia conyugal que hasta el momento ha durado seis décadas. Obsequiándole en ese tiempo el tesoro de dos hijas y la prolongación de su nombre en dos varones formales y remata al decir, “mi gran deuda familiar la compensa su presencia permanente en mi corazón”.

Al preguntarle si deja ciertos eventos al destino para no afectarse emocionalmente, de inmediato asegura que es un “cuestionamiento ambiguo”- porque nadie concede nada al destino, si no que el destino depara el si o el no; emoción que motiva cualquier evento. Sus respuestas siempre son claras y precisas, no se anda por las ramas y conforme uno gana su confianza es fácil entablar una conversación rica en temas que domina muy bien, además el Dr. Manuel S. Leyva Martínez es un hombre muy actualizado en el devenir diario del país en temas, sociales, políticos, económicos y por supuesto en su gran pasión la literatura donde hoy es uno de los hombres fuertes de las letras a nivel universal.

1.- ¿Cuándo y por qué empezó a escribir?
R.- A los siete años de edad cuando cursé el primer año de estudios y a los trece años hice mi primer pensamiento poético, cursando el sexto de primaria, mereciendo el primer lugar en los primeros Juegos Florales de la Primavera, con el tema "La Mujer" en mis atisbos de mi palpitar adolescente.

2.- ¿Cómo ve a México, en el plano literario, en comparación a otros países?
R.- Nuestro país marcha a la vanguardia de la creación y producción de la obra literaria a nivel universal, con una pléyade de auténticos valores plenamente reconocidos.

3.- ¿Que son sus manos para usted?
R.- Son el principio hacedor de todos mis propósitos, la razón del amor que me brinda la dicha de dar, de recibir y de poder acariciar a mis seres queridos, las dos alas que atrapan y envuelven mi poesía y las dos flores de plegaria en mi comunicación con Dios.

4.- ¿Que significa para usted una hoja en blanco?
R.- La maravillosa oportunidad de convertirla en mensaje de amor, en clarinada primaveral de fraternidad, en trino sustantivo de amistad y en correo virtual de mis poemas.

5.- ¿Su familia, que papel juega en su entorno?
R.- Sin pensarlo y con absoluta seguridad, mi familia es la aurora y el sol de medio día en mi entorno privado con extensión al espacio público, que necesariamente es el eslabón que conforma mi existencia diaria.

6.- ¿Le satisfacen o le molestan, lo halagos?
R.- Los halagos molestan cuando son inmerecidos y pronunciados por aduladores que abusan del exhibicionismo y que es muy fácil detectarlos siendo adulto sereno, y cuando los halagos son sencillos pero expresivos, satisfacen el ego de quien los recibe.- En lo personal me enorgullecen los comentarios elogiosos de familiares y amigos cuando son acompañados de una crítica certera que me hace poner los pies sobre la tierra.

7.- ¿Es fácil identificar, al oportunista que se quiere hacer publicidad con su persona?
R.- Todo individuo oportunista se detecta fácilmente por su pretensión exhibicionista y la publicidad que se hace es pompa de jabón o canto sin eco.- Nunca he dado importancia a petulantes o plagiarios del elevado crédito ajeno.

8.- ¿Qué significa para Usted, haber cruzado fronteras a pesar de las barreras del idioma?
R.- Significa la culminación de mis inquietudes como orfebre del verso y comprobar que el idioma de la poesía es el pasaporte mundial que concede satisfacciones cimeras al haberme distinguido en el lejano y asiático país de Mongolia en la ciudad de Ulaambattar, con el codiciado galardón de la "Corona de Oro de Laurel", como poeta laureado universalmente, reconocimiento otorgado por la Academia Mundial de Arte y Cultura, perteneciente a la UNESCO.

9.- ¿Qué valor tiene para Usted un reconocimiento?
R.- Un valor incalculable porque estimula y fortalece espiritualmente y es motivador de fértil superación humana, tanto para quien lo ofrenda como para quien lo recibe, sobre todo si es testimonio en vida.

10.- ¿Son los años, o es su espiritualidad lo que lo hace ser una persona tan equilibrada?
R.- La espiritualidad es un atributo congénito del ser humano e indudablemente crece y adquiere mayor equilibrio con el bálsamo de la experiencia que propician los años.

11.- ¿Su sensibilidad, de donde proviene?
R.- Considero que mi sensibilidad proviene de la vivencia cotidiana, del mismo quehacer que realizamos para sobrevivir y del afecto o trato de la familia y comunidad social que me rodea.

12.- ¿Su mirada de apacibilidad, a quién se la debe?
R.- Incuestionablemente y por comentarios de familia a mi madre Lorenza y creo que mucho contribuye la serenidad y comprensión de mi esposa Raquel, ambas ejemplares mujeres que modelaron mi existencia.

13.- ¿Su vida la considera plena?
R.- No totalmente... Con mi familia si es plena, pero el anhelo de todo poeta pensante en la felicidad de todos los seres que pueblan la tierra, de que no haya guerras fratricidas ni gobiernos violadores de la Ley y explotadores insaciables del pueblo, de que no exista miseria si tenemos tantos recursos naturales y de que vivamos todos juntos bajo un templo de paz, puedo afirmar que mi vida no es plena.

14.- ¿Que tan importantes y necesarias son las palabras, para la paz?
R.- Las palabras sobre la Paz, son de capital importancia para la feliz convivencia humana.- Son la positiva convocatoria, por mínima que sea, para que la fraternidad impere en todos los ámbitos del universo.- Tienen y deben ser la virtud que interprete el amor en su máxima expresión y esencialmente cumplen con la celestial misión de los Diez Mandamientos.- Corresponde por obligación y derecho a todos los poetas e intelectuales elevar a los cuatro puntos cardinales el evangelio de la Paz, para que el universo viva y dure en comunión de fe y amor universal.

15.- ¿Dónde le gustaría estar, cuando ya no esté?
R.- En primer lugar y de corazón lo manifiesto, me gustaría estar en el pensamiento de mis generaciones de sangre, en la memoria de los amigos y parientes de mi cuna natal y lógicamente en la lectura de mis libros, anhelando que el búcaro de sus páginas humedezcan lo ojos de toda mujer ilusionada y oriente a los hombres de cómo se ama en la vida si en sus labios palpita una poesía.

16.- ¿A quién considera que no le ha escrito y le gustaría hacerlo?
R.- Sólo me falta escribirle a Dios, desde mi tumba.- Perdón esta frase metafórica, se me ocurrió, porque en mis ochenta años de edad, mi pluma ha sido tan intensa y extensa que ha versado sobre infinidad de temas verídicos y argumentos fantasiosos que, seguramente, sólo me falta escribir sobre los insondables misterios del más allá.

Manuel Leyva Martínez actualmente es Asesor Vitalicio de SIPEA, Sociedad Internacional de Poetas, Escritores y Artistas, A. C. SIPEA está afiliada a la World Academy of Arts and Culture, aprobada por la UNESCO y cada año éste destacado Organismo Universal hace la selección de determinado País en los cinco Continentes, para que se realice el Congreso Mundial de Poetas, al que asisten varios miembros de SIPEA. Es Presidente de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística, correspondiente Tijuana del (2005 al 2008) y miembro del Consejo Ciudadano de Cultura del H. Ayuntamiento de Tijuana (2006-2009).


Uno de los logros de trascendencia de vida es haber concretado finalmente la Institución Manuel Leyva tomando protesta en octubre pasado de la mesa directiva en Tijuana, Baja California, México, en gran medida a una ardua labor que ha llevado a cabo una mujer dinámica, imparable, llena de vitalidad, de sensibilidad, de una hermosa sonrisa, y bellos ojos quién ha heredado en gran medida el talento en el mundo de las letras de su señor padre, ella es Elizabeth Leyva Rivera impulsora de la misma, que tiene como uno de los principales fines impulsar a los jóvenes dentro del mundo literario.


Mágica vida la de Don Manuel Salvador Leyva Martínez, que vive intensamente cada momento de su vida al lado de una familia muy unida, de amigos permanentes en diferentes rincones del mundo, rodeado e inmerso en gran cantidad de libros y en búsqueda constante por un mejor mundo para todos, que deja plasmado en sus versos, es su platica y en sus acciones. Felicidades, maestro Leyva, por ser parte de las letras universales.

Con una querida poeta Elizabeth Rivera
y el maestro Leyva

Carlos M. Valenzuela Quintanar
cm_valenzuela@hotmail.com


Fuente: http://sociedadvenezolana.ning.com/forum/topics/manuel-leyva-martinez